Elecciones
Ayuso desoye las urnas andaluzas y no piensa alinearse a la moderación de Feijóo
"No cambiaré ni un milímetro", advirtió la presidenta de la Comunidad de Madrid tras el disciplinamiento que ahora exige Génova ante la exitosa estrategia de moderación en Andalucía.

El arrasador triunfo del PP en Andalucía disipó las dudas sobre la estrategia del partido de cara a las elecciones de 2023. Antes de los comicios de este domingo, muchos barones dudaban de la táctica diseñada por el líder de Génova, Alberto Núñez Feijóo: moderación y mucha distancia de Vox.

El sector más pragmático y menos ideologizado de los populares estaba convencido de que a Moncloa se llegaba con la otra estrategia, con la de Isabel Díaz Ayuso, la presidenta de la Comunidad de Madrid: radicalización y distancia corta con Vox.

"Con lo de Andalucía ya no hay discusión", sentencian por estas horas desde la sede del PP. La lección es que se puede aglutinar a la derecha -y hasta pescar votos del progresismo- desde el carril central.

El PP arrasa en Andalucía, anula a Vox y deja en pánico a Moncloa

"Fue un error copiar el discurso de Vox. El camino por el centro es el camino de referencia. Es la única estrategia que está frenando a la ultraderecha", en palabras del ganador de las elecciones, el presidente andaluz Juanma Moreno.

Ayuso está convencida de que puede seguir creciendo a mitad de camino entre el dirigente Feijóo y Abascal

Sin embargo, pese a la contundencia de las urnas andaluzas, Ayuso no parece estar dispuesta a encolumnarse con la cabeza gacha detrás de Feijóo. Está convencida de que su figura no tocó techo y que puede seguir creciendo a mitad de camino entre el dirigente gallego y Santiago Abascal, el líder de Vox.

Este lunes, la líder madrileña recibió el premio de la Fundación Internacional de la Libertad de las manos del escritor Mario Vargas Llosa. Luego recibió al equipo de baloncesto del Real Madrid, flamante campeón de liga. Durante su doble actividad improvisó una rueda de prensa para hacer una valoración de los comicios regionales. "No cambiaré ni un milímetro", dijo dejando claro que no se moverá de un lugar donde se siente cómoda y poderosa.

"Nadie me va a enfrentar a Juanma Moreno ni a Núñez Feijóo, ni voy a cambiar ni un milímetro mi política en Madrid. No voy a entrar en las campañas de la izquierda. Hoy es un día de celebración", aclaró. Y agregó que las urnas dieron un único mensaje: el hartazgo de la gente con el gobierno de Pedro Sánchez. "España no aguanta más el proyecto de Pedro Sánchez. Si las elecciones hubieran sido generales", remató.

Ayuso con el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez.

¿Cuál va a ser el tono de Ayuso de acá en más? Conciliador a nivel interno, pero igual o más crispado hacia el afuera. Un ejemplo: su reciente confrontación con el colectivo LGTBI, en la mira de Vox desde que tiene voz y voto en su Ejecutivo.

La resurrección del PP: de la crisis terminal a una de las mejores elecciones de su historia

La Puerta del Sol retiró este lunes la icónica bandera arcoíris que cubría las paredes en los andenes de la estación de Metro de Chueca desde el año 2016. En su lugar se colocó una campaña publicitaria de una conocida marca de ropa interior.

Nadie me va a enfrentar a Juanma Moreno ni a Núñez Feijóo, ni voy a cambiar ni un milímetro mi política en Madrid

El problema de Ayuso es que, tras la mayoría absoluta de Andalucía, los dirigentes que dudaban entre moderación y radicalización se empiezan a inclinar por la opción ganadora. "Enhorabuena, presidente. El camino de Feijóo a La Moncloa es imparable", vaticinó el presidente de Murcia, Fernando López Miras.

"Moreno ocupa con claridad el centro del tablero político, ha abierto las puertas a mucho votante socialista que no se reconocen en su actual líder. El PP siempre ganó centrado y moderado. El PP desde el centro saca grandes resultados. El PP debe tener un pie en el centro y pivotear con el otro pie de izquierda a derecha", fue aún más explícito Elías Bendodo, el coordinador general del partido.

No hay que descartar que la líder madrileña sea "desplazada" de las campañas de las próximas regionales (Valencia), tal como sucedió -con éxito- en la antesala de las andaluzas.

Ayuso elige al creador de la marca Vox para librar su "batalla ideológica" 

Ayuso desembarcó solo una vez en la tierra de Moreno en más de un mes de campaña. Fue el 31 de mayo en su visita a Algeciras y Jerez. En ambos actos repitió que no era tan malo gobernar con Vox, una frase que no gustó nada a Génova. "Que no venga más", pidió el presidente andaluz.

En Génova son conscientes que no van a poder disciplinar a Ayuso. Pero los barones tienen algo muy claro: Andalucía refleja ahora el "sentir de España" mejor que Madrid.


Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.