Mercados
BlackRock amenaza con llevar a juicio a Argentina tras fracasar la negociación de la deuda
Los principales fondos de inversión acreedores de la deuda argentina culpan al presidente Alberto Fernández por la falta de acuerdo

 BlackRock, Ashmore, Fidelity y los otros diez fondos de inversión que integran el grupo AdHoc de acreedores la Argentina dieron por fracasadas las negociaciones por la deuda externa con el ministro de Economía del país, Martín, Guzmán, y responsabilizaron directametne al gobierno de Alberto Fernández por el fracaso.

Estos fondos anunciaron también que están dispuestos a litigar contra el país: "Dado el fracaso de las negociaciones de los tenedores de bonos, nuestro Grupo ahora está considerando todos los derechos y recursos disponibles a nuestro alcance como fiduciarios para los millones de ahorradores a los que servimos en todo el mundo", dijeron en un comunicado del grupo que asesora en estudio jurídico White & Case LLP.

Hasta el momento, incluso con el default materializado para el pago de los Credit Default Swaps, las partes se habían mostrado dispuestas a llegar a un acuerdo extrajudicial. Esta es la primera vez que desde el grupo que encabeza BlackRock -y por ende Larry Fink- se explicita la posibilidad de ir a juicio.

Tras caer en default técnico, Argentina advierte a los bonistas que mejorará la oferta por última vez

"A pesar de que realizamos mejoras adicionales a la propuesta, las autoridades han elegido permanecer en incumplimiento de pagos (default), incrementando los riesgos de deterioro económico en una economía que tiene necesidades urgentes de nuevas inversiones y acceso a los mercados internacionales de capital", añadió el grupo que desde abril participa en los intentos para un canje de deuda con Argentina. Un comunicado que llegó poco después de que Guzmán revelara la nueva propuesta del Estado, que se mantuvo en los 50 centavos por dólar y las contrapropuestas de los acreedores.

Vale remarcar que en su comunicado, el grupo Ad Hoc omitió mencionar a Guzmán y solo mencionó al presidente, quien en la última semana le pidió a su homólogo mexicano que intercediera por Argentina en las negociaciones con BlackRock.

Las propuestas de los acreedores

Las dos propuestas -la que presentaron conjuntamente el grupo Ad Hoc y los bonistas del Canje, y la de la de Grupo de Bonistas (GB) que encabeza Gramercy- tienen importantes diferencias en su composición, pero coinciden en que suponen un ahorro de 40.000 millones de dólares de intereses para la Argentina durante los próximos nueve años y despejan de vencimientos de capital al mandato de Alberto Fernández. Por lo que, con sus diferencias, rondan los 55 centavos por dólar de valor presente neto, a una tasa de descuento del 10%.

 La contrapropuesta del grupo GB exige un esfuerzo fiscal adicional del 0,2% del PBI y la de los Bonistas del Canje y el grupo Ad Hoc "representa solo el 0,3% del PIB de un año, distribuido en los próximos diez años", señalaron los acreedores. 

De acuerdo a los acreedores, el fracaso en las negociaciones se dio "a pesar de que presentamos una nueva propuesta con mejoras significativas focalizadas en aumentar el alivio del flujo de caja inicial que el presidente Fernández dijo que era prioritario para navegar los desafíos inmediatos que enfrenta su país, y al mismo tiempo garantizar la sostenibilidad de la deuda a largo plazo. Nuestra última y mejorada propuesta brinda un amplio espacio fiscal para que Argentina implemente políticas responsables para abordar los desafíos económicos y sociales inmediatos que enfrenta Argentina, incluso en respuesta a la crisis de COVID-19, al tiempo que preserva el valor para los tenedores de bonos internacionales".

En este sentido, los acreedores recordaron que su contrapropuesta implicó una reducción del 42% del cupón promedio, para que quedara a 3,6% anual "una tasa incluso por debajo de los soberanos mejor calificados en los mercados emergentes" y "Una combinación de cupones de efectivo particularmente bajos y extensiones de vencimiento ofrece un alivio de más de 23.000 millones de dólares en el período de 4 años, proporcionando un alivio efectivo a Argentina para el 90% de los pagos contractuales".

La contrapropuesta del grupo GB exige un esfuerzo fiscal adicional del 0,2% del PBI y la de los Bonistas del Canje y el grupo Ad Hoc "representa solo el 0,3% del PIB de un año, distribuido en los próximos diez años" por encima de los escenarios es estabilización macroeconómica delineados por Guzmán, señalaron los acreedores.

En este sentido, el presidente mismo respondió esta misma noche en declaraciones televisivas que "Haremos todo lo que tengamos que hacer, en la medida que eso no signifique un mayor esfuerzo para los argentinos".

Haremos todo lo que tengamos que hacer, en la medida que eso no signifique un mayor esfuerzo para los argentinos

"A pesar de que realizamos más mejoras a la propuesta, las autoridades han optado por permanecer en un estado de incumplimiento, arriesgándose a daños adicionales inmediatos ya largo plazo en una economía que necesita desesperadamente inversiones adicionales y acceso a los mercados internacionales de capital. A Argentina se le ha ofrecido una oferta de reestructuración de deuda integral y sostenible por parte de los mismos inversores que apoyarían al país en las próximas décadas. El gobierno se ha alejado de esa solución", señalaron en el comunicado.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.