bancos
El gobierno ahora impulsa el regreso de los créditos en dólares
La presidenta del Santander anunció una línea de crédito para pymes exportadoras y el Central estudia flexibilizar la normativa.

A principio de su gestión, el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, flexibilizó la normativa sobre los préstamos en dólares para robustecer la demanda de crédito en moneda extranjera y descomprimir la demanda de pesos. Es que la normativa era muy estricta para prevenir el riesgo de “descalce” de monedas.

Este término, que se usa en el mundo de las finanzas para describir la situación de quienes tienen compromisos en una moneda e ingresos en otra, se volvió muy popular luego de que los deudores hipotecarios quedaran sin capacidad de repago tras la devaluación de 2002 y el Gobierno tuviera que recurrir a la famosa pesificación asimétrica.

Hasta entonces los bancos solo podían prestar dólares a los exportadores, los únicos con ingresos directos en divisas. Sin embargo, por esta resolución del Directorio del Banco Central la norma se amplió para quienes tuvieran ventas en el exterior pese a no ser en sí mismas empresas exportadoras.

Así, en lo que va de 2016, los créditos en dólares subieron 6.000 millones, precisó el presidente del Banco Central en la presentación del Informe de Estabilidad Financiera de esta semana. Los principales beneficiarios fueron las empresas internacionales y los productores agrícolas que aplicaron los créditos a la compra de maquinaria mayoritariamente. “Fijense que cuando un productor va a un préstamos en dólares libera esos recursos para un crédito en pesos”, dijo Sturzenegger ampliando el alcance de los beneficios.  

El gobierno ahora impulsa el regreso de los créditos en dólares

Con esta expansión, el sistema financiero logró intermediar la totalidad de los depósitos en moneda norteamericana que había al 17 de diciembre de 2015, e incluso más. No obstante, producto del ingreso de capitales del exterior y del Blanqueo, ahora los bancos tienen cerca de 12.000 millones de dólares que podrían prestar pero solo a aquellos con capacidad de generación de dólares.

Esto genera presión por el lado de la oferta de créditos en dólares pero no fortalece le demanda de créditos en pesos que encuentra que la tasa de interés es prohibitiva. En este sentido, la presidenta del Banco Santander, la española Ana Botín, anunció ayer en una reunión con Mauricio Macri en la Casa Rosada que lanzará una línea de crédito exclusiva para pymes exportadoras con tasas de interés a partir del 2% en dólares.

Hasta el primero de abril de 2017, los bancos tienen 7.000 millones de dólares a tasa cero. Por los depósitos a plazo fijo actualmente remuneran entorno al 0,1% anual. De esta forma el Santander tiene margen de ganancia, pese a tratarse de tasas sustancialmente más bajas de las presentes.

De la reunión en la que se anunciaron $20.000 millones de inversiones, también participaron el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger y el presidente del banco Santander Argentina, Enrique Cristofani. Según fuentes oficiales, no se abordaron temas tan particulares como el excedente de capacidad prestable en dólares, sino cuestiones de macroeconomía. 

El gobierno ahora impulsa el regreso de los créditos en dólares

No obstante, el mismo Sturzenegger había ratificado días antes estar estudiando la posibilidad de volver a flexibilizar la normativa y extender el permiso de prestar divisas para proyectos que aumenten la capacidad productiva del sector exportador o bien a proveedores de exportadores que cuenten con contratos dolarizados.

“Una operación que hoy no podría hacerse es una inversión en riego, o una empresa que hace sistemas de riego para el campo, porque ya es un proveedor de ese productor (que quedó incluido en la nueva normativa), que por supuesto está en la cadena de transables”, ejemplificó Sturzenegger sobre los sectores a los que estudian ampliarles el crédito de largo plazo y a tasas bajas.

“Me parece que es un tema para abordar y lo estamos pensado”, precisó Sturzenegger.

De momento la modificación de la norma está en estudio y no tiene fecha. El desafío, reiteraron fuentes oficiales, es “Evitar el ‘descalce de monedas’ que tantos dolores de cabeza trajo en el pasado”, es decir que los créditos en divisas en el mercado interno solo serán para aquellos que puedan demostrar un flujo de ingresos en dólares.

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.