Congreso del PP
Feijóo vuelve a la era de los caciques para ganarle a Sánchez y frenar a Vox
El "reinicio" del PP vendrá de la mano Feijóo y de los caciques del partido tras el paso en falso de la generación millennial: Casado y García Egea. El rol de Díaz Ayuso, la gran incógnita de esta nueva etapa.

El PP tocará este viernes el botón de "reinicio" de su sistema operativo. Lo hará en Sevilla, en su 20º congreso extraordinario, cita en la que Alberto Núñez Feijoó asumirá formalmente el cargo de presidente. No habrá votación, ni debates. Tampoco contrapuntos ni visiones opuestas sobre el rumbo del partido. El consenso, tras el "paso en falso" de la gestión de Pablo Casado, es total: volver a la era de los caciques para ganarle a Sánchez en 2023 y frenar el avance de Vox, un socio necesario pero indeseable.

"Hoy reiniciamos al PP, no es una refundación, pero casi", reconoció este viernes por la mañana el eurodiputado Esteban González Pons, organizador del congreso, en el discurso de apertura.

Feijóo designa a Cuca Gamarra como Secretaria General del PP

La "vuelta a los orígenes", palabras que Pons repitió en el acto de apertura, tendrá la misma simbología del Congreso de 1990, cuando se consolidó la refundación del partido, hasta entonces llamado Alianza Popular, de la mano de José María Aznar.

"Todo comenzó aquí, en este lugar, hace 32 años. Aquí se refundó el PP. Hoy hemos vuelto al comienzo para reiniciarnos", bramó Pons -un caudillo con credenciales de "buen gestor" a lo largo de su extensa carrera en Génova- con una ovación de fondo. Su figura, al cabo, es un micro ejemplo del nuevo PP. Relegado con Casado; con mucho poder con Feijóo.

Esteban González Pons durante el discurso de apertura del Congreso del PP.

El mandatario gallego oficializará en el congreso los nombres de su equipo. Ya adelantó el más importante, el de Cuca Gamarra, como su mano derecha, una "canterana" que siempre está en el bando triunfante. "Se va a rodear de dirigentes con trayectoria y experiencia. "Se acabaron los millennials", adelantaron sus voceros en las últimas semanas.

En el arranque del congreso dio a conocer a otro de sus principales alfiles, Elías Bendodo, consejero de la Presidencia, portavoz de la Junta de Andalucía y mano derecha del presidente Juan Manuel Moreno, quien desde hoy será el número tres del PP nacional.

Con Bendodo, Feijóo recupera la figura de coordinador general, cargo que utilizaron Aznar y Rajoy, eliminado por Casado. Su tarea será la de "fortalecer el equipo con una persona que sirva de enlace con las vicesecretarías, que colabore activamente con la secretaria general, y que aporte al proyecto experiencia orgánica, institucional y de gestión", según explicaron esta mañana desde el PP  

 El andaluz Elías Bendodo, nuevo Coordinador General del PP.

Los "millennials" tienen nombre y apellidos: Casado y Teodoro García Egea, una renovación que terminó con el peor de los resultados, a juicio de los barones. Por eso, el "reinicio" será sinónimo de "vieja guardia".

No en vano, Feijóo estará arropado en Sevilla por Mariano Rajoy y José María Aznar, éste último de manera virtual, debido a que en las últimas horas dio positivo de Covid-19, por lo que participará de forma telemática. Esa foto de a tres (ahora trunca) es la que el PP iba a mostrar como síntesis de su nueva vida.

Todo comenzó aquí, en este lugar, hace 32 años. Aquí se refundó el PP. Hoy hemos vuelto al comienzo para reiniciarnos

Todos los oradores de este viernes por la mañana presentaron a Feijóo como "el futuro presidente de España". Es que el objetivo principal de este "reinicio" es recuperar las riendas del Palacio de la Moncloa. "No vengo aquí a insultar a Pedro Sánchez, vengo a ganar a Pedro Sánchez", dijo el gallego, semanas atrás, en su primera carta de presentación.

La segunda meta es ganarle a Sánchez pero sin la dependencia de Vox. Feijóo tiene la difícil tarea de colocar a la ultraderecha en la vereda de los rivales, de quitarle el mote de "socio" que tanto incomoda, de que Castilla y León sea una "excepción" y no la regla de acá en más. 

Las elecciones andaluzas, a celebrarse a fin de año, serán la primera prueba de fuego para terminar de dimensionar el grado de dependencia que tendrá el partido con Santiago Abascal en el futuro inmediato.

Ayuso se muestra con Feijóo pero le advierte que tiene "poco aguante para las imposiciones"

El nuevo PP parece tener una única incógnita: el rol y el papel de Isabel Díaz Ayuso, la única con votos en el lomo y apoyo popular que puede torcer el timón de Feijóo. La presidenta de la Comunidad de Madrid se encolumnó, de momento, detrás del nuevo presidente, pero ya le advirtió que "Madrid tiene poco aguante para las imposiciones".

La asunción de Feijóo tendrá la misma simbología del Congreso de 1990, cuando se consolidó la refundación del partido, hasta entonces llamado Alianza Popular, de la mano de José María Aznar

Ayuso no solo demostró que tiene espalda para tumbar a cualquier rival interno, sino también que es la única que seduce a los votantes de Vox, la única que puede arañar una mayoría absoluta en 2023. Feijóo lo sabe. La necesita como compañera y aliada. De esa relación dependerá, en gran parte, el éxito o el fracaso de su presidencia.



Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.