Cumbre de Madrid
La Alianza no descarta que Rusia ataque a otros países y diseña una nueva estrategia
"No podemos descartar la posibilidad de un ataque contra la soberanía y la integridad territorial de los Aliados", reconoce el nuevo "concepto estratégico" firmado este miércoles en la Cumbre de Madrid.

Tras poco más de cinco horas de cumbre, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, confirmó que, luego de las primeras reuniones en Madrid, los aliados aprobaron el ansiado nuevo "concepto estratégico", la guía que utilizará Occidente para garantizar su seguridad.

"Nosotros, los Jefes de Estado y de Gobierno de los Aliados de la OTAN, nos hemos reunido en Madrid en un momento crítico para nuestra seguridad y para la paz y la estabilidad internacionales. Hoy, respaldamos un nuevo Concepto Estratégico para garantizar que nuestra Alianza se mantenga en forma y con recursos para el futuro", dice en su introducción el documento -al que tuvo acceso LPO- en su introducción.

El escrito, de once páginas y remitido a todas las delegaciones, tiene a Rusia como eje principal. El texto tiene una advertencia que inquieta: la posibilidad real y concreta de que Vladimir Putin decida atacar a otros países de la Alianza.

La OTAN desafía a Putin y le advierte: "Tú no ganarás"

"No podemos descartar la posibilidad de un ataque contra la soberanía y la integridad territorial de los Aliados", se admite, sin rodeos, en el nuevo concepto estratégico. Y agrega: "La zona euroatlántica no está en paz. La Federación Rusa ha violado las normas y principios que contribuyeron a un orden de seguridad europeo estable y predecible".

La zona euroatlántica no está en paz. La Federación Rusa ha violado las normas y principios que contribuyeron a un orden de seguridad europeo estable y predecible

A juicio de los líderes de la OTAN, Rusia "utiliza medios convencionales, cibernéticos e híbridos" para socavar el orden internacional, además de estar "modernizando sus fuerzas nucleares y ampliando sus novedosos y disruptivos sistemas de entrega de doble capacidad, al tiempo que emplea señalización nuclear coercitiva".

Para hacer frente a esta amenaza, la OTAN decide a partir de ahora "reforzar significativamente la disuasión y la defensa" para todos los países aliados. "Mejoraremos nuestra resiliencia contra la coerción rusa y apoyaremos a nuestros socios para contrarrestar la interferencia y la agresión malignas", reza el documento firmado este miércoles en Madrid.

La trastienda de la Cumbre: la odisea de poner un pie en el punto más custodiado del planeta

La segunda "gran amenaza" que observan los líderes occidentales para los próximos años es el "terrorismo, en todas sus formas y manifestaciones". "Es la amenaza asimétrica más directa para la seguridad de nuestros ciudadanos y para la paz y la prosperidad internacionales. Las organizaciones terroristas buscan atacar o inspirar ataques contra los Aliados. Han ampliado sus redes, mejorado sus capacidades e invertido en nuevas tecnologías para mejorar su alcance y letalidad".

La nueva hoja de ruta no menciona ningún refuerzo militar en el flanco sur, el objetivo trazado por el gobierno de Pedro Sánchez, tal como adelantó LPO. Sin embargo, sí menciona los desafíos que se abren en esta región por los diversos "impactos"; el climático y la inseguridad alimentaria producto de la crisis económica, entre otros.

El asterisco -un diagnóstico sin soluciones concretas- fue celebrado por la delegación española, que temía irse con las manos vacías de su propia cumbre.

"La inestabilidad generalizada da lugar a la violencia contra los civiles, incluida la violencia sexual relacionada con los conflictos, así como a los ataques contra los bienes culturales y los daños al medio ambiente. Contribuye al desplazamiento forzado, fomentando la trata de personas y la migración irregular. Estas tendencias plantean serios desafíos transnacionales y humanitarios. Socavan la seguridad humana y estatal y tienen un impacto desproporcionado en las mujeres,los niños y los grupos minoritarios", explica el documento.

La nueva hoja de ruta no menciona ningún refuerzo militar en el flanco sur, el objetivo trazado por el gobierno de Pedro Sánchez, tal como adelantó LPO.  Sí, enumera los desafíos que se abren en este región, lo que ha sido celebrado por la delegación española

China es el tercer eje de este nuevo concepto estratégico. Es la segunda amenaza -después de Rusia- a tener en cuenta en el futuro inmediato. La OTAN lo incluye al régimen de Xi Jinping por primera vez en su historia en un documento oficial.

La OTAN firmará en Madrid un inédito refuerzo militar con 300 mil soldados para frenar a Putin

"Las ambiciones declaradas y las políticas coercitivas de la República Popular China (RPC) desafían nuestros intereses, seguridad y valores. La República Popular China emplea una amplia gama de herramientas políticas, económicas y militares para aumentar su presencia global y proyectar su poder, mientras permanece opaca sobre su estrategia, intenciones y desarrollo militar", se detalla.

"Su retórica de confrontación y de desinformación -agrega el texto- tienen como objetivo a los Aliados y dañan la seguridad de la Alianza. "La asociación estratégica cada vez más profunda entre la República Popular China y la Federación de Rusia y sus intentos de socavar el orden internacional basado en normas, que se refuerzan mutuamente, van en contra de nuestros valores e intereses", concluye el documento.


Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.