Seguridad
Estallan las protestas en Monterrey por el caso Debanhi pero Samuel García sostiene a su secretario de Seguridad
Aldo Fasci permanece en el cargo. Reclamo social. Apuntan al fiscal general. Indicios inquietantes.

La crisis desatada por el hallazgo del cuerpo de Debanhi sacude por estas horas a Monterrey con múltiples protestas en el centro de la ciudad. En paralelo, la Fiscalía General del Estado informó que la joven murió a causa de una contusión cerebral. Son momentos de alta tensión para Samuel García Sepúlveda que ha reaccionado a la conmoción reuniéndose con los padres de la víctima y con múltiples representantes de colectivos feministas.

Fuentes del staff del gobernador confirmaron a LPO que de momento el secretario de Seguridad estatal Aldo Fasci se queda en el cargo. García tiene una relación casi familiar con Fasci quien permanece en la dependencia desde la gestión de Jaime Rodríguez Calderón.  

"Es una falla humana masiva, ahí estuvieron cuatro veces y no encontraron nada", dijo Fasci hoy viernes en referencia a que tras días de búsqueda infructuosa finalmente Debanhi fue encontrada a metros de donde desapareció.

En la óptica del gobernador, remover a Fasci no es opción porque la tragedia quedó fuera de su órbita de acción, que básicamente se enfoca en la cuestión policial. En cambio, el malestar con el fiscal Gustavo Guerrero ha crecido con el paso de las horas.

En Palacio de Cantera aseguran que la pesquisa en las instancias menores e intermedias de la Fiscalía fue desastrosa a nivel operativo y con un elemento adicional inquietante: el padre de la víctima dice que los videos donde aparece su hija momentos antes de la desaparición fueron editados. Esto encendió alarmas en el Ejecutivo estatal porque da cuenta de un altísimo nivel de corrupción en el organismo.

Estallan las protestas en Monterrey por el caso Debanhi pero Samuel García sostiene a su secretario de Seguridad

Si estuviera en poder del gobernador Guerrero ya estaría fuera del cargo. Pero para removerle se necesitan mayorías extraordinarias en el Congreso local y el fiscal es un hombre de los dos partidos que dominan el legislativo, PRI y PAN. Guerrero transita a la perfección con dos ex gobernadores de cada partido: Fernando Elizondo y Rodrigo Medina.

Para el círculo primario de García, el fiscal se ocupó más de proteger su imagen que de dedicarse de lleno a la desaparición. Pero de momento removerlo no es opción a no ser que se desate un fuerte clamor en la sociedad que pida por su renuncia. Eso le daría al gobierno de MC el envión para buscar algún acuerdo con los partidos de oposición.


Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.