Los efectos de la guerra
Izquierda Unida propone la teoría del "decrecimiento" para afrontar la crisis
Por primera vez, una formación política se hace eco de una teoría que, desde hace tiempo, defienden científicos y ecologistas: la necesidad de decrecer ante los límites energéticos del planeta.

La "teoría del decrecimiento" no es nueva. Desde hace años, científicos y ecologistas advierten que, inevitablemente, el mundo necesita una "disminución controlada y progresiva de la producción" -pilares opuestos al que se sustenta el actual modelo capitalista- para enfrentar la "crisis estructural y sistémica" ligada a los límites de los recursos energéticos del planeta.

Este pensamiento económico, político y social -como lo definen sus defensores- plantea la ruptura de uno de los principales consensos políticos globales, de derecha a izquierda: la búsqueda del crecimiento continuo.

Si no se atiende de forma "urgente" a los "límites del planeta" (el declive de las energías fósiles, el más preocupante y evidente) y los gobiernos siguen apostando a aumentar los modelos de producción y consumo, el sistema va "camino al colapso", según esta teoría.

En este análisis, las energías renovables y la "retórica verde" -la gran apuesta de los poderes económicos y políticos dominantes- son parches que, por sus límites, no resuelven el problema estructural. La hidroeléctrica, la eólica o la solar pueden, como mucho, producir en torno al 30% del total de la energía que hoy consume el mundo.

La alianza con Biden salva a Sánchez de su crisis energética con Argelia

La cara más visible de este paradigma en España es la de Antonio Turiel, investigador del Instituto de Ciencias del Mar de Barcelona (CSIC) y doctor en Física Teórica, autor del libro Petrocalipsis (Ed. Alfabeto), un ensayo sobre la crisis sistémica derivada de la caída del petróleo.

Es obvio que los límites del planeta han sido rebasados por la necesidad de crecimiento continuo del sistema capitalista; algo que no solo denunciamos organizaciones de izquierda o movimientos ambientalistas, sino que también ha sido reconocido por los propios científicos del IPCC

Este científico -cada vez más popular en las redes sociales- viene alertando de que el "decrecimiento económico es inevitable" y que lo queda por resolver es si lo "hacemos por las buenas o por las malas". Léase: si el decrecimiento se hace de forma planificada, ordenada y consensuada, o si se hace de forma caótica, violenta y anárquica.

Antonio Turiel, el científico español que más milita e insiste en la necesidad de decrecer (Fuente: CSIC).

Hasta la guerra y la actual crisis energética global por la escasez de gas y petróleo, esta teoría era considerada tabú en la política española. Sin embargo, una parte del gobierno, con el ministro de Consumo Alberto Garzón a la cabeza, empieza adoptarla como bandera para evitar la "barbarie a la que se encamina la civilización".

Semanas atrás, Izquierda Unida publicó un manifiesto titulado "Decrecer para vivir", en el que se pide "hacer una profunda reflexión sobre los límites del planeta y sus recursos, con el fin de diseñar un nuevo modelo de sociedad".

Borrell sugiere a los europeos que bajen la calefacción y levanta fuertes críticas de Vox y Podemos

"Es obvio que los límites del planeta han sido rebasados por la necesidad de crecimiento continuo del sistema capitalista; algo que no solo denunciamos organizaciones de izquierda o movimientos ambientalistas, sino que también ha sido reconocido por los propios científicos del IPCC", explica el texto en su introducción.

Para IU, la concepción económica del "crecimiento continuo" ha dejado al mundo a "las puertas de una conjunción de crisis energética, climática y de biodiversidad sin precedentes''.

"Parece estar cada vez más claro que es necesaria una transición energética que suponga el abandono de las fuentes de energías fósiles para hacer frente a las crisis climática y energética y sus consecuencias. Pero también que esa transición, y las medidas para abordar las consecuencias de la crisis por el cambio climático y la pérdida de biodiversidad, pasan por el decrecimiento y por un cambio estructural de los parámetros sociales, económicos y políticos en los que nos movemos actualmente", reza el escrito.

Y concluye: "No queremos entrar en el debate nominalista sobre si el término decrecimiento es el más idóneo para la reflexión que queremos hacer, pero sí sabemos que los límites del planeta se están superando (algunos de forma irreversible), y tenemos el deber de volver a mantenernos por debajo de los mismos. Y eso no se puede hacer sin un replanteamiento total de los modelos de producción y consumo".

