Asamblea de Madrid
Ayuso se desmarca de la ultraderecha y confronta a Monasterio: "Dejen de mezclar a los menas con todo"
Por primera vez, la presidenta madrileña deja al descubierto la retórica de Vox a partir de un comentario sobre la delincuencia y las bandas juveniles.

 En un gesto inesperado, Isabel Díaz Ayuso se llevó el aplauso unánime de la izquierda en la Asamblea de Madrid tras chocar con la portavoz de Vox, Rocío Monasterio, por sus comentarios sobre la delincuencia en la CAM. La presidenta regional se desmarcó de la formación ultraderechista, que con su abstención suele facilitar los proyectos del PP en el recinto, y la acusó de "mezclar a los menas con todo".

"Volvemos con el asunto de la seguridad, que no pierde oportunidad para estar con lo mismo. La delincuencia no está relacionada con el origen de las personas. No vuelvan otra vez a mezclarlo. Madrid es una región segura", se defendió Ayuso. Se trata de la primera confrontación entre la mandataria popular y Monasterio. Ni siquiera escaló durante el planteo de la derogación de las leyes LGBTI que exigía Vox.

Ayuso cede el control sobre los menores extranjeros a Vox para sacar adelante los presupuestos de Madrid 

El momento más álgido del intercambio fue cuando sostuvo que "muchas de esas personas en el caso de bandas latinas son inmigrantes de segunda generación tan españoles como Abascal, como usted o como yo". Monasterio es de origen hispanocubano y tuvo que admitir a través de gestos que acordaba con la observación de Ayuso.

La mandataria popular también indicó que los hechos de inseguridad en Madrid se produjeron a "manos de bandas juveniles españolas". "Estamos teniendo una serie de problemas evidentes de seguridad que tendremos que atajar", reconoció Ayuso, aunque explicó que "una persona no integrada da igual dónde haya nacido". "No estando integrada, es un problema para todos", zanjó. 

Muchas de esas personas en el caso de bandas latinas son inmigrantes de segunda generación tan españoles como Abascal, como usted o como yo

Antes de su intervención, Monasterio había vuelto a insistir con el cierre de los centros de menores inmigrantes no acompañados (menas), a quienes asoció directamente con los asesinatos del fin de semana en Atocha y Usera, sin pruebas al respecto. "Los padres estamos muy preocupados en Madrid. Cuando salen nuestros hijos estamos sin dormir esperando a que vuelvan porque no sabemos si se van a cruzar con unos de estos que están a machetazos en las calles, en todos los barrios de Madrid", había manifestado la portavoz de Vox.

Furia de Vox tras la negativa de Ayuso de derogar las leyes LGBTI

Monasterio relacionó los hechos delictivos con "la política blanda del PP y del PSOE con la inmigración" y con el "buenismo progre". Pero la narrativa de Vox choca con el espíritu de "vivir a la madrileña" que pregona Ayuso y la promoción de Madrid como lugar abierto a la multiculturalidad.

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.