Brasil
Militares brasileños apoyaron las marchas a los cuarteles y el PT dice que "fueron contra la democracia"
Los comandantes de las Fuerzas Armadas publicaron un comunicado donde se despegan del discurso golpista pero avalan las marchas. Fuentes consultadas por LPO aseguran fue un mensaje para el PT y para los que promueven el golpe.

Tras casi dos semanas de silencio, las Fuerzas Armadas de Brasil se expresó ante las marchas que piden una intervención milita para impedir la asunción de Lula el próximo 1 de enero.

 Los militares titularon el comunicado como "A las instituciones y al pueblo brasileño" y dice que "las manifestaciones populares que se han venido realizando en innumerables lugares del país, la Armada Brasileña, el Ejército Brasileño y la Fuerza Aérea Brasileña reafirman su compromiso irrestricto e inquebrantable con el Pueblo Brasileño, con la democracia y con la armonía política y social de Brasil. , ratificada por los valores y tradiciones de las Fuerzas Armadas, siempre presente y moderadora en los momentos más importantes de nuestra historia".

Ahora el Ministerio de Defensa de Brasil dice que el informe militar no descarta fraude y Lula estalla: "Es humillante"

La elección de la palabra "fuerza moderadora" no fue el pasar. Se trata de una vieja atribución de que las Fuerzas Armadas se adjudican para mantener la normalización en la relación entre los poderes del estado y con la que justificaron golpes de estado en diferentes momentos de la historia. Esa idea de poder moderador es una disputa que ahora tienen con la Corte Suprema y de la que Lula deberá ocuparse con mucho cuidado. 

El texto es ambiguo y no condena las protestas a los cuarteles sino que plantea: "La Constitución Federal establece los deberes y derechos que deben ser observados por todos los brasileños y que deben ser garantizados por las Instituciones, especialmente en lo que se refiere a la libre expresión del pensamiento; libertad de reunión pacífica; y la libertad de circulación dentro del territorio nacional". 

"Al respecto, al reglamentar disposiciones del texto constitucional, a través de la Ley N° 14.197, de 1 de septiembre de 2021, el Parlamento brasileño fue bastante claro al establecer que: "No es delito la actividad periodística o la denuncia de los derechos y garantías constitucionales, a través de marchas, mítines, huelgas, concentraciones o cualquier otra forma de manifestación política con fines sociales", continúa.

En ese sentido, traza una línea de equilibrio entre quienes cortaron las rutas y los que ordenaron su finalización: "Son reprobables las restricciones a los derechos por parte de los agentes públicos, así como los excesos cometidos en las manifestaciones que coarten los derechos individuales y colectivos o atenten contra la seguridad ciudadana; así como las acciones, por parte de personas o entidades, públicas o privadas, que alimenten la desarmonía en la sociedad". 

Son reprobables las restricciones a los derechos por parte de los agentes públicos, así como los excesos cometidos en las manifestaciones que coarten los derechos individuales y colectivos o atenten contra la seguridad ciudadana; así como las acciones, por parte de personas o entidades, públicas o privadas, que alimenten la desarmonía en la sociedad

"La solución a las posibles controversias en el seno de la sociedad debe hacer uso de los instrumentos jurídicos del Estado democrático de derecho. Como vía esencial para el restablecimiento y mantenimiento de la paz social, corresponde a las autoridades de la República, instituidas por el Pueblo, ejercer el poder que emana de "Él", la atención inmediata a todas las demandas legales y legítimas del población, así como el estricto cumplimiento de las atribuciones y límites de sus atribuciones, en los términos de la Constitución Federal y de la legislación", agrega. 

Lula.

Por último, la misiva militar plantea que "la construcción de la verdadera Democracia presupone el culto a la tolerancia, el orden y la paz social. Las Fuerzas Armadas se mantienen vigilantes, atentas y enfocadas en su rol constitucional de garantizar nuestra Soberanía, Orden y Progreso, siempre en defensa de nuestro Pueblo".

 "Así, hemos priorizado la Legalidad, la Legitimidad y la Estabilidad, transmitiendo a nuestros subordinados serenidad, confianza en la cadena de mando, cohesión y patriotismo. El foco seguirá siendo mantenido en el cumplimiento incansable de las nobles misiones de los Soldados Brasileños, teniendo como pilares de nuestras convicciones la Fe en Brasil y en su Pueblo pacífico y admirable", culmina.

El Ejército de Brasil dijo que no hubo fraude y le libera la transición a Lula

Se trata de la primera manifestación de los comandantes luego de la victoria de Lula, las reacciones contrarias del bolsonarismo y el informe paralelo del ministerio de Defensa que "no descarta fraude" y cuestiona el sistema de voto electrónico. Los militares no confirman ni niegan lo dicho por el ministerio que los agrupa y eso genera tensión en plena transición. 

Una fuente de acceso a las Fuerzas Armadas dijo a LPO que "el mensaje no fue para Moraes, fue para los seguidores de Bolsonaro para aclarar que no habrá golpe pero también para el PT y las declaraciones que algunos dirigentes vienen haciendo contra ellos". "También creo que es para diferenciar que es una nota de los militares y no del gobierno.  Es un texto que sale de los tres comandantes y no del ministerio de Defensa", agrega. 

Otra fuente consultada considera que "están actuando para audiencias internas y externas de las organizaciones militares para mantener a ambas radicalizadas".

La primera en responder el comunicado de los jefes militares fue Gleisi Hoffmann, presidenta del Partido de los Trabajadores y una de las figuras centrales de la transición junto al vicepresidente Geraldo Alckmin y el jefe del programa de gobierno de Lula y ex ministro, Aloizio Mercadante. 

No es función de los mandos militares opinar sobre el proceso político y mucho menos sobre el desempeño de las instituciones republicanas. El derecho de manifestación no se aplica a los actos contra la democracia, que deben ser abordados con el nombre: golpe de estado. Y lucharon, no son ni pacíficos ni ordenados

La diputada publicó en su cuenta de Twitter que "no es función de los mandos militares opinar sobre el proceso político y mucho menos sobre el desempeño de las instituciones republicanas. El derecho de manifestación no se aplica a los actos contra la democracia, que deben ser abordados con el nombre: golpe de estado. Y lucharon, no son ni pacíficos ni ordenados".

"Si Bolsonaro pierde los militares van a tener que obligarlo a entregar el poder"

Ayer, en una rueda de prensa en la sede de la transición en Brasilia, Lula habló de un rol "humillante" de las Fuerzas Armadas y, aunque evitó criticar directamente a los uniformados y apuntó a la responsabilidad de Bolsonaro, lo que desnuda es la falta de diálogo del presidente electo con los militares, algo que preocupa al PT, tal como lo anticipó LPO.

El camino de Lula a su toma de posesión no está resultando sencillo. El líder petista parece haber logrado construir un diálogo fluido con el Congreso para ampliar su base de apoyo pero a la falta de interlocución con las Fuerzas Armadas se suman los movimientos de desconfianza del mercado tras las declaraciones del nuevo presidente sobre la estabilidad fiscal y la presunta intención de romper el techo de gastos para financiar políticas sociales. 

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.