Brasil-México
Un regreso de Lula al poder amenaza el liderazgo de AMLO en Latinoamérica
"AMLO dice tener un vínculo de hermandad con el pueblo latinoamericano pero México ha dejado de tener esa relación desde el NAFTA en 1994", afirmó el diplomático Jorge Guajardo.

La posibilidad de una vuelta al poder de Lula Da Silva en Brasil es mirado con expectativa en buena parte del bloque regional. Su presidencia podría resignificar una dinámica estancada hace décadas y volver a orientar a Mercosur, Unasur y Celac (de la que Brasil no forma parte) en clave progresista y multipolar. 

En Argentina, Alberto Fernández apuesta a la llegada de "su amigo" para recuperar un aliado en el vecindario y que esa relación pueda venir con un empuje que le permita al Presidente llegar con algo de oxigeno a lo que parece una lejana posibilidad de reelección. 

Del otro lado de la grieta también están atentos, ya que, en el entorno del Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y número puesto (no el único) para la candidatura a la presidencia opositora, Horacio Rodríguez Larreta, observan con buenos ojos una eventual articulación con Lula. 

Exclusivo: López Obrador y Lula ya hablan de un nuevo bloque comercial y quieren sumar a Biden

Pero la atención no está solo en Buenos Aires, sino también en México. Como reveló en exclusiva LPO, Andrés Manuel López Obrador y Lula están tejiendo la construcción de un nuevo bloque regional que incluya al norteamericano Joe Biden a cambio de la salida de Luis Almagro de la OEA y trabajan en una agenda común para el G20 y la Celac. 

López Obrador "tercerizó" el vinculo con Sudamérica en Alberto Fernández, sobre todo desde que asumió la presidencia de la Celac, potenciada por el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, durante la pandemia luego de años de parálisis. Ese equilibrio podría cambiar con un regreso de Lula al poder.

Todo eso se conversó en el último viaje de Lula a México, sin embargo, hay un punto que está relacionado con la cercanía de Alberto con Lula. AMLO busca mostrar que tiene interés en América Latina pero el único viaje que hizo en cuatro años fue a Estados Unidos, para reunirse con Donald Trump en la Casa Blanca en 2020.

El líder mexicano "tercerizó" el vinculo con la región en Alberto Fernández, sobre todo desde que asumió la presidencia de la Celac, potenciada por el canciller de AMLO Marcelo Ebrard durante la pandemia luego de años de parálisis. Ese equilibrio podría cambiar con un regreso de Lula al poder.

Alberto Fernández en un acto con estudiantes universitarios en La Plata.

La lectura que hacen en el círculo más íntimo de López Obrador es que el regreso de Lula podría llevar a la Argentina a priorizar la relación con Brasil, hoy estancada por la mala relación de Alberto con Bolsonaro. Ese escenario podría dejar a México sin anclaje regional. 

LPO consultó a Jorge Guajardo, licenciado en Relaciones Internacionales, diplomático mexicano y ex embajador de México en China, quien consideró que "AMLO se sueña como latinoamericanista y dice tener un vínculo de hermandad con el pueblo latinoamericano pero México ha dejado de tener esa relación desde la forma del NAFTA en 1994". 

Lula y AMLO acordaron potenciar la Celac y construir una agenda regional en el G20

El ex diplomático asegura que "México siempre se había sentido referente de America Latina y la presencia en ámbitos regionales dejo de existir con la llegada de López Obrador. Su mirada es muy parroquial y muchas veces no es que no tiene una mirada más allá de México sino de la misma Ciudad de México".

"Anunció recientemente una gira por Centroamérica pero es la gira de la irrelevancia. A nadie le importa, nadie lo espera, no hay nada detrás de eso", agregó. No obstante, Guajardo explica que "uno de los nexos con América Latina fue la interlocución con Estados Unidos. México era el país que podía ponerle el alto a Estados Unidos o ayudar a la región a entender y trabajar con Washington, pero también se perdió con AMLO. Él no entiende nada de Estados Unidos y no tiene ninguna interlocución". 

