Peronismo
La Cámpora contra Cámpora
Por Ignacio Fidanza
"Otra vez me equivoqué", confesó desolada Cristina sobre la elección de Alberto. La interna nunca zanjada, revisitada, transfigurada, que domina al peronismo.

Máximo Kirchner quiere tensar al límite y quedarse en el Gobierno. Cristina Kirchner se ubica unos pasos más allá. La Cámpora buscó con su movilización de este 24 de Marzo, recuperar una épica, una línea histórico-política, un atesoramiento de un legado, que Cristina y Máximo -en esto coinciden- creen que Alberto Fernández les está lastrando.

Cristina está enojadísima con Alberto y quienes estuvieron con ella el día de los piedrazos en su despacho del Senado, se quedaron impactados cuando señalando los vidrios afirmó: "Ahí tenes a tu amigo". No importa a quien se lo dijo, pero es interesante el desplazamiento, propio de todos los políticos, de despegarse de las consecuencias no deseadas de sus decisiones. La mayor frustración de Cristina en la intimidad es que se sabe responsable última, de la elección que hoy la desespera.

"Otra vez me equivoqué", le confesó desolada a uno de los pocos que trata casi de igual a igual. Y recordó cuando eligió a Amado Boudou como vice.

¿Cómo sigue?. Los extremos son claros: Aquí no paso nada y vamos unidos al 2023 como se pueda, o Cristina retira sus funcionarios del Gobierno, parte los bloques y consolida la ruptura. En el medio, lo que estamos viviendo. Uno de los dirigentes más importantes de la coalición oficial, tiene su diagnóstico: "No vamos a morir por un asesinato, vamos a morir desangrados".

La vicepresidenta cree que el 2023 está perdido porque Alberto nunca logró plantar un modelo de desarrollo económico y se ató al programa del FMI que cerró Guzmán. Alberto sostiene que la economía no termina de enderezarse por falta de apoyo político de Cristina. Y así están, como un perro que se persigue la cola.

En el medio, los intelectuales se preguntan: "¿Cuánto es una sensata cantidad de inflación?". Una visita al chino de la cuadra alcanzaría para disipar ese interrogante.

La vicepresidenta cree que el 2023 está perdido porque Alberto nunca logró plantar un modelo de desarrollo económico y se ató al programa del FMI que cerró Guzmán. Alberto sostiene que la economía no termina de enderezarse por falta de apoyo político de Cristina. Y así están, como un perro que se persigue la cola.

Los setenta son la pasión oscura del peronismo, la interna nunca zanjada entre el proyecto inconcluso de la Patria Socialista y la Derecha Peronista, el parricidio fallido de un padre que se mostró más lúcido y con más ganas de pelear que muchos jóvenes, que también tenían sus razones atendibles. Es complejo y por eso fascina.

La Cámpora surge homenajeando a un presidente vicario, un tío bonachón, un dentista de pueblo de traje y barriga, que es como decir un profesor de derecho de universidad pública, medio antiguo, pero inofensivo. Controlable.

"Están locos se creen que son Montoneros", sintetizó ante LPO un diputado que conoce a los líderes de La Cámpora desde que nacieron. Es curioso como se dan las cosas, si hay Montoneros de verdad en el Gobierno, están en el Movimiento Evita que está con Alberto. Si Alberto es Cámpora, Cristina es Perón, pero esta vez la juventud está con Perón. Ponele.

Hay material para hacer dulce de leche con la analogía, pero veamos el presente furioso, que siempre es mas interesante.

Cristina quiere la renuncia de Guzmán y Matías Kulfas. El radical Gerardo Morales dijo que "el run run en el Senado es que Cristina se quiere llevar puesto al Presidente y asumir el poder". Una diputada de las más experimentadas comenta lo mismo.

Máximo se reagrupó en la provincia de Buenos Aires. Y allí va con un largo rollo de alambre tratando de preservar lo que se pueda. Si el diagnóstico es que se pierde la Nación, preservemos la provincia para resistir cuando vuelvan los neoliberales. Esa retórica insinuada en el video que lanzó La Cámpora, traza una una delgada línea roja que inscribe al acuerdo con el FMI que firmaron Alberto Fernández y Martín Guzmán, en un recorrido que comienza con la Dictadura y Martínez de Hoz y termina en Macri.

