Crisis energética
España es uno de los países con mayor déficit ecológico y necesita casi tres planetas para sostener su consumo
El planeta cruzó este jueves su "Día de Sobrecapacidad", cuando la demanda de recursos ecológicos superó lo que el planeta puede regenerar. LPO dialogó con Enrique Segovia, de WWF España, para analizar el fenómeno.

La mayoría de los ciudadanos están familiarizados con aquellos indicadores de la economía que, de alguna u otro forma, repercuten en su vida cotidiana, como el IPC o el PIB, por citar dos ejemplos.

Muy pocos, sin embargo, conocen un indicador que impacta cada vez más en el bienestar colectivo e individual: el "Día de Sobrecapacidad de la Tierra", fecha en la que la demanda de recursos ecológicos supera lo que el planeta puede regenerar en el lapso de un año

Este termómetro, que durante muchos años ha pasado desapercibido, cobra hoy -crisis energética y aceleración de la crisis ambiental mediante- una importancia más que relevante en la agenda pública y política.

Según este cálculo, el 28 de junio, el pasado jueves, la humanidad entró en números rojos, en un déficit ecológico que se adelanta cada vez más en el calendario. En 2021, la barrera se cruzó el 29 de julio, un mes y un día más tarde. En 2020 (año de pandemia), los recursos se agotaron el 22 de agosto.

 "El futuro que nos venden de energías renovables no es posible, por la falta de materias primas como el litio"

En el 2022, los habitantes del planeta hemos terminado en poco más de 200 días con el capital natural disponible para los 365 días del año, excediendo en un 74 % la capacidad de los ecosistemas para regenerar los recursos naturales.

El "Día de la Sobrecapacidad" es difundido por el Fondo Mundial para la Naturaleza, una organización no gubernamental fundada en 1961 que lucha por la conservación del medio ambiente. Se la conoce por la siglas WWF, por su nombre oficial en Estados Unidos: World Wildlife Fund.

El pasado jueves, la humanidad entró en números rojos, en un déficit ecológico que se adelanta cada vez más en el calendario. En 2021, la barrera se cruzó el 29 de julio, un mes y un día más tarde. En 2020 (año de pandemia), los recursos se agotaron el 22 de agosto

Su cálculo está en manos de otra organización internacional, Global Footprint Network, que ofrece a los tomadores de decisiones (gobiernos, instituciones públicas, empresas, etc.) un menú de herramientas para ayudar a la economía humana a operar dentro de los límites ecológicos de la Tierra, analizando la evolución mundial de dos parámetros: la biocapacidad (o capacidad de regeneración biológica) y la huella ecológica (la demanda de recursos).

WWF pone el énfasis en "el modelo actual de producción y consumo" a la hora de analizar el rápido agotamiento de los recursos naturales. "Tenemos que cambiar la forma de vida: desde el modo en el que consumimos y producimos los alimentos, a cómo nos movemos, cómo conseguimos nuestra energía o cómo y en qué se invierte nuestro dinero", es una de las principales conclusiones de esta organización.

El Gobierno va a recortar gas en las industrias para no afectar "la calidad de vida" de los ciudadanos

Esta sobrecapacidad, claro está, no es igual en todos los países. La humanidad, como media, necesita hoy 1,75 planetas para satisfacer toda su demanda de recursos naturales.

Pero las diferencias son muy grandes dependiendo de cada país: Qatar consume 9, Estados Unidos, 5,1 y Yemen -en la otra punta de la escala- 0,3.

Todos los problemas que nos cuenta hoy el telediario están, de algún modo, relacionados con este indicador. ¿O a caso la inflación no se relaciona con la excesiva explotación de los recursos naturales?

España integra el grupo de 20 países con mayor déficit energético: necesita casi tres planetas (2,8) para satisfacer su demanda de recursos. Este año, la península entró en "deuda con el Planeta" el 12 de mayo, 13 días respecto a 2021 (25 de mayo)

El presidente Pedro Sánchez en su reciente visita a la zona afectada por el incendio de Ateca, en Aragón.

Enrique Segovia es el director de WWF España. Explica que este relevamiento se realiza desde 1971, cuando el consumo de los recursos ecológicos (superficies productivas forestales, agrícolas, marina, etc.) iban prácticamente en paralelo con la capacidad del planeta en regenerarlos (últimas semanas de diciembre). Cincuenta años después, el mundo consume toda esa capacidad en la primera mitad del año.

"Esta fecha, que es muy gráfica e ilustrativa, apunta a los conceptos de huella ecológica y biocapacidad. Desnuda, al cabo, que el modelo productivo y de consumo a nivel global es insostenible", analiza.

El relevamiento se realiza desde 1971, cuando el consumo de los recursos ecológicos (superficies productivas forestales, agrícolas, marina, etc.) iban prácticamente en paralelo con la capacidad del planeta en regenerarlos (últimas semanas de diciembre). Cincuenta años después, el mundo consume toda esa capacidad en la primera mitad del año 

Para Segovia, es "vital" que la ciudadanía empiece a "familiarizarse con este indicador".  "Todos los problemas que nos cuenta hoy el telediario están, de algún modo, relacionados con este indicador. ¿O a caso la inflación no se relaciona con la excesiva explotación de los recursos naturales?", se pregunta.

La inflación sigue disparada, trepa al 10,8% y se afianza por encima de los dos dígitos

Los datos muestran que a "mayor crecimiento económico, mayor huella ecológica. "En España, por ejemplos, los descensos se dan únicamente durante los años crisis económicas. La pandemia fue un ejemplo claro de cómo al pararse la actividad global esta huella se redujo. El problema es que hemos salidos como enjaulados, con un consumo bestial". 

Segovia prefiere esquivar el término "decrecimiento", acuñado hoy por científicos y ecologistas. Prefiere utilizar el término "desacople". "Hay que desacoplar el desarrollo al consumo de recursos, vivir igual con menos. No puede ser que para producir alimentos tengamos que quemar petróleo", ejemplifica. 

El planeta no soporta que esta fecha se siga adelantando. No hay recursos. Ese es el mensaje que tiene que calar", agrega la cara visible de WWF España. La "incertidumbre" con la que convivimos puede ayudar a esta concienciación.

"Antes, hace 20 años, te ibas de vacaciones y sabías que si querías sol te ibas al Levante y si querías fresquito te ibas a Galicia. En función de eso uno planificaba sus vacaciones. Esta certidumbre ya no existe. La ciudadanía, en este sentido, empieza a ser consciente y empieza entender que no hay planeta que soporte estos niveles de producción y consumo. Lo que no veo es el cambio de actitud, dejar de coger el coche, comer de forma más natural, etc. Esto me parece peligroso", reflexiona.

Segovia plantea que, voluntarios u obligados, los "cambios hay que hacerlos porque no nos va a quedar otra".  "Ojalá no los hagamos cuando el agua nos llegue al cuello".

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 1
    dylan25
    Hace 8 días
    10:53
    Ja ja ???? la leyenda negra contra España no para, ahora España es el problema de la ecología del mundo jajaja ???? che china o EEUU ni ahí no?? Suponiendo que todo esto sea verdad que es ya es mucho...
    Responder