Baja California
Crece en Morena la figura de Torres-Torija como el nuevo "hacedor de reyes" de la 4T en BC
El empresario es cercano a Poncho Romo y Polevnsky. Morena BC busca nuevos líderes en una era de orfandad, luego de Jaime Bonilla. Durazo, el Plan B.

Jaime Bonilla está advertido de que podría ser expulsado de Morena si vuelve a hacer comentarios como los que hizo después del "viernes negro", en los que aseguró la existencia de nexos entre el crimen organizado y la administración de Marina del Pilar. Desde entonces el senador se ha mantenido en silencio, con sus cadenas televisivas y de radio siendo la herramienta para mostrar su animadversión con la mandataria estatal.

Fuentes cercanas al exgobernador aseguran que busca adquirir al menos cinco nuevas estaciones de radio y una cadena de televisión más para expandir su poder mediático, aumentando el embate contra el Gobierno del Estado. Aunque el plan de retraer el bonillismo al PT y ser el empuje de una campaña presidencial de Gerardo Fernández Noroña parece estar en pausa, luego de la intervención del propio presidente López Obrador.

AMLO pidió durante una de sus mañaneras que Noroña fuese incluido en los procesos internos de Morena rumbo a la candidatura presidencial, lo cual desinfló a los bonillistas de causar un verdadero daño. Pues, por un lado, habrían utilizado la exclusión para tachar de herejes a los morenitas, pero también se hubiese justificado el golpeteo contra Marina del Pilar, en especial contra su esposo Carlos Torres.

Marina del Pilar se reunió con Adán Augusto para hablar de seguridad y bienestar en BC

Torres es un expanista que actualmente controla el Partido Verde en BC y con quien Noroña ha tenido graves intercambios públicos. Las mismas fuentes confiaron a LPO que el anuncio del Gobierno de BC sobre el pago de finiquitos al magisterio se trató de una cachetada con guante blanco a Bonilla y compañía, pues bajo su administración lanzaron tal promesa pero fueron incapaces de cumplir. Parte de las bases del PT están formadas por maestros de todo el estado.

Además, con este golpe Morena empezaría a construirse en BC lejos de Bonilla. Pero, ¿quién podría convertirse en el nuevo "hacedor de reyes" de la 4T, como lo fue en su momento Jaime Bonilla? Aun cuando la gobernadora Marina del Pilar es la líder natural para una gran parte de morenistas, crecen las dudas al interior del partido.  

Un nuevo hacedor de reyes

Hay quienes prefieren que alguien más dé rumbo a Morena, promoviendo a diferentes perfiles para las alcaldías y para las diputaciones locales y federales que se competirán en 2024. Negar a Marina la opción de decidir quiénes la acompañarán como los capitanes en la segunda parte de su mandato causaría fricción al interior del partido e incluso de la administración, por lo que la decisión es delicada.

Uno de los nombres que ya suenan como líder moral -lejos de la nula influencia de Ismael Burgueño- es Pedro Romero Torres-Torrija, empresario del estado cercano al presidente López Obrador. No sería la primera vez que su figura se perfila como un camino de unidad. Ya en 2020 lo fue, cuando se anticipaba un rompimiento en Morena por la candidatura a gobernador para 2021 que terminó ganando Marina del Pilar.

Pedro Romero Torres-Torija en medio de Gerardo Novelo y Arturo González Cruz.

Torres-Torija es reconocido entre la clase política como el impulsor de la reducción de impuestos en la franja fronteriza, una propuesta que presentó una joven Marina del Pilar en 2018, entonces diputada federal. Su cercanía con Palacio Nacional, su familiaridad con el empresariado estatal y su amistad con quien es visto como el líder de Morena en el norte del país, Alfonso Durazo, lo colocan de nuevo como el favorito.

Siempre ha sido uno de los empresarios morenistas de Baja California, operando para el grupo de Poncho Romo y Yeidckol Polevnsky. Lo anterior incluso lo llevó a entablar una buena relación con Mario Delgado antes de que se convirtiera en dirigente de Morena. Y con el propio Bonilla mantiene una cordial cercanía, que ha ratificado en distintos momentos, ya sea a través de Ricardo Peralta o Armando Ayala.

En lo que se refiere al marinismo, Torres-Torrija no ha negado su comunicación abierta con el secretario Catalino Zavala. Claro, también hay quien prefiere que sea el propio Alfonso Durazo quien ponga orden en el estado y le dé una estrategia de cara al futuro, pero la mejor operación política de la 4T en Baja California -como comprobó en su momento el michoacano Leonel Godoy- es dejar que Baja California encuentre su ritmo. Así lo aconsejó el secretario Adán Augusto López meses atrás, y tal parece que así ha ocurrido.


Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.