En esta línea, el líder de IU y ministro de Consumo del gobierno de coalición, Alberto Garzón, publicó este lunes un artículo de opinión titulado "Los límites del crecimiento: ecosocialismo o barbarie".

Rusia dice que tiene "derecho a represalias" y amenaza con cortar el gas a Europa

Por primera vez, el funcionario pone el "decrecimiento" como salida de fondo a una crisis económica que, a su juicio, es más estructural que coyuntural. Explica que las dos grandes corrientes económicas, el neoliberalismo y el poskeynesianos, con sus diferencias teóricas, giran sobre un mismo eje: cómo maximizar el crecimiento económico.

A su juicio, el pensamiento económico dominante viene "utilizado un instrumental teórico totalmente ciego a la cuestión ecológica, esto es, a los prerrequisitos ecológicos del crecimiento económico y a las consecuencias ecológicas del mismo".

Garzón denuncia que Naciones Unidas o la Unión Europea piden desde hace tiempo conciliar el crecimiento económico -imprescindible para el bienestar social- con un "uso de recursos y energía que se sitúe dentro de los límites del planeta" para evitar los peores escenarios ecológicos.

Para lograr este objetivo -explica- "se han depositado grandes esperanzas en la eficiencia tecnológica, entendida como el conjunto de tecnologías que, aplicadas al proceso productivo, permiten un menor consumo energético. "Es este optimismo tecnológico en lo que se basa toda la narrativa del crecimiento verde", razona.

La civilización humana solamente puede construir horizontes de justicia y bienestar si lo hace logrando un encaje dentro de los límites del planeta. Ese encaje o reacomodo frente a los límites, por decirlo de alguna manera, se producirá bien de manera organizada o bien de manera caótica

Para el ministro, "las estrategias de incremento de eficiencia tecnológica deben complementarse con estrategias de suficiencia, esto es, con una reducción de la escala material de la producción y el consumo". En otras palabras: con el "decrecimiento".

"El decrecimiento emergió como movimiento político y social, y no debe ser entendido ni como concepto económico ni como teoría consistentemente estructurada sino como una amplia y heterogénea corriente de pensadores y propuestas que aspiran a que la economía mundial se desarrolle dentro de los límites biofísicos del planeta", argumenta.

Garzón advierte que no debe "subestimarse la encrucijada" que esconde el modelo ciego de crecimiento perpetuo y constante: "Ya tenemos delante de nosotros los primeros indicios de que una de las alternativas que se están abriendo paso ante esta crisis ecosocial es una nueva forma de fascismo, la cual promueve un tipo de organización social cerrada y autoritaria destinada a satisfacer las necesidades de grupos sociales selectos en detrimento del resto de la población".

Europa recurre al gas licuado para evitar la dependencia de Putin

En el cierre de su artículo, el líder de IU -haciéndose eco de la tesis de Turiel- afirma que la alternativa es el "ecosocialismo o la barbarie". "La civilización humana solamente puede construir horizontes de justicia y bienestar si lo hace logrando un encaje dentro de los límites del planeta. Ese encaje o reacomodo frente a los límites, por decirlo de alguna manera, se producirá bien de manera organizada o bien de manera caótica, siendo el peor de los escenarios el del colapso ecológico", concluye.

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 4
    tonidemerlo
    19/04/22
    12:06
    ???
    Responder
  • 3
    argentine-tax-payer
    19/04/22
    08:17
    Como siempre la zurda global atacando el sistema del que vive sin una propuesta realista y coherente.
    Habría que instrumentar un "decrecimiento controlado" de estas faunas que infectan las mentes incautas para terminar de depurar el entorno.
    Responder
  • 2
    dylan25
    18/04/22
    15:18
    La clase dirigente española odia y quiere destruir España lo mismo que en Argentina. Son los principales difundidores y propagandistas ingleses y anti España
    Responder
  • 1
    dylan25
    18/04/22
    15:16
    Que hijos de mil puta, no hay ningún límite energético para España, mira lo que venden estos hijos de puta y encima lo publican como una idea razonable, dan asco
    Responder