Brasil
Ahora afirman que Argentina se beneficiará del rebote brasileño
Los mercados apoyan a Temer. Las inversiones vuelven a Brasil y el rebote empujaría a Argentina.

A penas se confirmó la salida de Dilma Rousseff de la presidencia de Brasil, la bolsa paulista mostró un repunte y al día siguiente no dejó de subir, a pesar de que no fue una verdadera novedad y los mercados ya daban por descontado el resultado del Juicio Político a la ex presidenta.

Por eso, pese al escándalo del Lavajato y la depresión económica, en el país vecino las tasas de interés siguen más bajas que en la Argentina, incluso si se tiene en cuenta que enfrenta un mayor porcentaje de deuda sobre el producto interno bruto (PBI). Y con la ayuda del Brexit, cuando la sed por rentabilidad de los capitales mundiales viró al Cono Sur, el preferido de los inversores Brasil, pese a los intentos de Macri de generar mayor atractivo para la Argentina.

"La llegada de capitales a Brasil se evidencia en el tipo de cambio. El real, que con la devaluación de fines de 2015 superó los 4 reales por dólar, hoy está 3,24 y bajando. El año que viene va a llegar a 2,70 y con esto van a mejorar sustancialmente las empresas con altas deudas en divisas como Petrobras. Dato que se confirma al ver que pese a la caída del petróleo, las acciones de Petrobras no caen", dijo a LPO el analista de mercados, Francisco Uriburu.

Ya hay dos índices que revirtieron y dan señal del rebote de Brasil: inversiones y actividad industrial. Los capitales lo apoyan y van a ayudarlo a despegar. Argentina va a levantar después como cola de barrilete, afirma el analista Uriburu.

La consolidación de Michel Temer en la presidencia hasta 2018 y su gabinete ortodoxo en materia económica genera confianza en los mercados. En efecto, la bolsa de San Pablo se ubica sostenidamente por encima de los 58.200 puntos. 

Pese a que Argentina tiene una mejor relación deuda externa-PBI, tiene mayores costos laborales, mayor presión tributaria y no da muestras claras de haber frenado su caída. Y, aunque su carácter transitorio no le permita a Temer hacer grandes reformas, los capitales mundiales parecen confiar en su capacidad de congelar el gasto público. "Ya hay dos índices que revirtieron y dan señal del rebote de Brasil: Inversiones y actividad industrial. Los capitales americanos apoyan a Brasil como regional manager y van a ayudarlo a despegar. Argentina va a levantar después como cola de barrilete", agregó Uriburu.

Por su parte, el economista de la consultora Elypsis, Gabriel Zelpo, coincidió con el diagnóstico: "Soy optimista con Brasil. Ya es seguro que la caída hizo piso. La industria ya dejó de caer y aumentaron las ventas en los supermercados."  

El presidente Temer en su primer reuniónd e gabinete, tras haber sido designado para completar el mandato de Dilma.

Para Zelpo, el hecho de que Brasil no haya atravesado solo una recesión sino una depresión económica y que tenga tantos recursos ociosos le da margen para una sólida recuperación. "Además hoy en día su economía tiene mejores fundamentos. La razón de la depresión es que tomaron mucha deuda en dólares para infraestructura, fueron la niña mimada de los mercados internacionales, pero luego devaluaron para corregir el déficit comercial y muchas empresas quebraron. Hoy, con el real estable, tienen perspectivas de crecimiento y están revirtiendo el ciclo", explicó el consultor a LPO.

Consultado respecto de las perspectivas de crecimiento para la Argentina, Zelpo respondió que en Elypsis estiman que en 2017 el PBI crecerá 3,2% primero traccionado por el agro, y luego por la" muy fuerte respuesta" de la construcción a la obra pública y la recuperación.

Soy optimista con Brasil. Ya es seguro que la caída hizo piso. La industria ya dejó de caer y aumentaron las ventas en los supermercados, aseguró Zelpo.

Sin embargo respecto del fin de la caída, "Hay algunos síntomas, pero aun no está tan claro que ya hemos tocado fondo. Creo que en el cuarto trimestre sí se va a ver claro."

"Y el despegue de Brasil desde luego que ayuda porque es nuestro principal socio comercial, no solo en el rubro automotriz sino en en el grueso de manufacturas de origen industrial", concluyó el analista de Elypsis.

En efecto, actualmente la balanza comercial es fuertemente deficitaria por la acumulación de stocks en el país vecino que ingresan al país a precios competitivos, en especial vehículos, y la fuerte contracción de la demanda de bienes argentinos por la depresión económica que viene atravesando. "En la medida en que el real se aprecie y se robustezca la demanda de Brasil, el escenario va a mejorar", acotó Uriburu.

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 1
    mariano rey
    05/09/16
    18:15
    Jualiana fue a China a trerse un par de containers para el negocio familiar. Y Mauricio confundió la reunión con una gala en el Alvear. Después cuando dió su discurso dijo cualquier cosa. Verdaderamente el Jefe del mejor equipo en 50 años. A la hora de traer dólares para inversión ni hablar. Ni un mango por inoperante.
    Responder