Elecciones en Francia
Macron llega como favorito a la segunda vuelta, pero Le Pen confía en dar la sorpresa
El presidente francés y la líder de ultraderecha reeditan la pelea de 2017. Los sondeos le dan leve ventaja a Macron.

Este domingo los franceses volverán a las urnas para elegir a su próximo presidente o presidenta. La última encuesta del Instituto Elabe publicada el viernes le da a Emmanuel Macron el 55,5% de intención de voto frente al 44,5% que obtiene Marine Le Pen. El mandatario logró remontar las preferencias en el debate del miércoles pasado y ya acaricia un segundo mandato, pero la candidata ultraderechista se ilusiona con dar la sorpresa.

Le Pen viene apelando a la presunta arrogancia del presidente y al desinterés de su gobierno por los sectores más vulnerables para atraer al electorado de izquierda. Macron sigue esa misma línea, con actos de campaña en barrios populares como Saint-Denis, en la región parisina, donde el líder de la Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, arrasó en primera vuelta.

En un debate encendido, Macron dijo que Le Pen depende de Putin: "Se juega el futuro de Europa" 

"En el largo plazo vemos cómo las candidaturas ultraderechistas en general, y la de Le Pen en particular, se fortalecen en cada lustro. Y vemos cómo en el corto plazo hay un aumento de la intención de voto a favor de Macron. Las cosas pintan bien para él, pero a largo plazo la sociedad francesa se va escorando hacia la ultraderecha. El debate ahondó la brecha entre Macron y Le Pen", dice a LPO Marcos Bartolomé, máster por la Universidad de Georgetown y analista del sitio El Orden Mundial.

En efecto, Macron salió airoso del debate del miércoles. Al menos es lo que indica el sondeo de Ipsos & Sopra Steria: para el 43% de los encuestados, el mandatario fue más convincente que Le Pen, que quedó a diez puntos. Fue más bien una percepción generalizada, ya que Macron salió al cruce, desmontó los argumentos de su rival y cuestionó las cifras que presentó para justificar un programa que la diputada tratar de vender como beneficioso para los trabajadores.

Le Pen intentó despegarse de la imagen de líder intransigente de la extrema derecha, heredera del Frente Nacional y promotora de una agenda xenófoba gracias a la irrupción de Éric Zemmour, un exconductor de televisión que postulaba en campaña la teoría del "gran reemplazo", una visión paranoica sobre el futuro de la población blanca en Francia. Sin embargo, en el cara a cara con Macron se mostró poco sólida y reveló su posición anti inmigratoria. 

En el largo plazo vemos cómo las candidaturas ultraderechistas en general, y la de Le Pen en particular, se fortalecen en cada lustro. Y vemos cómo en el corto plazo hay un aumento de la intención de voto a favor de Macron

Por su parte, Macron ensayó algo parecido a una autocrítica por los cinco años al frente del país, bajó a la calle para hablar directamente con los votantes, escuchó los reclamos, se comprometió a revisar el controvertido proyecto para aumentar la edad jubilatoria y señaló el euroescepticismo de Le Pen como un peligro para Francia. A diferencia de 2017, el presidente ya no es un desconocido, y por eso planteó la elección entre dos modelos antagónicos: la Europa de la integración o una Francia aislada de sus vecinos.

A lo largo de la campaña, Macron defendió la idea de una Europa con una defensa autónoma y una hoja de ruta para la transición energética, mientras Le Pen apostó por convertirse en la "vocera de los franceses" en cuanto a la pérdida del poder adquisitivo y se respaldó en un programa económico que, según dice, "no está destinado a los mercados". "Puede parecer a primera vista que el programa de Le Pen tenga una pátina social, pero es un programa etnoliberal. Le Pen quiere establecer una preferencia nacional, con un referéndum sobre las prestaciones sociales", asegura Bartolomé.

La candidata ha intentado "encarar un programa enfocado en el poder adquisitivo, pero esto también es más aparente que de fondo". "En vez de aumentar los salarios de los obreros, propone bonificaciones fiscales, que es una manera de darle el dinero al empresario más que al trabajador. Ya no defiende la semana laboral de 35 horas, ha hecho concesiones sobre la edad de jubilación hasta los 60 años para las carreras más largas. Ese obrerismo es solo cosmético. En las presidenciales francesas tienes que atraer a empresas y al mismo tiempo a amplios segmentos de la población", continúa el analista.  

Macron defendió la idea de una Europa con una defensa autónoma y una hoja de ruta para la transición energética, mientras Le Pen apostó por convertirse en la "vocera de los franceses" en cuanto a la pérdida del poder adquisitivo y se respaldó en un programa económico que, según dice, no está destinado a los mercados

La pregunta que se hacen tanto la izquierda como el liberalismo y la derecha tradicional es cómo frenar el avance de la extrema derecha. No parece emergen un sucesor natural de Macron dentro de su espacio, el Partido Socialista se debate entre la desintegración o una alianza más amplia con la Francia Insumisa y los verdes, y los gaullistas de Los Republicanos se ven tentados a acercarse a la derecha más radical.

Macron no logra conquistar el voto de izquierda de Mélenchon

El crecimiento de Le Pen "es un peligro, no tanto porque vaya a ganar este domingo, sino por cómo el resto del espectro político, a excepción de la izquierda, ha adoptado mucho de los presupuestos de Le Pen", de acuerdo a Bartolomé. "Está demostrado que la mejor manera de hacer frente a la ultraderecha nunca es parecerse a ella, comprar su discurso, sin embargo, es lo que ocurre en Francia. El peligro es que los postulados de la ultraderecha permeen no solo a la derecha y al centro, sino hacia la izquierda de los socialistas", señala. 

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 3
    jose.colella.87
    23/04/22
    22:38
    Que la eleccion siquiera este pareja, deberia preocuparles bastante a los europeos (no solo a los franceses).
    Responder
  • 2
    blacrock
    23/04/22
    22:13
    Nacho, léeme.

    Macron Gana
    Responder
  • 1
    malebranche
    23/04/22
    20:39
    Esas encuestas son el beso de la muerte para Macron. Gran parte de su caudal es de votos anti - Le Pen no a favor suyo, por lo tanto es factible que haya baja participación y gane por mucho menos margen ... Si es que gana.
    Responder