Partido Popular
De la ofensiva a la defensiva: Ayuso se refugia en sus consejeros más cercanos mientras Casado retiene el aparato
La guerra abierta entre Génova y Puerta del Sol podría desestabilizar al Ejecutivo madrileño y atomizar la bancada popular en la Asamblea.

 Cuando Isabel Díaz Ayuso decidió emprender una guerra abierta a la dirección nacional del PP era consciente de que se trataba de una jugada riesgosa. Ese salto al vacío ahora la deja en una posición desfavorable, ya que Pablo Casado ha encuadrado al aparato orgánico y solo el entorno cercano a la presidenta de Madrid ha salido a blindarla. La decisión de la oposición madrileña de ir a la Fiscalía ha sido un espaldarazo indirecto al líder de los populares.

Salvo excepciones, como la exportavoz parlamentaria Cayetana Álvarez de Toledo, que ayer pidió la dimisión de Casado, figuras como Esperanza Aguirre y Alberto Núñez Feijóo apuntan al secretario general de la formación, Teodoro García Egea, como el responsable de haber contribuido a la división del PP. Ayuso, en cambio, no cuenta con aliados de peso fuera de Puerta del Sol.

Casado acorrala a Ayuso y le pide que aclare "qué comisión" cobró su hermano

Tras reconocer que su hermano cobró 55.850 euros por un contrato sanitario con la Comunidad de Madrid, dos de los consejeros más próximos a la mandataria comparecieron para intentar salvarla de un eventual escándalo de corrupción: el de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, y el Sanidad, Enrique Ruiz Escudero. La exposición dejó más dudas que certezas, en particular porque ambos funcionarios evidenciaron que a esta hora los canales de comunicación con Génova están rotos.

Fernández-Lasquetty apenas aclaró si las explicaciones de Ayuso sobre el contrato que involucra a su hermano fueron trasladadas a la dirección nacional. Se trató más de una puesta en escena para demostrar el respaldo a la presidenta que un espacio para despejar dudas. Las ausencias también generaron especulaciones sobre el apoyo real con que cuenta Ayuso tanto en el Ejecutivo que preside como en la Asamblea de Madrid. 

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Enrique López, se bajó de la comparecencia a último minuto, incómodo por las acusaciones que iban a lanzarse contra Casado

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Enrique López, se bajó de la comparecencia a último minuto, incómodo por las acusaciones que iban a lanzarse contra Casado. Tal como temía, Lasquetty desmintió al líder del PP ante la prensa y ahondó aún más la grieta al interior del partido. López, además, es secretario de Justicia del PP a nivel nacional. Sin embargo, no es el único que a estas horas está evaluando a qué bando apoyar de forma explícita.

 El consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Javier Fernández-Lasquetty.

En igual situación se encuentran la consejera de Familia, Juventud y Política Social, Concepción Dancausa, el de Administración Local y Digitalización, Carlos Izquierdo y el de Transportes e Infraestructuras, David Pérez. Ninguno de ellos preveía que la tensión entre Génova y Puerta del Sol llegara a estos niveles. Lo mismo ocurre con la bancada de 65 diputados del PP en el Ayuntamiento y ambos lados de la grieta se preguntan si el impacto de la disputa terminará por romper la bancada.  

En Madrid no queda claro por qué Ángel Carromero ha dimitido si no ha existido espionaje contra la presidenta, según jura la dirección nacional. Los consejeros y diputados tampoco confían en las explicaciones de la mandataria en torno al rol que jugó su hermano

En Génova están trabajando para que eso suceda, como una forma de horadar el poder de Ayuso en la propia comunidad que conduce. Pero en Madrid no queda claro por qué Ángel Carromero ha dimitido si no ha existido espionaje contra la presidenta, según jura la dirección nacional. Los consejeros y diputados tampoco confían en las explicaciones de la mandataria en torno al rol que jugó su hermano. La noticia sobre 18 contratos a dedo que beneficiaron Tomás Díaz Ayuso desde la Comunidad de Madrid, entre 2017 y 2019, abonan la teoría de tráfico de influencia y prevaricación con la cual la oposición empuja el caso a la justicia.

Exclusivo: El contrato por mascarillas que Ayuso firmó con el empresario amigo tuvo un sobreprecio del 117%

Núñez Feijóo aseguró que "nuestro compromiso no es dedicar a los problemas internos del partido nuestras energías", aunque respaldó a Casado. Es más un tiro por elevación a García Egea por el desprecio de los populares ajenos a las tramas de Génova que un gesto de desaprobación a Ayuso. Pero Ayuso sí necesita respaldo público para avanzar en su estrategia de todo por el todo. A la presidenta no le alcanza con las decenas de militantes propios que ayer acudieron a las puertas de Génova para expresarle su apoyo. 

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.