Presupuesto
El crecimiento de la deuda monopolizó la presentación del equipo económico en el Congreso
Los funcionarios de Prat Gay creen que se puede seguir saliendo a los mercados. Las dudas en el mercado.

¿Cuánta deuda externa tomó Argentina este año? ¿Cuánto pautó para el año próximo? ¿Nos encaminamos a una crisis de deuda? Los funcionarios del Ministerio de Economía debieron responder a esas consultas durante su exposición del presupuesto en la Cámara de Diputados, pero no dejaron conformes a nadie.

Hasta la comisión de presupuesto llegaron los secretarios Pedro Lacoste (Políticas y Planificación de Desarrollo), Gustavo Marconato (Hacienda) y Luis Caputo (Finanzas) y el subsecretario de Programación Macroeconómica, José Luis Maia.

Cada uno expuso las pautas para 2017 y Caputo insistió en que no es tan grave financiar un déficit que parece quedarse por mucho tiempo y financiarse con deuda externa.

“Es menor de lo que se dice”, intentó tranquilizar el secretario de Finanzas y prometió un alcanzar un “un ratio de deuda con respecto a los privados y organismos multilaterales de crédito que superará escasamente el 25 por ciento" del Producto Bruto Interno (PBI).

Admitió que este año se llevan emitidos US$ 16.200 millones: US$ 9700 para pagarles a los holdouts; US$ 2900 en el mercado interno y US$ 3600 Letes, como se denomina a las letras en dólares que vende el Ministerio de Economía.

Pero según sus cálculos, expuestos en un powert point, la deuda total externa del país no supera el 52%, con el 24.5% de privados; una mejor posición más saludable que los países de la región. 

El crecimiento de la deuda monopolizó la presentación del equipo económico en el Congreso

Caputo apeló a la ya repetida tesis oficial de que hay margen para endeudarse sin riesgo “los primeros dos años”, para luego, en los últimos dos años de la gestión, sí crecer sin déficit.

Pero a pocos les convence, sobre todo porque el presupuesto de 2017 prevé un déficit del 4.3% del PBI y, aún así, un financiamiento externo por hasta 15 mil millones de dólares, según confirmó ayer Prat Gay en New York. Ante los Diputados, Caputo estiró el endeudamiento estimado hasta US$ 18.500, "pero la mitad tomada en el país".

A esa cifra se suman avales para tomar deuda por obras públicas que elevarían el endeudamiento de Nación y Provincias a US$ 40 mil millones.

Y por si fuera poco, otro powert point de Caputo admitió vencimientos de capital por US$12 mil millones para 2017, que tal vez deban financiarse con nuevas emisiones en el exterior.

En el mercado no comparten la confianza de Caputo. “Si no se reduce el déficit fiscal, se podrá tomar deuda este año, pero en 2018 volverá a una crisis”, le dijo un operador a LPO.

En la city tampoco convencen las deudas internas, mediante letras del Banco Central o del propio Ministerio de Economía, un mecanismo utilizado para fondearse este año. “Son de baja calidad y no solucionan el problema”, interpretan.

Caputo opina exactamente lo contrario. “Uno de los problemas históricos del país es que se endeuda en el exterior y queda rehén de los shock externos. Es nuestra prioridad promover el ahorro a largo plazo y conectarlo con proyectos”, anunció.

Y tomó como ejemplo Perú, “que en 2001 tenía el mismo ratio de deuda externa que nosotros y hoy tiene la mayoría de su deuda en soles”, comparó.

Los diputados exigieron a Caputo más fundamentos a su optimismo. “¿Cuál es el aumento de ventas al exterior para saldar este déficit? Tengo estudiado que las exportaciones en Argentina no siempre crecen con la devaluación”, desafió el kirchnerista Axel Kicillof .

No esperaba tener de aliado al diputado del PRO Eduardo Conesa, crítico de la política económica del Gobierno. 

“Siempre hablan de la deuda por el PBI, pero está mal: hay que compararla con las exportaciones, que es la fuente de divisas. La diferencia entre deuda y capacidad exportadora fue lo que nos llevó al 2001”, comparó. Los funcionarios no le respondieron.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.