Nuevo León
"Medina, El Bronco y García nos condenaron al congelar la tarifa del transporte por nueve años"
Abelardo Martínez auguró a LPO que el plan de MC fracasará y la única salida es que se pague más dinero, ya sea los usuarios o el Gobierno.

 La única solución para mejorar el sistema de transporte público es pagar más, así lo aseguró Abelardo Martínez, representante de la empresa transportista líder en Nuevo León, Grupo Martínez García.

En diálogo con LPO, el empresario aseguró que raíz de la crisis en la movilidad del estado es la tarifa congelada. Desde hace nueve años han cobrado lo mismo y la administración estatal no toma en cuenta el alza en precios de muchos insumos que son clave para el desarrollo del negocio.

¿Cómo ve el plan de Movilidad de Samuel García?

Cuando se presentó ese plan hace 11 meses hizo una propuesta de un nuevo esquema con una fórmula que según ellos evitaría un desgaste tarifario, el pago por kilómetro. Cuando lo presentaron yo critiqué que no había ninguna partida presupuestal autorizada por el Congreso del Estado para solventar el pago por kilómetro, para darnos seguridad. Además, el modelo de rutas alimentadoras, troncales y difusoras es subir el pasaje tres veces, si ahorita el servicio que damos es un servicio completo de origen a destino. Nosotros discrepamos de esa operación, no le veo sentido. La gente quiere frecuencia de paso, rapidez, la gente quiere ir sentada, aire acondicionado, limpieza y luego la tarifa. Ya va a cumplir un año y no hay nada.

¿Qué le parece la propuesta del pago por kilómetro?

Ese pago por kilómetro está fincado en que el recaudo de lo que paga el usuario se le entrega al gobierno y el gobierno nos paga a nosotros. A mi no me checa que nos quieran pagar con nuestro propio dinero y hablan de una gran cantidad de unidades que van a traer, hablan de que esas unidades las van dar a los transportistas para operar y que en función de eso se paga por kilómetro. Yo sigo con muchas dudas con un criterio de conocimiento de causa de que con el dinero que recaudan no nos va a alcanzar. Creo que no tomaron en cuenta que a un año de ese diseño está al doble la tasa TIIE estaba al 4.2 y ahorita está al 8.6 y se espera que de aquí a diciembre terminemos en el 10. No están considerando factores inflacionarios en un esquema en el que nos cerramos a los ingresos. El ingreso que van a recaudar es la tarifa de 12 pesos ¿con qué nos van a pagar? ¿Cómo vamos a solventar el pago de refacciones? Además, no toman en cuenta la renta de las instalaciones, los talleres y terrenos que tenemos los transportistas valen en el mercado de 80 a 120 pesos mensuales por metro cuadrado de renta, eso en los 25, 26 o 28 pesos por kilómetros no está tomado en cuenta.

¿El gobernador está cumpliendo con el subsidio?

Yo creo que tiene que hacerse más ágil el acceso a este. Esta tremendamente burocrático, y la información que solicitan lo hacen para decirnos NO, no para decirnos que SI. Te cuestionan los kilómetros, los quieren con determinado validador de GPS. Hace rato platicaba con el contador, si la diferencia son 325.3 kilómetros, pues que pague los 300 y vemos el resto. Se necesita fluidez y disposición. Además, con estos dos pesos por kilómetro nos dan entre 600 a 700 pesos, no es nada. Pero bueno, desde mi punto de vista es beneficioso que haya empezado porque a lo mejor puede terminar en 10, 15 o 20 pesos por kilómetro. Otro problema es que hay compañeros transportistas que tienen permisos vencidos, otros que, si tienen el permiso, habemos otros que tenemos permisos y concesiones. Lo que ofrece esta administración con el pago por kilómetro es un contrato mercantil, yo me pregunto ¿qué vale más, un contrato mercantil, una concesión o un permiso? Con un contrato mercantil no tienes soporte para un crédito. Un contrato mercantil no lo puedo llevar a un banco, me van a decir que no tengo nada, que los camiones no son míos; una concesión te da un piso legal más firme.

¿Por qué no es posible para los transportistas cumplir las demandas del gobierno estatal para acceder al subsidio?

