Madrid
Ayuso cede el control sobre los menores extranjeros a Vox para sacar adelante los presupuestos de Madrid
La presidenta madrileña contará con los primeros presupuestos de su mandato. "Este acuerdo no cumple todas las expectativas pero es satisfactorio", reconoció Monasterio.

 Isabel Díaz Ayuso cuenta con los primeros presupuestos de su mandato. La presidenta de la Comunidad de Madrid ha aprovechado el diálogo que mantiene su partido con Vox para aprobar las cuentas públicas, aunque sin ceder en todas las exigencias de la formación de ultraderecha.

Vox le avisa a Ayuso que apoyará los presupuestos solo si deroga la legislación LGBTI

La encargada de anunciar el acuerdo fue Rocío Monasterio, portavoz de Vox, quien explicó que a cambio del apoyo de su formación, el Ejecutivo madrileño descartaba cualquier pacto con otra fuerza política. "Que la izquierda pierda toda la esperanza de entrar en Madrid", disparó.

La de Vox es la única bancada con la cual Ayuso puede entenderse dentro de la Asamblea, si bien la presidenta rechazó derogar las leyes LGTBI como le pidió Monasterio. En cambio, ha cedido a otras demandas, como la gratuidad de la educación de 0 a 3 años, con una partida presupuestaria específica, y una auditoría a los centros de menores extranjeros no acompañados, los menas. 

Que la izquierda pierda toda la esperanza de entrar en Madrid

Este último es un punto importante para la estrategia discursiva de la formación de ultraderecha, ya que lo pactado con el PP les garantiza a Monasterio y los suyos controlar de cerca los costes asociados a los servicios y las subvenciones del gobierno madrileño a los centros de acogida. Sin embargo, no es el único compromiso que han arrancado a Ayuso.

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio.

Vox avanzó en el recorte del 10% a la financiación de Telemadrid, cuyos fondos se destinarán ahora a las organizaciones que apoyan a las adolescentes embarazadas, en sintonía con su posición conservadora y opuesta al aborto. "Les anuncio que hemos llegado a un acuerdo que se recoge en 13 medidas, una por cada diputado que tiene Vox", señaló Monasterio, que ha querido venderlo como un éxito para Vox.

Para destrabar los presupuestos, Ayuso apela a Vox: "Nos tenemos que entender"

Lo cierto es que el acuerdo es más simbólico que otra cosa. Las 13 medidas impuestas por el grupo de Monasterio representan 100 millones de euros de los 23.000 que contemplan los presupuestos. Quizás por ello el consejero de Economía, Javier Fernández Lasquetty, lo calificó de "gran acuerdo". "Este acuerdo para los presupuestos es la plasmación presupuestaria del acuerdo de investidura", admitió.

Ayuso quiso incluir a Vox en la definición de las cuentas públicas a través de concesiones de mínima para mantener su alianza tácita en la Asamblea de Madrid y, al mismo tiempo, demostrar que los presupuestos no fueron elaborados en solitario -el PP cuenta con los votos necesarios y solo le basta con la abstención de la ultraderecha-, ya que no estaba dispuesta a acordar con PSOE, Unidas Podemos y Más Madrid. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.