Magistratura
El oficialismo se quedó con la presidencia del Consejo y negocian para cubrir los juzgados vacantes
Tendrá la presidencia de las principales comisiones y busca cerrar

 Alberto Lugones fue elegido presidente del Consejo de la Magistratura a la espera del cumplimiento del fallo de la Corte que llevará al organismo a su antigua composición de 20 miembros a mediados de abril.

El camarista es cercano al kirchnerismo, que por los próximos 60 días conservará las comisiones clave de Selección y de Disciplina y acusación. Vanesa Siley quedará a cargo de la comisión que organiza los concursos para cubrir vacantes de magistrados, mientras que la senadora Inés Pilatti de Vergara presidirá la comisión que se encarga de sancionarlos.

Si bien la elección de autoridades fue por unanimidad, Pablo Tonelli, del PRO se quejó de que la distribución de comisiones "no refleja la composición del cuerpo", en donde los representantes alineados con la oposición tienen seis de los trece sillones del Consejo. A pesar de su desacuerdo con la propuesta del representante del Ejecutivo, Gerónimo Ustarroz, el diputado acompañó las designaciones.

El PRO, con Diego Marías, se quedó con la comisión de Administración Financiera, mientras que Graciela Camaño, eventual aliada del oficialismo, ocupará la presidencia de Reglamentación.

Según pudo saber LPO en el Consejo hay más de una decena de concursos pendientes de aprobación y la intención de las autoridades es avanzar. Es una incógnita saber qué ocurrirá con los principales cargos, entre ellos los que ocupan Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia en la Cámara Federal.

El oficialismo necesita llegar a nueve de los trece consejeros, para cubrir las ternas. Ese número es imposible sin el acuerdo de algunos de los representantes opositores. En la negociación podrían entrar los juzgados federales que quedaron vacantes: el de Claudio Bonadío, Rodolfo Canicoba Corral y Sergio Torres.

Otra cuestión prioritaria es resolver la elección de los nuevos representantes que tendrán mandato por los próximos meses. En el caso de los jueces no hay mayores dificultades, pero en el estamento de los abogados el acuerdo es más complejo.

Mientras que el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal insiste con juntar la elección del Consejo a la del Colegio, prevista del 26 al 28 de abril, la FACA, que reúne a los colegios del interior, pretende votar el 5 de abril. Un detalle no menor es que en Córdoba y la provincia de Buenos Aires los colegios también deben renovar autoridades en abril y mayo y por eso sus matriculados tendrían que votar dos veces en menos de un mes.

En la última reunión de comisión, el oficialismo planteó objeciones a la conformación del padrón que realizó la FACA y también quedó en evidencia que desde la federación no tienen listos los protocolos para las elecciones en los 23 distritos que la conforman. Ante la falta de acuerdo hay un cuarto intermedio hasta el próximo lunes.

La atención también está puesta en el Congreso, que debe enviar dos nuevos representantes. Hay quienes creen que será difícil que el Senado, donde el kirchnerismo tiene más control, designe a su nuevo representante y lo mismo ocurriría en diputados.

Por el momento la única manera de sortear el problema sería sancionar una nueva ley, algo que parece imposible de resolver antes de que expire el plazo fijado por la Corte para la nueva composición del Consejo.

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.