Israel
Israel aprovecha la guerra en Ucrania para obstaculizar un acuerdo nuclear con Irán
Bennett busca que Putin imponga restricciones en las negociaciones por el pacto nuclear. Biden intenta avanzar, pero las sanciones contra Rusia están paralizando el diálogo sobre Irán.

 La mediación de Israel en el conflicto entre Rusia y Ucrania es una oportunidad para influir entre las potencias de cara al inminente acuerdo nuclear con Irán que cuenta con el apoyo de Estados Unidos y la supervisión del Organismo Internacional de Energía Atómica de las Naciones Unidas (OIEA).

El gobierno de Naftali Bennett busca impedir que se levanten las sanciones contra Teherán ya que, sin la presión económica, su principal rival podría fortalecer su capacidad atómica a corto plazo. El reciente viaje del primer ministro israelí a Moscú es una muestra de esos esfuerzos.

Washington aún desconfía del rol mediador que ha ostentado Bennett desde la invasión rusa a Ucrania. Y en Israel desconfían de la posición estadounidense hacia un nuevo pacto con Irán. La vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, reconoció que la administración Biden está "cada vez más cerca" de un acuerdo con los iraníes. Sin embargo, las sanciones impuestas a Rusia amenazan la continuidad de las negociaciones: este país es parte de las conversaciones junto a Alemania, China, Estados Unidos, Francia y Reino Unido.

La incómoda posición de Israel en la guerra, entre Estados Unidos y la alianza con Rusia contra Irán

El ministro israelí de Asuntos Exteriores, Yair Lapid, sostuvo que el objetivo del país "es impedir que Irán se convierta en un país con umbral nuclear". "Tenemos amigos, tenemos aliados, pero nuestra seguridad debe estar siempre en nuestras manos", sentenció. Israel ya no cuenta con un socio incondicional en la Casa Blanca como fue Donald Trump, que abandonó unilateralmente el acuerdo nuclear en 2018. De pronto, la guerra en Ucrania abrió la puerta a una política exterior más autónoma de Washington.

Fuentes consultadas por LPO aseguran que en Israel hay un escepticismo generalizado respecto a los esfuerzos de Bennett. La mediación, en el mejor de los casos, puede servirle al primer ministro para influir sobre Putin, pero difícilmente para frenar los ataques sobre objetivos ucranianos. El único logro que podría autoadjudicarse Bennett es si la guerra termina en dos o tres semanas, dicen. 

Fuentes consultadas por LPO aseguran que en Israel hay un escepticismo generalizado respecto a los esfuerzos de Bennett

Pero es un escenario improbable. La euforia occidental encumbra la resistencia ucraniana y la tenacidad de Volodimir Zelenski, aunque la superioridad militar rusa resulta implacable. La inteligencia y los mandos militares israelíes consideran que una radicalización de Vladimir Putin, alentada por las sanciones, supondría un avance de Rusia por toda Ucrania. El diálogo directo con el presidente ruso sería útil ante una eventual catástrofe humanitaria.

Bennett dice que tiene la "bendición" de EEUU y Europa para negociar con Putin

A medida que se intensifican los ataques rusos, en el gobierno israelí contemplan la posibilidad de evacuar a los miembros de la comunidad judía ucraniana y a los israelíes atrapados en la guerra. La misma situación se replica en Rusia, donde presume que el escenario bélico podría precipitar una oleada migratoria hacia Israel. El país se prepara para recibir hasta 100.000 refugiados, provenientes de Ucrania y Rusia, en poco tiempo.

Vladimir Putin y Naftali Bennett en Moscú, en octubre pasado. 

Israel evita plegarse a las sanciones pese a la presión de Estados Unidos y la Unión Europea. La aerolínea nacional El Al sigue volando a Moscú. La medida es necesaria para garantizar la evacuación de sus ciudadanos y de rusos de origen judío. Pero es también un gesto hacia Putin. Desde que asumió al frente del gobierno en junio pasado, Bennett se esmera en mantener un buen vínculo por diferentes motivos.

Israel logró mantener el compromiso de Rusia para atacar objetivos iraníes en Siria. De hecho, el ejército israelí lanzó el lunes un ataque con misiles en la periferia de Damasco que, de acuerdo al régimen sirio, mató al menos dos civiles. Con todo, el gobierno de Bennett ahora busca medir el pulso del Kremlin en relación con Irán. 

Rusia e Irán son socios comerciales, pero Moscú recela de la influencia regional del régimen iraní. Tampoco es partidario de que los iraníes desarrollen su capacidad nuclear

Rusia e Irán son socios comerciales, pero Moscú recela de la influencia regional del régimen iraní. Tampoco es partidario de que los iraníes desarrollen su capacidad nuclear. El propio Antony Blinken afirmó este martes que "Rusia tiene su propio interés en garantizar que Irán no pueda adquirir un arma nuclear", pero su homólogo ruso, Serguéi Lavrov argumenta que las sanciones contra su país impiden llegar a un acuerdo.

Erdogan habló con Putin y negocia una tregua entre Rusia y Ucrania

"Israel quiere que las sanciones contra Irán continúen permanentemente. Bennett intenta obstaculizar el acuerdo y que finalmente caiga. Israel apuesta por la continuidad de las sanciones porque cree que así caerá el régimen. Si enfrenta sanciones, Irán no podrá financiar su programa nuclear. Esa es la lógica", explica una de las fuentes consultadas por este medio.

 El líder supremo de Irán, ayatolá Alí Jamenei.

En abril pasado, Irán acusó a Israel de atacar la planta de enriquecimiento de uranio de Natanz, pero un mes más tarde el OIEA alertó que el programa nuclear iraní avanzaba a tal velocidad que pronto podría enriquecer uranio al 90%, suficiente para obtener un arma atómica. El ayatolá Alí Jamenei lanzó semanas atrás una advertencia: "Nosotros también tendremos una necesidad urgente de energía nuclear pacífica tarde o temprano".

Ucrania pide que el millonario ruso Abramovich se sume a las negociaciones de paz y ya estaría en Bielorrusia

En el caso de que las potencias lleguen a un acuerdo con Irán, algo difícil en medio de la guerra desatada por Rusia -y pese a los planes de la Casa Blanca-, Israel intenta convencer a Putin de exigir mayores restricciones y un control irrestricto al programa nuclear iraní. Es un tema recurrente en los encuentros entre Bennett y Putin. El reciente acercamiento por Ucrania es una vía que el primer ministro israelí piensa hacer jugar a su favor.

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.