UIA
Sturzenegger defendió sus altas tasas de interés ante los industriales
Ante un público al que calificó como su “crítico más acérrimo”, aseguró que su política es la que más le sirve a la industria.

Con una presentación leída como es política del Banco Central, su presidente, Federico Sturzenegger, replicó cada uno de los reproches de los industriales: las altas tasas de interés que encarecen el crédito y el tipo de cambio atrasado.

De hecho, agradeció la invitación a la 22ª Conferencia de la Unión Industrial Argentina (UIA) para generar una instancia de diálogo con la gremial industrial a la que calificó de “tal vez, el crítico más acérrimo” de su política monetaria.

"Atacar la desinflación es atentar contra el crecimiento y nuestra capacidad productiva, tan central para tener una industria sana y pujante", mencionó el titular del Banco Central. Sturzenegger completó que "la inflación elevada erosiona el crecimiento estructural o potencial al que puede aspirar a crecer una economía a lo largo del tiempo".

'El diagnóstico es claro: en tanto la tasa sea negativa es imposible que haya depósitos, sin depósitos no hay crédito. Así, el crédito se torna inevitablemente raquítico' respondió Sturzenegger a la crítica por la alta tasa de interés.

En primer lugar, Sturzenegger apuntó a “dos factores exógenos que a nuestra gestión que influenciaron el ciclo productivo del año": la desacumulación de inventarios, que el Indec cuantificó en una contracción del 2% de la economía en el primer trimestre, y la caída de la economía de Brasil, que repercutió en la pérdida del 0,8% del PBI para la economía Argentina.

Acto seguido, defendió su política monetaria frente a la crítica expresada horas antes por el Economista en Jefe de la UIA, Diego Coatz, acerca de cómo las altas tasas de interés desalientan la inversión productiva y estimulan la inversión especulativa.

En este punto, Sturzenegger aseguró que la política inflacionaria que él encabeza “conocida como régimen de metas de inflación” es “la que mejor le sirve a la industria” porque la inflación distorsiona los precios y hace que no se puedan hacer proyecciones de inversiones de largo plazo, lo que implica que además muchos de ellos nunca se concreten.

Sturzenegger defendió sus altas tasas de interés ante los industriales

Además, pidió a los presentes que reflexionen sobre el efecto redistributivo regresivo de la inflación “que tuvimos este año y los último le lleva el 20% de los ingresos al decil más pobre y el 3% al decil más alto.”

A la vez, retrucó que el 85% de los países que lograron sostener la tasa de inflación debajo del 20% anual lograron tener crecimiento económico sostenido por lo cual descreyó del supuesto costo en términos de producción de tener una política antiinflacionaria. “Nadie ha logrado demostrar que esos costos existan para el caso argentino. Aun si existieran, son altamente superados por los beneficios de la estabilidad de precios”, dijo tajante.

No solo negó el argumento industrial, sino que retrucó y preguntó “¿Qué pasa si algún sector se desvía de la evolución de los precios de la meta de inflación?” Para el presidente del Banco Central, el sector automotriz subió los precios 3,2% y con eso logró sostener las ventas; mientas que el cemento “sigue desconectado” y subió los precios 3% en mayo, julio y septiembre. Y le fue como lo fue. Es uno de los que peores resultados tuvo este año.

'Es un error subir los precios por las dudas… con sus obvias consecuencias”, dijo Sturzenegger excuplándoses y poniendo la responsabilidad del desempeño en las decisiones de cada sector.

“Es un error subir los precios por las dudas… con sus obvias consecuencias”, dijo Sturzenegger excuplándose de las críticas y poniendo la responsabilidad del desempeño de cada sector en sus propias decisiones de precio.

Respecto del pedido de créditos blandos, Sturzenegger les sugirió a los industriales que entiendan que un crédito blando es un crédito que no remunera los depósitos y que, por lo tanto, desalienta a los depositantes y los incentiva a volcar sus ahorros fuera del sistema financiero. “El diagnóstico es claro: en tanto la tasa sea negativa es imposible que haya depósitos, sin depósitos no hay crédito. Así, el crédito se torna inevitablemente raquítico” y por eso en los países que se respeta al depositante, los industriales tienen abundancia de crédito.

Por último, Sturzenegger se refirió al tipo de cambio y aseguró que desde la salida del cepo, el peso ganó 25% de competitividad cambiaria frente al resto de los mercados y se comprometió a no manipular el dólar ni dejar que nadie lo maneje. Por lo que sostuvo que, con el tipo de cambio flexible, “no hay ni puede haber atraso cambiario.”

"Argentina alcanzará finalmente una inflación baja y estable, que esa inflación baja implicará un mayor crecimiento económico, que la menor inflación recuperará el crédito, y creará una sociedad con más igualdad de oportunidades y menores niveles de pobreza". "Será un esquema macroeconómico predecible, con menor costo del capital, y un tipo de cambio que no será artificialmente desviado de un nivel lógico, permitiéndole que actúe como amortiguador para la actividad económica. Un amortiguador, déjenme que les diga, que Argentina nunca supo construir", finalizó.

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.