AMLO se sueña como latinoamericanista y dice tener un vínculo de hermandad con el pueblo latinoamericano pero México ha dejado de tener esa relación desde la forma del NAFTA en 1994.

Sobre la relación con Lula, Guajardo sostiene que "con Lula llega una fuerza internacional que dio impulso a los BRICS, tiene hambre de reconocimiento y es una persona que ve su papel en Brasil a base de hacer grande su país. AMLO cree mas en un México más cerrado, más pobre y con menos interlocución con el mundo" y agrega "Lula va a buscar un liderazgo que México dejó hace tiempo".

Por otro lado, el analista y politólogo de la Fundación Getulio Vargas, Guilherme Casarões, planteó en diálogo con LPO que "el contexto mundial cambió mucho desde que Lula dejo la presidencia en 2010. Su perfil es de liderazgo y todo la experiencia que tiene la va usar para ocupar ese espacio en la región". 

"Aquello que Brasil y México entiende como entorno estratégico son áreas de influencia diferentes y por eso no creo que haya disputas", añade. 

El presidente de Chile, Gabriel Boric, en el Palacio de La Moneda.

El especialista afirma que "la agenda de Lopez Obrador está más ligada a Centroamérica y Caribe y no es aquello que Brasil prioriza. Lula va a ocupar un lugar más importante en las relaciones suramericanas, por tanto, veo imparable que haya más presencia de Brasil en la agenda con Venezuela y Bolivia porque la guerra en Ucrania acelera un proceso de redefinición de las cadenas productivas en relación en la energía y es muy posible que un gobierno de Lula busque reconstruir la relación con los países de la Alianza del Pacífico, sobre todo con Chile y Colombia". 

Lula va a intentar construir una plataforma de recuperación económica latinoamericana, tal vez, a través de Celac. Tiene ambición y voluntad de hacerlo

Por último, Guilherme Casarô expresó que "AMLO tiene un perfil más populista y menos institucional. Lula tenía una retórica parecida antes de ser presidente pero luego se adaptó y no suele pelear con la prensa y llamar neoliberal a todos los opositores. Los perfiles son diferentes".

"Ambos países tienen en común la idea de una reconstrucción de América Latina sobre bases desarrollistas. Lula quizo hacer eso con UNASUR y puede ser que ellos ahora con Alberto Fernández intenten reforzar la Celac. Es un camino posible si la relación con EEUU se complica. Lula va a intentar construir una plataforma de recuperación económica latinoamericana, tal vez, a través de Celac. Tiene ambición y voluntad de hacerlo", finalizó.

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 2
    malebranche
    24/04/22
    23:01
    México liderazgo en Latinoamérica? Juaaa si son el cagadero de USA. Lo único que exportan es cocaína y gente pobre. El peor país del continente, lejos. Un asco.
    Responder
    • 3
      notansumiso
      25/04/22
      05:58
      En México :
      1) La mitad de la población no vive de planes.
      2) No hay 40.000 personas con pedido de captura.
      3) No le deben 45.000 palos verdes al FMI.
      4) En narcotráfico Argentina está parejo. Hay ciudades como Rosario que están podridas hasta la médula.
      5) En consumo de cocaína, Argentina le gana a México y hasta a Brasil.

      Está en decadencia absoluta Argentina. Nadie la quiere de socio para nada. Figura sólo por cortesía diplomática.
      Responder
  • 1
    notansumiso
    24/04/22
    21:15
    Argentina hace 20 años que se cayó del mapa, está jugando en la B.
    Brasil y México juegan en otra cancha.
    Ellos también tienen pobres, pero en Brasil no hay 106 millones de personas viviendo de planes.
    México tampoco tiene la mitad de su población (65 millones) viviendo de planes.
    Argentina la quedó porque se le infiltró el G2 cubano desde Venezuela.
    Kristonta les dió entrada (Néstor los hubiera sacado cagando de Argentina) y el resultado está a la vista : convirtieron el Congourbano en la Habana Vieja.
    Responder