Reino Unido
Piden la renuncia de Boris Johnson por haber participado de una fiesta en pleno confinamiento
El premier británico pidió perdón ante la Cámara de los Comunes y dijo que "pensó que era un evento de trabajo".

 El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, está envuelto en un verdadero escándalo luego de reconocer que asistió a una fiesta en el jardín de Downing Street el 20 de mayo de 2020, durante el primer confinamiento impuesto en el país por la pandemia.

En una sesión de preguntas al premier en la Cámara de los Comunes, Johnson dijo que "creía que era un evento de trabajo, "debería haber enviado a todos dentro y haber encontrado otra forma de agradecer (su trabajo) al personal".

Del mismo modo reconoció que aunque el evento se hubiera ajustado a las restricciones impuestas en aquel momento por la pandemia, tendría que haber entendido que "millones" de personas no pensarían lo mismo.

Boris Johnson enfrenta una rebelión interna que pone en crisis su mandato

En este contexto, indicó que no puede anticipar las conclusiones de la investigación abierta por las presuntas fiestas que han tenido lugar en Downing Street durante la pandemia, pero ha señalado que sabe que hay cosas que el Gobierno "simplemente" no hizo "bien", por lo que ha asegurado que tiene que "asumir su responsabilidad".

Johnson concluyó su intervención pidiendo "perdón de todo corazón" a la Cámara de los Comunes y a aquellas personas que no pudieron estar con sus seres queridos en aquel momento, al tiempo que ha reconocido que "millones" de personas han sufrido durante la pandemia y que entiende la "rabia" que la ciudadanía pueda sentir con su Gobierno si creen que las personas que deciden las normas no las siguieron "correctamente", informó la BBC.

Por su parte, el líder del Partido Laborista, Keir Starmer, ha reclamado a Johnson, al que ha acusado de llevar meses "engañando", que se comporte de forma "decente" y dimita. 

El líder del Partido Laborista, Keir Starmer, ha reclamado a Johnson, al que ha acusado de llevar meses "engañando", que se comporte de forma "decente" y dimita.

Del mismo modo, ha señalado que la disculpa del ‘premier' no tiene "valor", remarcando que Johnson ha negado "ridículamente" haber asistido a fiestas en Downing Street sabiendo que no era verdad y lo llamó "sinvergüenza". 

Tras la sesión en la Cámara de los Comunes, Johnson ha acudido a la sala en la que los diputados suelen reunirse y los primeros ministros se acercan para apuntalar el apoyo de sus propias bancadas.

Keir Starmer, líder del partido laborista.

La intervención de Johnson ha causado reacciones contradictorias entre los ‘tories'. Algunos, como Christopher Chope ha descrito la disculpa del ‘premier' como "sincera", mientras que otro, en condición de anonimato y citado por la BBC, ha señalado que "no ha sido suficiente".

Las voces que piden la dimisión de Johnson no paran de crecer, también desde las filas conservadoras. Es el caso del líder de los conservadores escoceses, Douglas Ross, que ha considerado que la posición del ‘premier' "ya no es sostenible" y el del prominente diputado William Wgragg, que es el presidente del comité de asuntos constitucionales en los Comunes.

No es la primera vez que el Gobierno de Johnson recibe críticas por la celebración de fiestas en los momentos más duros de la pandemia. El 18 de diciembre de 2020, cuando regía otro confinamiento en Reino Unido, se celebró una fiesta a la que asistieron "decenas" de personas. La doctrina oficial pasaba entonces por prohibir las reuniones en interiores salvo para miembros de una misma burbuja familiar y limitar al máximo los contactos.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.