déficit
Los economistas ortodoxos acentúan las críticas al plan económico
Carlos Rodríguez y José Luis Espert cuestionan el gasto público y la deuda. Las Lebacs también en la mira.

El economista liberal José Luis Espert no se cansa de advertir que Cambiemos pegó el volantazo a tiempo para evitar caer en otra crisis económica y que no hay consciencia del desbarajuste que hubiese sido continuar con el cepo cambiario, precios relativos distorsionados y el financiamiento del déficit fiscal con emisión monetaria.

Del mismo modo, repite que el problema de fondo es el déficit fiscal y que si hay algo que Cambiemos no está dispuesto a cambiar es el costosísimo peso del sector público sobre el sector privado, que se traduce en una presión tributaria que supera el 50%. Ni eso ni la mala costumbre de gastar más de lo que ingresa y hacer que el sector privado lo pague, ya sea en el momento mediante inflación; ya sea en el futuro mediante intereses de deuda.

"Lo que Cambiemos no negocia, como toda la clase política, es que el gasto público no se baja", denunció el economista en una columna en Infobae, a la vez que advirtió que Macri con este ritmo de aumento del gasto público va rumbo al récord histórico de déficit público en 2016, que "llegaría a los $655.000 millones o 8.3% del PBI, 1.3% del PBI mayor que el de 2015 y el más grande de los 56 años que han transcurrido desde 1961..."

"Lo que Cambiemos no negocia, como toda la clase política, es que el gasto público no se baja", denunció Espert a la vez que advirtió que Macri va rumbo al récord histórico de déficit público en 2016.

Y en este punto, Espert remarca que el Gobierno solo está repitiendo el movimiento pendular entre financiamiento con emisión (que terminó en la hiper) o con deuda al mejor estilo Menem o Martínez de Hoz; pero no está atacando el problema de fondo. Por el contrario, el economista resaltó que en lo que va de 2016 ya hubo tanto déficit como en 2015 y que de ninguna manera el año que viene, dado que es un año electoral, el Gobierno va a lograr la disciplina fiscal necesaria para pagar con recursos del Tesoro el exceso de gastos del Tesoro.

Esto es lo que algunos economistas denominan como Plan "Pague Dios", un sacar provecho en el corto plazo de que la relación deuda/PBI es relativamente baja y permite emitir deuda con la que tapar la brecha fiscal. Desde luego la deuda se toma con la promesa de reducir la brecha y generar mañana los recursos suficientes para su repago, pero luego no se ordenan las cuentas  se entra en el plan de tomar deuda con la que pagar los intereses de las deudas anteriores.

"Pague Dios" también es el término elegido por el profesor y economista del CEMA Carlos Rodriguez para referirse a la conjunción de deuda externa que toma el Tesoro y que luego se la coloca al Banco Central para que esterilice el excedente de pesos con una fiesta de Lebacs. "Lo digo por la deuda en su conjunto. Se duplica la deuda cuando además de los intereses que se tienen que pagar en dólares se suman los costos de la deuda en pesos que asume el Banco Central con la tasa de interés de las Lebacs. Es doble costo de endeudamiento para cubrir un nivel de gasto púbico que es infinanciable", dijo el economista a LPO.

"Por supuesto que se termina la paciencia. A la población hay que decirle la verdad y ellos no hablan de un modelo, cambian las palabras y te dicen que tienen' flotación libre' en el mercado de cambio cuando el Tesoro le está colocando dólares al Banco Central. Eso no es 'flotación' sino 'discrecionalidad'. (Federico) Sturzenegger dijo que la recesión comenzó en septiembre de 2015 para echarle la culpa a Kicillof, que conste que no es santo de mi devoción; pero los datos revisados del Indec dicen que la recesión comenzó en abril. Con gente así no se puede discutir un modelo, no hay diálogo posible", aseguró preocupado Rodriguez.

"Hay muchos antiperonistas acérrimos que les aplauden cualquier cosa y nos dicen 'Como sea, hay que aguantar. Hay que aguantar'. Lo mismo nos decían con De la Rua. Pero no hay que aguantar. Somos intelectuales, y nuestro trabajo es hacer ciencia y hablar con la verdad. Y la verdad es que hablan de inflation targeting y una meta de 17% para el año que viene basada en deseos y no en datos. Cuando voy a los números, todos los indicadores hablan de inflación de 32% al 42%. De hecho todo lo que hace a los ajustes del Estado y los prestadores del Estado ajusta del 35% para arriba. Es un permanente doble estándar o doble discurso, un 'Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago' y sí se agota la paciencia, cansa y preocupa", concluyó el autor del reciente estudio publicado en el CEMA que muestra que la presión fiscal para los que pagan todos sus impuestos supera el 70%.

"Dijeron que iban a ser un Gobierno liberal, que iba a bajar la enorme presión tributaria. Y ahora proponen un nivel de gasto insostenible. Insostenible al punto que dudo que puedan llegar con este ritmo a la mitad de su mandato. Y para poder financiarlo quieren subir Ganancias y poner un impuesto a la Herencia. Es todo lo contrario a lo que dijeron . Yo los voté, pero con otra idea", reconoció el profesor.

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 1
    monica brogno
    25/10/16
    07:34
    Todo muy entendible los argumentos, pero por que no les explican a los planeros, los sindicalistas, gobernadores, intendentes y demás que se dejen de pedir plata!!??
    Responder