Alberto oscila como un detector de radiación en Chernobyl, en lo que ya es una marca personal. Un ida y vuelta eterno, que hace recordar a las interminables negociaciones en medio de la crisis de la 125. Más horas de radio, mas off, más actos, más reuniones, vamos para allá, pero venimos por acá. El operador llevado al límite es un lugar común de la ineficacia política, un pedaleo en el vacío de la ausencia de estrategia.

"El problema es que tenemos el inodoro en la cocina y la heladera en el baño", resume uno de los hombres más inteligentes que rodean al Presidente.

Pero entre tanta confusión hay una línea y ahí apuntan Cristina y Máximo. El acuerdo con el FMI. Eso se mantuvo inalterable, con una firmeza ajena al resto de las decisiones. Y acaso la decisión de convertir la negociación de la deuda en el hito central de su mandato, sea el paciente cero de la epidemia que carcome al Gobierno de Alberto. Para decirlo rápido: Era la inflación, no la deuda.

En sus recorridas por el Conurbano, los intendentes que se reagruparon sobre Máximo, sólo escuchan quejas por los precios. "Nadie critica ni valora el acuerdo con el Fondo", afirma uno de ellos.

Entonces, tenemos una coalición de Gobierno que enfrenta una crisis severa, por diferencias sobre un problema que no figura entre las prioridades de la sociedad.

Un reflejo caníbal, que nos lleva de regreso a un día muy significativo: Máximo Kirchner logró demostrar que es el dirigente del Frente de Todos con mayor poder de movilización y mantiene un control importante sobre el peronismo de la provincia de Buenos Aires. Apostó a una acción directa como respuesta y le fue bien. Pero eso no contesta la pregunta que sigue flotando: ¿Qué piensa hacer con ese capital político?

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 7
    pepoincas
    07/04/22
    08:50
    Fidanza Jr. hablaste con cristina por todas tus afirmaciones mejor dicho por lo que pones que dijo Cristina...hacemos periodismo de off de record y si es con tu imaginación decilo , con eso haces tu columna? podrías esforzarte un poco para escribir ahora por que no escribís una columna con los delincuentes de la oposición tenes hoy para hacer massa, desde el pelado que se queda con todos los negocios de caba y tiene doble gabinete, cornejo, narizota negri ey un montón mas ahí vas a ver lo que vos patrocinas, si tomas conciencia sin contar con los sinvergüenzas e inmorales de lopez morfon que een sus cuatro días mataron gente en protestas , o no valen esas vidas o para tu columnas vale lo que no te gusta y escribís sobre eso , recurri a los libros desde el 76 en adelante son los mismos , perdón hijos y nietos... ESTAS A TIEMPO PARA PONERTE A EJERCER PERIODISMOO.
    Responder
  • 6
    nos falta mucho
    25/03/22
    08:27
    La historia se repite. Cuando apareció Hipólito Yrigoyen tratando de poner un poco de igualdad social las familias patricias argentinas dueñas de la tierra y los alimentos, con la ayuda de los militares lo voltearon de un plumazo. Después apareció Perón con similares objetivos. Pasó lo mismo. Después los montoneros mataban a Aramburu porque estaba negociando con el peronismo de derecha ser presidente. Luego Videla soportado por las mismas familias oligarcas destruye a los montos y Martínez de Hoz destruye la economía argentina. Menem 15 años después termina de aniquilar la economía soñando con Martínez de Hoz. Los Kirchner intentan doblar el timón hacia la izquierda pero se equivocan y aparece Macri enarbolando de nuevo las banderas de Martínez de Hoz y las de Videla esparciendo el espionaje en todo el país. Y ahora Kristina se equivoca y propone un pusilánime como presidente que está aliado a los nuevos militares golpistas: Clarín, La Nación, Infobae, la corte Suprema y decenas de jueces comprados. Continuará....en el próximo capítulo
    Responder
    • 7
      yoargento
      31/03/22
      14:56
      ¿en serio este hombre se cree este relato? pobre hombre... debe ser radical.
      Responder
    • 8
      barneydinorivasdavia
      25/03/22
      09:22
      Que te trajo Papa Noel el año pasado? No puedo creer que haya gente en 2022 que siga con la cabeza del siglo XIX: el pueblo bueno, y sus apropiadores adinerados pero buenos, y los oscuros malvados que quieren destruir al pueblo. Volvé a tu novela de la coleccion Robin Hood ridículo
      Responder
  • 5
    observador
    25/03/22
    08:13
    Esto ques esta ocurriendo es de las fases iniciales explicitas de un golpe de estado. (palacio)

