Justicia
Pablo Gómez se enfoca en la reforma electoral y la UIF pierde litigios sobre cuentas congeladas
Claves y desidia detrás del descongelamiento de las cuentas del casino Big Bola. Pelea con Collado.

 El titular de la UIF Pabo Gómez concentra buena parte de su jornada laboral en la reforma electoral que pretende Andrés Manuel López Obrador. La consecuencia de ello es que la UIF está dejando de litigar expediente cruciales en el Poder Judicial, un abandono que favorece mayoritariamente a empresas y personajes como es el caso de los dueños del casino Big Bola, la familia Rodríguez Borgio.

Estos empresarios, protagonistas de media docena de acusaciones y escándalos, tenían sus cuentas bancarias congeladas desde la gestión de Santiago Nieto. Francisco Javier Rodríguez Borgio es un enemigo acérrimo de Juan Callado, a quien acusa de haberle quitado Caja Libertad y no solo eso, sino también a una compañera sentimental, cuando todavía Collado no despachaba desde el pabellón VIP del Reclusorio Norte.

Lo cierto es que a Gómez todo el costado procesal de su función le importa más bien poco. Alguna vez los abogados del organismo intentaron que este despierto al alba para participar de la preparación de audiencias clave pero el rechazo fue rotundo. De hecho, existe una orden expresa de no perturbarlo hasta las horas del mediodía.

Ante esta ventana de oportunidad, el Poder Judicial ordenó a la UIF desbloquear las cuentas de Francisco Javier Rodríguez Borgio. En 2012, se investigó a los hermanos Rodríguez Borgio por lavado de dinero en sus casinos, venta de combustible robado a ductos de Pemex, venta irregular del equipo de futbol Gallos de Querétaro, así como por el caso Juan Collado y la Caja Popular Libertad. 

La instrucción se dio mediante el Acuerdo 72/2022, que deja sin efecto el Acuerdo 143/2021, promovido por el antecesor de Pablo Gómez, Santiago Nieto.Las empresas que estaban incluidas en el bloqueo son: Comercial de Juegos de la Frontera razón social de Big Bola e Inmobiliaria JRB. El pasado 7 de abril, la UIF pidió a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) levantar el bloqueo de las cuentas, en ejecución del amparo 929/2021, concedido a Big Bola por un juzgado federal auxiliar con sede en Culiacán. 

La UIF ejecutó el amparo, pese a que a finales de marzo lo impugnó ante el Décimo Octavo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa. El 25 de abril, Pablo Gómez dio seguimiento, y envió un oficio al Tribunal Colegiado para desistir de su recurso, informando que ya había liberado las cuentas. Big Bola presentó el 9 de mayo un nuevo amparo, ahora contra el bloqueo de 55 cuentas bancarias. El 12 de mayo, la jueza Blanca Lobo se declaró incompetente para llevar el asunto en la Ciudad de México, y envió el expediente a un juzgado de Querétaro. La empresa asegura que las cuentas ya no están bloqueadas y el amparo sólo busca detectar posibles bloqueos derivados de demandas civiles o mercantiles.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.