Hay una ley que se debe cumplir, pero el primero que no lo hace es el gobierno estatal. Ternemos un instituto de movilidad, la junta de gobierno. De acuerdo con el Artículo 198 de la Ley de Movilidad del estado, esta tiene la obligación legal de que dentro de los primeros 90 días del año analice la situación económica del transporte público y actualizar la tarifa acorde a los resultados Si no me capitalizan, si no me reconocen inflaciones, tecnologías ¿cómo quieres que renueve camiones? ¿Cómo quieres que alargue la vida útil de las unidades? Qué se cumplan la condiciones mecánicas y estéticas, si el primero que no cumple la ley es el gobierno. Traen una medida que usan como ellos quieren. De allí vienen las diferencias. No creo que el gobierno tenga la capacidad para resolver el problema de movilidad porque a pesar de que deben abarcar todo el estado yo no los veo en China, Abasolo o Aramberri solucionando los problemas.

¿Este modelo es peor que el del sexenio anterior?

Nosotros hemos sido víctimas de un trato de tres administraciones, empezó con Rodrigo Medina, los últimos dos años, toda la de El Bronco y este último año con Samuel. Decidieron congelar las tarifas. Imagínese que condenas a un trabajador a percibir el mismo salario por nueve años, sin aumento, a eso condenaron al transporte. Hay una línea que marca el capital privado y el público, y el transportista entró en un esquema de servicio lícito arriesgando su dinero con unas condiciones lamentables. Ya invertido el dinero nos cambian las reglas del juego y deciden congelar la tarifa. No es el transportista que con capital privado tenga que subsidiar las tarifas, allí es donde se tipifica el abuso de autoridad de las diferentes administraciones, ahorita la de Samuel García. Ofrecen una migaja, dos pesos de subsidio por kilómetro, esa no es la solución.

¿Las 800 unidades compradas y las últimas 400 anunciadas mejorarán la movilidad?

¿Cuánto tiempo vamos a necesitar para darnos cuenta de que no va a funcionar? Definitivamente este sistema va a ser deficiente. De allí el cuestionamiento de qué nos van a pagar. Segundo, se van a acabar los camiones ¿quién los va a volver a comprar? La próxima administración podría ser de otro partido ¿y si se politiza? Nos vamos a quedar sin nada. Por experiencia, dado que tenemos unidades coreanas, suecas, americanas; depender de unidades extranjeras implica un gran profesionalismo para adquirir refacciones. Los camiones asiáticos son muy diferentes a las unidades americanas, por eso nosotros compramos americanas, por la cercanía, es más fácil. No se ve la luz al final del túnel.

¿A qué acuerdo se llegó tras ser requisada la ruta 400 y devuelta el pasado viernes?

Como con la Ecovía, nos cuestionamos si la requisa sería beneficiosa o serviría de algo, si era así, que bueno, pero yo no veo que haya servido para nada. Al contrario, hubo suspensiones, quejas, y llegamos a la conclusión de verificar si lo que motivó la requisa valió la pena, pero no lo hizo. Todos perdimos, perdió el gobierno del estado, perdieron los usuarios, perdimos nosotros como transportistas y no ganamos nada. El problema sigue, se agrava cada día, la intención de pago por kilómetro la vemos a mediano plazo porque no hay camiones y la operación diaria es desgastantes. Si no capitalizamos el sistema seguirán quebrando rutas.

¿Hay alguna propuesta de parte de los transportistas para mejorar la situación?

Alguien tiene que pagar. Si el gobierno no quiere que pague el usuario él debe proveer una solución. Universidades, industriales, comerciantes, municipios todos reunidos en el consejo y alguien dice que qué les parece que no se aumente la tarifa y todos votan que sí, sin ofrecer nada. Todos son cómplices del pozo en el que metieron el sistema de transporte. Tenemos brazos de movilidad que están creciendo como Uber, Didi, Cabify, estamos hablando de que ya tenemos 60 o 70,000 coches en eso con tarifa libre ¿no que están tan preocupados porque no le pese el precio a la movilidad?

De no resolverse este problema ¿estima otro paro de rutas?

Si no se resuelve este problema nos quedamos sin transporte y punto. Unos antes y otros después porque los precios de los energéticos, de las refacciones están en una canasta totalmente diferentes a la realidad del transportista, es inaccesible. De 5,500 unidades que se tenían en la administración del Bronco, ahora tenemos 2,500 porque se usaron de refacciones, canibalismo de unidades, porque no hay dinero para comprar más. Pero el gobierno del estado con sus camiones Nuevo León está en la misma situación. No puedes tapar el sol con un dedo. Esta problemática la creó el gobierno y la sociedad y son los mismos los que tienen que resolver. Es un problema de dinero, si no quieren que lo pague el usuario que lo pague el gobierno.

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.