Andalucía
La resurrección del PP: de la crisis terminal a una de las mejores elecciones de su historia
En febrero, Génova se quedó sin líder en medio de una feroz guerra interna por una gravísima denuncia de corrupción. Cuatro meses después, el tándem Moreno-Feijóo deja el PP a las puertas de Moncloa.

Madrugada del 1º de marzo. Los barones del PP llevan más de cinco horas reunidos para frenar una hemorragia política que, en palabras de los propios caudillos, puede "herir de muerte" al partido. "Es uno de los momentos más delicados de nuestra historia", sentencian algunos dirigentes.

Génova improvisa un torniquete: se encolumna detrás de Isabel Díaz Ayuso, sacrifica a su presidente, Pablo Casado, y unge a un nuevo líder, Alberto Núñez Feijóo. "Eres nuestro bote salvavidas", le dicen.

Madrugada del 20 de junio. Los barones del PP celebran el mejor resultado histórico en Andalucía: 43% de los votos, más de un millón y medio de papeletas, 58 escaños y la anhelada -pero impensada- mayoría absoluta.

Génova nacionaliza el triunfo regional: neutraliza a Vox, hunde a la izquierda y deja tambaleando al gobierno de Pedro Sánchez. "Vas a ser el presidente de España", vitorean a Feijóo los caciques del partido.

El PP arrasa en Andalucía, anula a Vox y deja en pánico a Moncloa

Las escenas tienen menos de cuatro meses de diferencia. La resurrección del PP es un fenómeno político y sociológico a estudiar. No hay antecedentes de tamaña metamorfosis. Del pozo al cielo. De la UCI a las puertas del Palacio de la Moncloa. De un fin de ciclo autoinfligido (el de Casado) a un fin de ciclo infligido (el de Sánchez).

La resurrección del PP es un fenómeno político y sociológico a estudiar. No hay antecedentes de tamaña metamorfosis

Este lunes, en la resaca de los festejos, los populares achacaban la resurrección al "efecto Feijóo", un "especialista" en mayorías absolutas. Logró cuatro consecutivas en su feudo, Galicia, y estrenó su cargo de presidente del partido con otro arrasador triunfo, nada menos que Andalucía, la región más poblada del país, históricamente adversa.

El "efecto Feijóo", la explicación de Génova de su resurrección.

El PP de Juanma Moreno (el de Feijóo) rompió este domingo su techo electoral, que estaba en los 50 escaños (40,66%) que obtuvo en 2012 el exministro Javier Arenas, quien en aquel año se quedó a cinco escaños de la mayoría absoluta. El pacto PSOE e IU impidió en aquel el ingreso al Palacio de San Telmo.

El PP se recupera en tiempo récord y Feijóo empuja un adelanto electoral 

Por primera vez, todo el mapa provincial de Andalucía se tiñe de azul. El coloreo es inédito. El PP arrasó en todas las circunscripciones, entre ellas tres de los bastiones históricos del PSOE: Huelva, Jaén y Sevilla.

Feijóo no se equivocó con su estrategia de aglutinar a la derecha por el carril del centro: el PP le mordió mucho electorado a Vox

El "efecto Feijóo" tiene "varias patas", sostienen en Génova. La primera, su "personalidad". El dirigente gallego logró, en pocos meses, unir a todo el partido mezclando mano de hierro y pragmatismo. Puso a las dos corrientes internas (moderación vs radicalización) bajo su ala. Neutralizó a Madrid y a su jefa Ayuso. "Su conducción no tiene fisura", resumen fuentes de su equipo.

Feijóo vuelve a la era de los caciques para ganarle a Sánchez y frenar a Vox

Su discurso es otra de sus "fortalezas", a juicio de los afiliados. Desde el Congreso de Sevilla, cuando tomó las riendas formales del partido, que viene pregonando por llegar a Moncloa por el "carril del centro". "Hay que aglutinar a la derecha por esa vía", repitió durante la gira que hizo por todas las comunidades autónomas.

El arrollador triunfo del PP en números.

A juzgar por las urnas andaluzas, no se equivocó. El PP le mordió mucho electorado a Vox. A la ultraderecha le salió muy mal su apuesta por radicalizar aún más su prédica (discurso con tono fascista de la italiana Meloni, por ejemplo). La formación de Abascal pasó de sumar un 20% de los votos en las generales de 2019 en Andalucía, a un 13,5% en los comicios de este domingo. ¿Dónde fueron a parar muchos de esos apoyos? Al PP. A Moreno. A Feijóo.

"Fue un error copiar el discurso de Vox", reconoció esta mañana el presidente andaluz en referencia a la etapa de Pablo Casado como líder del PP. "El camino por el centro es el camino de referencia. Es la única estrategia que está frenando a Vox", agregó.

"Sin duda alguna el PP ha frenado a Vox en Andalucía y lo ha hecho por sí mismo", alardeó este lunes la secretaria general del partido, Cuca Gamarra, quien en su valoración nacional de los resultados regionales habló de "nueva etapa" y de "punto de inflexión".

Fue un error copiar el discurso de Vox. El camino por el centro es el camino de referencia

La lectura de Génova es que el arrollador éxito en las dos comunidades autónomas más pobladas del país (Madrid y Andalucía) es un "trampolín" directo a Moncloa. El objetivo de volver a ser el primer partido en escaños en 2023, algo que perdió tras la moción de censura de 2018, está al alcance de la mano.

De la hemorragia de febrero al exitismo de junio. Una resurrección en cuatro meses. Una recuperación con el sello de Feijóo.


Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 2
    jose.colella.87
    Hace 8 días
    09:27
    Todos los oficialismo del mundo van a seguir perdiendo las elecciones (o ganando por chirolas) por el desastrozo manejo de la pandemia.
    Esta tendencia seguramente empiece a cambiar en 2024, donde pasaremos al desembarco de los anti-sistema, que ya en estos dos años estan sacando numeros altisimos en las elecciones.
    Responder
  • 1
    fj
    Hace 8 días
    21:31
    cuando los slogans no se traducen en gestion porque provienen de inutiles que no saben gestionar y solo creen en el pensamiento magico, la gente termina cansandose y votan a otros cuando el regimen lo permite
    Responder