Crisis económica
La crisis obliga a revisar el gasto político y el Congreso debate la compra de nuevos móviles por un millón de euros
El Congreso va a comprar 825 móviles de última generación por un total de 1.232.734 euros. Cs dice que es un "disparate". Podemos pide revisar la medida. El PSOE tilda la discusión de "demagógica". PP y Vox, apoyan.

La crisis económica empieza a jugar un rol fiscalizador en lo que respecta al gasto político. Erogaciones que en los últimos años pasaban desapercibidas e invisibilizadas, están ahora bajo la lupa. Por estas horas, el Congreso debate si es pertinente o innecesario renovar con tecnología de última generación los móviles de diputados y trabajadores. La revisión de este concurso abre una discusión más profunda de fondo: ¿Austeridad justificada o mera demagogia?

La situación es la siguiente: el Hemiciclo gastará del erario público un total de 1.232.734 euros para comprar 825 teléfonos móviles, que renovarán las terminales de diputados y trabajadores de la Cámara Baja. Según se desprende del pliego de condiciones, al que tuvo acceso LPO, los modelos elegidos son el iPhone 13 Pro, con un valor de mercado de 1.150 euros y el Samsung Galaxy A53 5G (450 euros). 

La erogación total incluye, además, la instalación, la configuración de los teléfono, y los servicios de mantenimiento y formación. La Mesa de la Cámara, a cargo del concurso, justifica en el pliego la necesidad de renovación.

Detalla que "los dispositivos que se utilizan actualmente son Iphone 8, con 256 GB de capacidad" y que al ser de 2017, a partir de 2023 "dejarán de recibir actualizaciones". "Transcurridos 5 años no está garantizado que Apple proporcione actualizaciones, lo que puede suponer un problema para la seguridad de los dispositivos", se lee en el pliego.

El drama de las pymes: "La subsistencia es imposible"

Por otra parte -reza el documento-, el Congreso "dispone de terminales móviles con sistema operativo Android, adquiridos en 2018, para su utilización por personal de diferentes unidades de la Cámara, que deben ser renovados para que se pueda disponer de las últimas versiones del sistema operativo que redunden en una mayor seguridad de los dispositivos".

El socialista Patxi López cree que la discusión sobre los nuevos teléfonos de los diputados es "demagógica".

La Cámara establece, por tanto, "dos perfiles" compatibles con los "dispositivos que se requieren". El pliego no nombra específicamente a las marcas y modelos elegidos, pero detalla una serie de características que solo se ajustan al iPhone 13 Pro y el Samsung Galaxy A53 5G.

El Hemiciclo gastará del erario público un total de 1.232.734 euros para comprar 825 teléfonos móviles, que renovarán las terminales de diputados y trabajadores de la Cámara Baja. Los modelos elegidos son el iPhone 13 Pro, con un valor de mercado de 1.150 euros y el Samsung Galaxy A53 5G (450 euros)

El concurso, que tras la queja de algunos grupos parlamentarios está ahora sujeta a revisión, fue aprobado por unanimidad en una de las últimas Mesas antes del receso del verano. Ciudadanos fue el primer partido en denunciar lo "disparatado" del gasto.

Pescado, productos para celíacos y hasta Navidad: cómo es la primera cesta "anti-inflación" de la historia de España 

El portavoz adjunto, Edmundo Bal, criticó que el Congreso de un "espectáculo bochornoso" con este contrato. En su opinión, los diputados pueden, perfectamente, trabajar con móviles "mucho más baratos" y no necesitan "un iPhone 13" cuyo "precio en el mercado es verdaderamente disparatado".

Bal anunció que si el contrato se mantiene renunciarán a los nuevos aparatos porque los consideran "un privilegio" que "separa a los políticos de la ciudadanía" y contribuye a que la gente les vea "como auténticos marcianos".

Un razonamiento similar, desde la otra punta del espectro ideológico, hizo Iñigo Errejón, líder de Más País. Reconoció que este tipo de decisiones "deslegitiman" a todos los políticos para pedir a los ciudadanos que hagan "sacrificios" como bajar la calefacción o el aire acondicionado. "Los políticos tenemos la obligación de ser ejemplares y tener un nivel de ética superior", resumió.

El portavoz adjunto, Edmundo Bal, criticó que el Congreso de un "espectáculo bochornoso" con este contrato. En su opinión, los diputados pueden, perfectamente, trabajar con móviles "mucho más baratos" y no necesitan "un iPhone 13" cuyo "precio en el mercado es verdaderamente disparatado

Por su parte, el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, llamó a revisar el concurso para evitar "un gasto suntuario". Reconoció que le "colaron" el pliego y que su formación no estaba al tanto de tamaña erogación. 

"Los miembros del Congreso debemos contar con teléfonos modernos y seguros, pero no hace falta que sean móviles carísimos. Hay otras opciones para cumplir esa función", explicó.

Para el PSOE, en cambio, se trata de una discusión estéril que esconde "demagogia" de fondo. "No sé cómo va a ser el contrato, pero me parecen debates bastante demagógicos", razonó el portavoz socialista, Patxi López. La postura se asemeja a la del PP y a la de Vox, formaciones que rehusaron cuestionar el concurso.

Los salarios sufren la peor devaluación de la historia: el coste de vida cuadruplica el aumento de las nóminas

Cuca Gamarra, secretaria general de los populares, aclaró que es la Mesa de la Cámara la que decide sobre estos concursos teniendo en cuenta las "prestaciones" que, según los servicios técnicos de la institución, debe tener estos terminales que son "herramientas de trabajo".

La portavoz adjunta de Vox, Inés Cañizares, señaló que la iniciativa de este contrato parte de los servicios técnicos y que los móviles se facilitarán también al personal de la Cámara que utiliza estos dispositivos. "No lo vamos a cuestionar, es el gobierno de la Cámara el que tiene que decidir si corresponde o no", afirmó.

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.