Colombia
Escándalo en Colombia: Uribe involucra a Santos en el caso Odebrecht
También lo acuso de otorgar beneficios a empresarios cercanos y de contratar a un hacker.

La política colombiana está convulsionada desde esta mañana por una serie de declaraciones explosivas emitidas vía Twitter por parte del ex presidente Álvaro Uribe en las cuáles acusa al actual mandatario Juan Manuel Santos de otorgar negocios a empresarios afines, de que sus hijos aceptan dádivas y de estar involucrado en la trama Odebrecht, constructora brasileña investigada por corrupción en Nueva York. 

Uribe, rival acérrimo de Santos, quien fuera su sucesor, comenzó la mañana con una serie de tweets incendiarios como respuesta a una declaración del presidente colombiano, quien en radio Caracol dijo que los hijos de Uribe se habían reunido con ejecutivos de Odebrecht.

La trama de la constructora está creciendo en todas las latitudes. En México hay una investigación en curso que lleva la Secretaría de la Función Pública y que tiene que ver con sobornos pagados a Pemex durante la administración de Emilio Loyoza. El caso golpea a la constructora ICA que se ha asociado a Odebrecht.

Uribe replicó sacando a relucir, además del caso Odebrecth, varios otros temas por los que la oposición critica la gestión de Santos, desde el caso de la supuesta contratación de un ‘hacker’ en la campaña presidencial de 2014, pasando por la adjudicación del Canal UNO a empresarios allegados a Santos, hasta escándalos de corrupción del actual gobierno colombiano protagonizados por las firmas Saludcoop y Caprecom.

“Santos: usted ocultó reunión con Odebrecht, ocurrida cuando ya se sabía del escándalo. La de mis hijos fue antes, conocida y no de negocios”, escribió el expresidente en la red socia.

“Santos, no utilice a mis hijos para ocultar el montaje del hacker o el contrato con su amigo judío Shlomo Ben Ami”, agregó.

Uribe fue el gran promotor de la carrera política de Santos ya que lo promovió en el gabinete cuando era presidente y luego lo lanzó a la presidencia. Cuando Santos fue electo y comenzó a suavizar su agenda con las FARC se detonó la relación con Uribe y quedó en evidencia que tan diferentes son.

Uribe representa a los grandes productores del interior colombiano, una sociedad conservadora, que sufrió a las FARC y que es implacable en su persecución. Santos, en cambio, es un exponente de la aristocracia bogotana, un tecnócrata educado en el exterior y con ideas liberales.

Son los dos modelos que desde hace cinco años se disputan el poder en Colombia y que ahora tuvieron un nuevo round. Esta vez, con mayores efectos colaterales.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.