UIA
Entre los industriales prima la impaciencia porque la economía no despega
La tasa de interés, el tipo de cambio y la apertura a China, generan las mayores dudas a los inversores.

“Hoy sé que el dólar va a estar más barato mañana si quiero importar maquinaria, que la tasa de interés  va a ser más baja si quiero financiarme y que hasta que no sepa qué va a pasar con China, no me conviene apurarme a invertir. Apuro tampoco tengo, con la maquinaria que tengo parada la mitad del día podría aumentar la producción sin invertir en capital”, se sinceró ante LPO un proveedor automotriz.

Esta es la lógica de muchos de los empresarios en la 22ª Conferencia de la Unión Industrial Argentina (UIA), que ven incentivos a postergar las decisiones de inversión hasta tanto se les aclare el panorama. Pero el “wait and see” no es la única estrategia. Hay sectores que han tenido un buen despeño y ya concretaron inversiones o decidieron adelantarse al crecimiento que esperan para el año que viene y que Prat Gay prometió que será del 3,5% o más.

“A nosotros junto con las concesionarias este año nos fue aceptablemente bien en relación con el resto y para el año que viene esperamos que las ventas repunten”, dijo a LPO Javier Mosca, gerente de proyectos de la fábrica Motomel.

'Aunque sigue primando la expectativa respecto al futuro, entre los industriales se ve la impaciencia y la desilusión. La caída de la actividad fue mucho mayor a la esperada y los plazos se siguen alargando', dijo un consultor en BI a LPO.

“Por eso ayer le anunciamos a (el ministro de Producción, Francisco) Cabrera dos inversiones por 120 millones de pesos, una para ampliar nuestra planta y otra para una nueva línea que esperamos poder presentar antes de abril. Nosotros no nos dejamos llevar por la coyuntura para decidor una inversión. Tenemos un horizonte a cuatro años y si la situación unos meses es un poco mejor o un poco peor no altera nuestro programa”, agregó el empresario de las motos.

“Entiendo igual al que prefiere esperar a ver qué pasa con China. Pero si sabemos que va a haber una política de protección de la industria, no de cierre de mercado que es otra cosa, nosotros invertimos para estar en condiciones de competir”, continuó Mosca.

“Lo que necesitamos en todo caso es que haya una coordinación de parte de los funcionarios en la que se decida qué se va importar y qué vamos a producir. Porque si el importador luego pone un amparo y logra importar, es lógico que el industrial se sienta el más tonto por haber hecho el esfuerzo para que elijan comprar afuera. Con China nadie puede competir”, evaluó el industrial.

LPO también conversó con un consultor de business intelligence (BI) quien consideró respecto de las ponencias de los funcionarios que “fueron buenas, mucho se dice sobre el futuro y está bueno mirar para adelante; pero faltó autocrítica respecto de lo que pasó este año y aunque sigue primando la expectativa respecto al futuro, entre los industriales se ve la impaciencia y la desilusión. La caída de la actividad fue mucho mayor a la esperada y los plazos se siguen alargando”.

Mosca coincidió con el diagnóstico del consultor de BI. “Creo que antes de sembrar, hay que limpiar el campo de piedras y el cambio que están haciendo es enorme. Son muchas las piedras”, consideró el industrial.

Hasta ahora se negaron a ver que no basta con ser ellos para que haya inversión. Recién ayer con las medidas de Cabrera vimos políticas tendientes a corregir los problemas de competitividad sistémica, dijo un directivo de la UIA a LPO

“Y hay impaciencia por ver los primeros brotes. Considero que al ir corriendo la zanahoria al segundo semestre y ahora a fin de año buscaron no dejar caer las expectativas”, respondió Mosca respecto de la sensación que tienen los industriales respecto a la dilación de la reactivación.

Un directivo de la UIA, que prefirió el off, aseguró que el gobierno anterior tenía una política industrial marcada por la ideología. “Hubiera creído que en un gobierno de CEOs se iba a imponer el pragmatismo, pero no. En un punto resultaron ser más ideológicos que los anteriores. Se creyeron que solo por ser ellos el oficialismo, iban a llover las inversiones y no fue así”.

“Hasta ahora se negaron a ver que la realidad les mostró que no, que no basta con tener empresarios en el gobierno para que haya inversión. Recién ayer con las medidas anunciadas por Cabrera vemos políticas más concretas tendientes a corregir los problemas de competitividad sistémica. Ojo que está bueno hablar de esto que antes con Kicillof no se hablaba y solo se hacía foco en la productividad puertas adentro”, agregó el directivo.

“El problema es que sigue primando lo ideológico. Están desmantelando el polo industrial de Tierra del Fuego confiados en que los factores se acomodan solos. El que se mudó con su familia de La Rioja a Río Grande con su familia y hoy se queda sin trabajo no se acomoda solo. Hace falta coordinación previa para no llegar tarde. No hay necesidad de librar las industrias a su suerte y perder lo que se hizo en la década pasada”, concluyó.

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.