Elecciones en Francia
Tras su reelección, Macron quiere mantener la mayoría legislativa para evitar negociar con la izquierda
Le Pen y Mélenchon hablan de "tercera vuelta" y se preparan para arrebatarle la mayoría al oficialismo en la Asamblea. Sin un primer ministro afín, el presidente debería negociar su programa.

 Emmanuel Macron ganó un segundo mandato, pero la dinámica electoral de estas presidenciales planteó un escenario lleno de paradojas. El presidente es el primero en reelegirse desde 2002, si bien podría perder la mayoría parlamentaria y, por ende, la prerrogativa de designar al primer ministro. Marine Le Pen quedó otra vez en segundo lugar, aunque sacó el mejor resultado histórico para la ultraderecha. Y la votación fue menos ajustada de lo esperado, pese a que la abstención del 28% fue la más alta en medio siglo.

En su discurso de anoche, Macron reconoció que debe su continuidad a los franceses que buscaron evitar el ascenso de Le Pen y dijo que sería "el presidente de todos", forzado a revisar el programa de reformas que había prometido cinco años atrás. Mientras el mandatario se dirigía sus seguidores, la dirigente ultraderechista lo desafiaba llamando a construir un "contrapoder" de cara a las elecciones legislativas del 12 y 19 de junio.

Macron gana la elección en Francia y es el primero en reelegir desde Chirac

"El nivel de abstención y la caída en relación con la elección de 2017 atenúan la euforia del triunfo de Macron, que tiene un escenario sumamente complicado para dentro de un mes. Existe la posibilidad de que tenga que cogobernar. Si Macron pierde la mayoría parlamentaria, una mayoría relativa de la izquierda puede elegir al primer ministro. Es la apuesta de Jean-Luc Mélenchon", dice a LPO Emilio Taddei, doctor en Ciencias Políticas por el Instituto de Estudios Políticos de París.

El líder de la Francia Insumisa pidió la semana pasada que lo eligieran primer ministro y está negociando listas de unidad con los comunistas, los socialistas y los verdes para las legislativas. Mélenchon, que quedó tercero en la primera vuelta y a menos de medio millón de votos de Le Pen, cree que la izquierda puede convertirse en la principal fuerza del país. Además, los partidos progresistas cuentan con otras ventajas. 

Existe la posibilidad de que tenga que cogobernar. Si Macron pierde la mayoría parlamentaria, una mayoría relativa de la izquierda puede elegir al primer ministro

Le Pen se autodenominó la "verdadera oposición" porque intenta capitalizar el 41,5% del domingo, en una estrategia política que de momento excluye a Éric Zemmour. El exconductor de televisión comentó que era "la octava vez que la derrota lleva el apellido Le Pen", en referencia a la diputada y su padre Jean-Marie, el fundador del Frente Nacional, el partido negacionista con el que disputó la presidencia a Jacques Chirac en 2002.

Macron promete que cambiará todo su gabinete si gana las elecciones

Sobran los motivos por los cuales Le Pen no quiere unir fuerzas con Zemmour. En primer lugar, la diputada ha consolidado la imagen de una figura más alejada de las posiciones radicalizadas y siente que las provocaciones de Zemmour buscan dejarla expuesta ante un sector de la ultraderecha que le exige una vuelta los orígenes del Frente Nacional. Al mismo tiempo, Le Pen sabe que el sistema de doble vuelta en las legislativas siempre ha perjudicado a las candidaturas ultraderechistas.

Marine Le Pen llamó a construir un "contrapoder" a Macron y ahora apuesta por las legislativas. 

Taddei destaca que "después del haber sacado el 41% de los votos ayer, el partido de Le Pen puede quedarse sin ningún diputado". "Para pasar en primera vuelta, los partidos deben superar un índice de votación muy alto, por arriba del 20 por ciento. Agrupación Nacional (ex Frente Nacional) no llega a ese porcentaje en muchas localidades y queda fuera de la segunda vuelta, que históricamente ha enfrentado al Partido Socialista o al Partido Comunista con la derecha republicana. Puede pasar que la segunda vuelta ahora sea entre el macronismo y la unidad popular de izquierda", asegura.

