Conflicto
Transportistas a Sheinbaum: "Pedir que movamos pasajeros con seis pesos es demagogia pura, es retórica barata"
La unión de transportistas no quitan el dedo del renglón y exigen un aumento de tres pesos en la tarifa base del transporte.

 El conflicto entre los transportistas y el gobierno de la CDMX continúa. En el capítulo más reciente, el Frente Amplio de Transportistas (FAT), reclamó que el aumento de un peso en el pasaje es insuficiente.

El jueves 9 de junio, la Secretaría de Movilidad de la capital anunció que el costo de la cuota base en los "micros" aumentaría un peso a partir del 15 de junio, a cambio, los operadores se comprometieron a usar uniforme, retirar los vidrios polarizados y dar mantenimiento a las unidades.

El día después, los integrantes del FAT han respondido que el aumento es casi risible e hicieron fuertes acusaciones contra el gobierno capitalino.

"Queremos informarles que nos hemos encontrado con un gobierno que nos violenta económica, social y políticamente. Un peso no resuelve el problema de fondo, un peso es insuficiente", manifestaron.

Tacharon a la administración de Sheinbaum de ser "tramposa y represora". Esta no es la primera vez que se da un choque entre ambas fuerzas, la riña se remonta al año 2019, en esa ocasión los transportistas rechazaron las medidas que el gobierno quería implementar en sus unidades: equipación de rastreo GPS, contadores y cámaras de seguridad, además de un empadronamiento en un registro de operadores.

Los transportistas exigen al menos 3 pesos de aumento en el boleto y bloquean accesos a CDMX

"Pedir que movamos pasajeros con seis pesos es demagogia pura, es retórica barata, esto que están realizando es una emboscada porque quieren que nos endroguemos. Ellos quieren administrar a su antojo los recursos que entren con los autobuses con la llamada tarjeta de movilidad integrada, a la que nos tendríamos que incorporar, y cuando no podamos pagar el gobierno se quede con los autobuses como ya lo está queriendo hacer", acusaron los transportistas.

Le queremos preguntar a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, que nos diga para ella qué somos nosotros, máquinas, cosas, somos invisibles o somos hologramas, porque para darle servicio a nuestras unidades tienen un costo a lo que se suma mantenimiento, pagos de derecho, el salario de los trabajadores y los demás gastos diarios que conllevan el servicio, no solo el combustible al que de manera dolosa se refirieron ayer, también tenemos familias, hijos que mantener como cualquier otro ciudadano de la CDMX o ¿nosotros no contamos?", remató el FAT

Llegar a una solución del conflicto aún se ve lejano, ambas partes no ceden en sus posiciones. El gobierno ya ha respondido que su prioridad es la economía familiar de los capitalinos y que por lo tanto el aumento que exige el FAT, que es de tres pesos, es imposible de realizar.

La encrucijada de Sheinbaum: Resolver el conflicto del transporte sin afectar el bolsillo de sus electores

Por otro lado, los operadores del transporte público concesionado argumentan que con el aumento de la inflación, el elevado precio de las gasolinas y el mínimo aumento en las tarifas en la última década, es imposible mantener a las familias que dependen de esa fuente de trabajo.

En 1995, el precio promedio de la gasolina era de 2.24 pesos y la tarifa en los camiones de 1.50. Para 2008, los precios eran de 7.01 para el combustible y de 3 para el transporte. Hoy el precio de la gasolina se encuentra en 22 pesos y el costo del transporte es de 5 pesos.Las cuentas, entonces, parecen darle la razón a los transportistas.

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.