Bolivia
Un ministro de Arce criticó a Evo en medio del rechazo a su candidatura para el 2025
El viceministro de Coordinación Gubernamental, Freddy Bobaryn, es muy cercano al vicepresidente David Choquehunca, uno de los nombres que no quieren que Evo sea candidato en 2025.

La interna en el MAS boliviano frente a los intentos de Evo Morales de ser candidato en 2025 abre un nuevo capítulo. El viceministro de Coordinación Gubernamental, Freddy Bobaryn, tuvo explosivas declaraciones al decir que durante el golpe de estado, muchos dirigente optaron por "huir, asilarse o esconderse" y aseguró que se ha "demostrado que el MAS-IPSP ¡NO es una persona!".

Bobaryn es un dirigente del riñón del vicepresidente, David Choquehuanca, que tiene su base de apoyo en los movimientos sociales e indígenas y contaba con el apoyo de las bases para ser candidato a presidente en 2020 hasta que Morales decidió que sea Luis Arce en un plenario realizado en Buenos Aires. 

Choquehuanca y Evo se distanciaron hace muchos años y ahora reanudaron las tensiones tras conocerse la noticia de que Morales quiere ser candidato en 2025, algo que no tiene el consenso de todo los integrantes el MAS, como adelantó LPO.

Crecen las internas en el MAS por las intenciones presidenciales de Evo

En ese marco, Bobaryn disparó: "Fueron contados quienes lo arriesgaron todo durante el golpe, muchos optaron por huir, asilarse o esconderse. Hoy festejamos el retorno del sol de nuestro jilata Choquehuanca, que mejor ocasión para conmemorar junto a él, la victoria del pueblo boliviano y la madurez del instrumento político". Su mensaje fue compartido el pasado 7 de mayo, el día que cumplió años de Choquehuanca. 

"Hemos demostrado que el MAS-IPSP ¡no es una persona!", remató el viceministro en una clara referencia a la idea que manejan varios sectores del oficialismo contra Evo Morales y Álvaro García Linera. 

Las diferencias entre quienes se fueron del país luego del golpe y los que se quedaron en Bolivia se remonta al 2019. Dentro de los dirigentes de renombre que criticaron el "dedo" de Evo desde Buenos Aires aparece la ex presidente del Senado en tiempos de Jeanine Añez, Eva Copa, que fue expulsada por Evo y terminó vapuleando a su candidato en las elecciones municipales en El Alto con partido indígena local. Desde entonces, la alcaldesa se sumó a las filas de Choquehuanca. 

Choquehuanca y Evo se distanciaron hace muchos años y ahora reanudaron las tensiones tras conocerse la noticia de que Morales quiere ser candidato en 2025, algo que no tiene el consenso de todo los integrantes el MAS

No es la primera vez que Bobaryn lanza una línea crítica Evo. En un un artículo denominado: "El síndrome de hubris y la lucha por el poder" en donde plantea: "El jefismo rompió el techo de cristal cuando atribuyó a las organizaciones sociales la obstinación de forzar una candidatura a la presidencia, por cuarta vez. Porque fue una situación que contribuyó a crear un rechazo -no menos apasionado- de una sociedad ya estupefacta ante una narrativa que justificaba la vulneración de Derechos Humanos".

"La soberbia de quienes profesaban verdades absolutas nubló la posibilidad de generar espacios de autocrítica, reflexión y reconducción del Proceso de Cambio. Lo que provocó rupturas y desalineamientos que llegaron de la mano de la desmoralización de la militancia y de las organizaciones sociales, a quienes no se dudó de acusar de 'traición', cuando estas planteaban el mínimo cuestionamiento", agregó. 

David Choquehuanca, vicepresidente de Bolivia. 

El texto de Bobaryn continúa: "El entorno que justificó teóricamente la indispensabilidad de la presencia del jefazo (como se lo conoce a Evo) como única garantía de unidad en el país, se equivocó. En ese escenario, y como sucedió en el estalinismo, en el MAS también se realizaron purgas y persecuciones internas que procuraron calumniar y deponer a David Choquehuanca, por el temor que éste pudiera desplazar al jefazo". 

El entorno que justificó teóricamente la indispensabilidad de la presencia del jefazo (como se lo conoce a Evo) como única garantía de unidad en el país, se equivocó. En ese escenario, y como sucedió en el estalinismo, en el MAS también se realizaron purgas y persecuciones internas que procuraron calumniar y deponer a David Choquehuanca, por el temor que éste pudiera desplazar al jefazo

Las críticas también son un tipo por elevación al ex vice, Alvaro García Linera, quien fue el principal impulsor de la idea que "el proceso de cambio" en Bolivia solo podía ser continuado por un líder con el perfil de Evo Morales. 

Fuentes de ambos bandos consultadas por LPO confirman la interna peor descartan una ruptura que pueda "favorecer a la derecha". No obstante, lo que dicen los críticos de Evo es que la gestión de Arce demostró que Evo no era tan determinante y ratifican que no van a permitir "un nuevo dedo del jefazo" en las definiciones políticas. "Que lo decidan las bases", aseguran. 

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.