Dentro del gobierno se debaten entre modificar sin dilaciones el gabinete o esperar hasta las legislativas. Macron quiere un cambio de imagen y evalúa designar a una mujer como primera ministra -los medios franceses había especulado incluso con la llegada del Christine Lagarde, actual presidenta del Banco Central Europeo- ante la posibilidad de perder poder político a manos de la izquierda. "Si pierda las legislativas, Macron va a tener que negociar con la izquierda. Y si hay cohabitación, el que dirige la política es el primer ministro y el que se ocupa de la política exterior y la defensa es el presidente. La política interna es resorte del primer ministro", apunta el académico. 

Macron quiere un cambio de imagen y evalúa designar a una mujer como primera ministra ante la posibilidad de perder poder político a manos de la izquierda

Le Pen y Mélenchon plantean las legislativas como una tercera vuelta, es decir, Macron no puede darse por satisfecho con el resultado de ayer. En caso de que el oficialismo pierda la mayoría en la Asamblea, el gobierno deberá recular en cuanto al programa de reformas, que incluye un aumento de la edad jubilatoria. A eso se suma el deterioro del poder adquisitivo por la inflación récord y el malestar social hacia Macron. De nuevo, una paradoja. Pese a su reelección, el mandatario enfrenta una antipatía generalizada entre los jóvenes, los trabajadores y los habitantes alejados de las grandes ciudades.

 Jean-Luc Mélenchon busca listas de unidad en la izquierda y convertirse en el próximo primer ministro. 

Por eso Taddei se refiere a una "tercera vuelta social y electoral". "Le Pen dijo que hay que construir un contrapoder, que es la construcción de un poder en las calles, y dijo que no se baja de la conducción. El fascismo va a salir a disputar la calle. El escenario que se abre es complejo. Macron dijo que las reformas tienen que ser concertadas con los sindicatos y los actores sociales, pero la portavoz del Elíseo admitió que hay que ir rápido, que es lo contrario al diálogo social", indica a este medio.

Un escándalo fiscal salpica a Macron en el cierre de su campaña presidencial

La reforma jubilatoria lo enemistó con amplios sectores de la sociedad. Más tarde el movimiento de los "chalecos amarillos" confirmó el divorcio entre las políticas del gobierno y las demandas de los trabajadores. La situación solo se apaciguó por la irrupción de la pandemia. El descontento persiste. De hecho, tras conocerse los resultados se organizó una protesta en el centro de París -que se replicó en Marsella, Lyon, Toulouse y otras ciudades-con un saldo de dos muertos a manos de la policía.

"Esos dos muertos son absoluta responsabilidad de Macron, porque durante la crisis de los chalecos amarillos modificó toda la política represiva. Toda la doctrina preventiva de la policía francesa en el tratamiento del conflicto social, de las más democráticas en Europa, voló por los aires. Hubo un cambio de doctrina en el cuerpo policial y el poder judicial con una orientación más represiva y punible. Eso habilitó que hubiera dos muertos", señala el analista. Macron tiene que encontrar una salida política para desactivar la tensión, cambiar a sus ministros para dar un mensaje de ruptura respecto a su primer mandato y revalidar su mayoría parlamentaria. Si falla en estos objetivos inmediatos, los próximos cinco años no se parecerán en nada a lo conocido hasta ahora. 

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 2
    argentine-tax-payer
    26/04/22
    11:56
    Europa lamentablemente es cada vez más una bolsa de gatos inmanejable sin liderazgo político en ningún país.
    Responder
  • 1
    jose.colella.87
    25/04/22
    15:20
    Alguna mencion de las dos personas que mato la policia ayer durante los disturbios? estan muy calientes los franceses.
    Responder