Cambios en Ferraz
El PSOE se relanza para 2023: repunte electoral, presupuestos sociales y una ejecutiva sin fisuras
Sánchez quiere un partido que acapare las medidas sociales y preste atención a lo territorial de cara a las generales. Montero negociará los presupuestos y Pilar Alegría pasa a la primera línea. El rol clave de Bolaños.

 Los cambios definidos este fin de semana en el comité federal del PSOE señalan el camino a transitar para un año plagado de desafíos. Los socialistas aspiran a terminar la legislatura con una serie de logros sociales y una remontada en las elecciones municipales y autonómicas antes de llegar a las generales, contra los pronósticos que auguran un auge del PP y el desgaste del gobierno de coalición.

La irrupción de María Jesús Montero es clave. La ministra de Hacienda es una figura de consenso dentro del partido y tiene por delante negociar unos presupuestos que deberán conjugar el compromiso de aumentar el gasto en defensa e impulsar la agenda social que reclaman los socios de coalición y los aliados en el Congreso. A la vez que será el nexo entre Moncloa y Ferraz, la dirigente sevillana tiene como misión reducir al mínimo las posibles tensiones entre los socialistas y los morados.

Los números no cierran y Sánchez aprovecha la salida de Lastra para relanzar al PSOE

En un gesto para el electorado y en clave interna para Unidas Podemos, Montero adelantó que esta semana presentará en el Congreso una proposición de ley que prohíbe a los bancos y las empresas energéticas el traslado a los consumidores de la carga que implican los impuestos extraordinarios anunciados por Sánchez. Por el momento, el giro del PSOE hacia la izquierda contentó a Unidas Podemos, un objetivo que era primordial para el presidente. 

La designación de Montero es un guiño a los socialistas andaluces, pero el resto de los nombramientos sigue la misma lógica: reforzar al PSOE en los territorios

A pesar de que Isabel Rodríguez y Emiliano García-Page insistan en que los cambios en la cúpula del partido no responden a fines electorales, lo cierto es que los resultados en Madrid, Castilla y León y Andalucía son una alarma para los comicios por venir. La designación de Montero es un guiño a los socialistas andaluces, pero el resto de los nombramientos sigue la misma lógica: reforzar al PSOE en los territorios.

Patxi López, exlehendakari durante la era Zapatero, será el encargado desde la portavocía del Congreso de contrarrestar los embates de las derechas contra la alianza del gobierno con EH Bildu. Su legado como uno de los artífices del fin del accionar terrorista de ETA le confiere una autoridad capaz de blindar las críticas. El talante dialoguista y la aceptación de los dirigentes socialistas es un plus. Que sea un referente en el País Vasco les otorga proyección a las tentativas electorales del PSOE, aunque las autonómicas vascas estén previstas recién para 2024.

La ministra de Educación, Pilar Alegría, es la nueva portavoz nacional del PSOE.

La ministra de Educación, Pilar Alegría, asumió como portavoz nacional del partido. A poco de debutar, defendió las políticas redistributivas del Ejecutivo, dijo haber recabado un apoyo clave de "uno de los máximos dirigentes de una entidad financiera de este país" al impuesto extraordinario y cargó contra Alberto Núñez Feijóo, al que comparó con Mariano Rajoy. Incluso apuntó a Isabel Díaz Ayuso tras el anuncio de las becas para estudiantes con rentas familiares superiores a los 100.000 euros en Madrid.

Sánchez gira a la izquierda, cierra filas con Podemos y anuncia impuestos a la banca y a las energéticas

Alegría, que en su momento respaldó la candidatura de Susana Díaz, es una demostración de que Sánchez aspira a un PSOE unido y aparatado de viejas rencillas. Y como aseguran fuentes del partido a LPO, la dirigencia socialista, desde el gobierno y el partido, buscará capitalizar las medidas sociales dentro de la coalición. En otras palabras, disputará la agenda social a UP. Para eso Sánchez necesita una formación ordenada bajo su liderazgo.

Félix Bolaños, ministro de la Presidencia, es el hombre fuerte de Sánchez en el gobierno y en el partido.  

El presidente ha dado indicios de que la lealtad no es personal sino hacia el partido. Alegría estuvo con Díaz y López se les enfrentó a ambos en las primarias de 2017. Santos Cerdán, próximo a Sánchez, continúa al frente de la secretaría de Organización, si bien será custodiado por Juan Francisco Serrano, un diputado de 34 años de Jaén, un gesto hacia Andalucía, donde el partido fue castigado en las urnas y precipitó una puja entre Cerdán y Lasta. En este caso Sánchez concedió una salida salomónica. 

Sánchez balancea así el llamado 'núcleo duro' del PSOE. A Cerdán, Alegría, Montero y Patxi López se suma Óscar López y Miquel Iceta, ninguno inclinado hacia Sánchez en 2017

Sánchez balancea así el llamado "núcleo duro" del PSOE. A Cerdán, Alegría, Montero y Patxi López se suma Óscar López y Miquel Iceta -ninguno inclinado hacia Sánchez en 2017-. Pero sería erróneo pensar que Sánchez no hará pesar su liderazgo y en la impronta que quiere para el gobierno. En ese sentido, Félix Bolaños cobra más contundencia dentro del círculo de confianza del presidente.

Sánchez sufre una inédita sangría por la inflación: 570 mil de sus votantes elegirán a Feijóo en 2023

Hay ministros y portavoces en el lugar donde se decidirán los próximos pasos, o sea, ejecutores y comunicadores, figuras con volumen político, leales al presidente y "socialistas del PSOE", un partido más plural y que se espera con más creatividad para lanzarse al plan de retener Moncloa más allá de 2023. 

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.