    Kirchnerismo GOLPISTA. Tanto se llenaban la boca con oposición golpista ratas de mierda.
    Responder
  • 4
    observador
    25/03/22
    07:13
    Fernandez tiene razon en algo. El gobierna no le puede ir mejor por la intrrna, al menos en parte.

    Fernandes se tendria que revinficar. Y no solo por un tema de gestión sino por razones electorales. Ahora no lo votaria nadie, ni los k ni los anti k. En cambio si echa a TODOS los K del cualquier puesto politico, pienso levantaria la intención de voto y el pais caminaria mejor.

    No solo hay que eecharlos a patadas, hay que coordinar con las fuerzas de seguridad y los movimientos sociales aliados de fernandez para el control de la calle. Reducir de manera fulminante cualquier intrnto de desestabilizacion es clave. La paradoja es esta: Cuanto mas palo a los K reparta la policia en la calle de este gobierno nacional y popular, mas subiria la confianza de votantes halcones y moderados de cualquief espacio en el presidente. La de los K nunca la tuvo.

    Cambimos debiera ayudar a que este pobre tipo termine y negociar algo a cambio. Ojo en Fernández no se puede confiar. El también es una rata traicionera.

    Responder
    • 5
      barneydinorivasdavia
      25/03/22
      09:20
      Victimizar a los paladines de la victimizacion??? Que idea estúpida. La Kagampora se victimiza por un pasado del cual no fue parte y vos queres darles argumentos para ser víctimas??
      Responder
      • 6
        observador
        25/03/22
        15:11
        Victimizar? De que? Para la mayoría de la sociedad eso sería una muestra de autoridad del Presidente y caría muy bien. Se victimizarían los extremistas a los que no hay que darles ni un solo titular en ningun medio, salvo los de ellos que solo se miran entre ellos.
        Responder
  • 3
    marcopot
    25/03/22
    00:25
    Siempre lo mismo Nacho, vas y venís y no se entiende cuál es tu punto, de qué va la columna,
    Boludeces no
    Te la hago corta, oficialismo bi fronte
    Los k en provincia
    Nacionales Alberto/Massa o X
    Vemos q no onda capital, ni pincha ni corta
    Responder
  • 2
    blacrock
    24/03/22
    22:05
    Que lindo escribís Fidanza, ahora sí, dicho esto comento:
    La coalición de gobierno. Se rompió. Y creo que NO hay vuelta atrás desde los dos líderes " caídos "
    ( Alf y cfk ). *
    Llegamos hasta acá, porque se " loteo la administración" entonces quedaron los camporistas en las cajas y los albertistas en los ministerios. Y Alberto con la lapicera... favoreciendo o no c/plata a las provincias ( dato no menor ) sino pregúntale a Morales gob/Jujuy.

    Alberto está rodeado de ministros mediocres: Kulfas que es amigo de Alberto, Cafiero que avergüenza a propios y ajenos y Guzmán que es un agente del FMI.... Hay más, x ejemplo el Ministro de Justicia, Soria es un papelón.

    Alberto tiene el boleto picado.
    LA INFLACION LE VA A DAR EL GOLPE FINAL.-

    Saludo atte.
    ©


    * atención a STM
    Responder
  • 1
    24/03/22
    20:21
    Movilizar 10mil marginales pagos, arriados en bondis escolares no es poder de movilizar findy
    No es relevante
    Responder