Crisis energética
La UE podrá intervenir la producción de las empresas si por la crisis se rompen las cadenas de suministro
Temiendo que la crisis provoque un escenario de "emergencia", la Comisión Europea quiere tener poderes especiales para, por ejemplo, exigir al sector privado prioridades en la producción de bienes.

Bruselas abre un inédito paraguas legal para poder intervenir la economía en caso de que la crisis escale a un escenario de emergencia. La Comisión Europea aprobó en las últimas horas una propuesta de reglamento para, por ejemplo, terciar en la producción de bienes si se rompen las principales cadenas de suministros.

El Ejecutivo comunitario teme que el crack energético ponga en riesgo la columna vertebral del mercado único. Preocupa, y mucho, que durante el invierno se produzcan "interrupciones imprevistas" y que, como pasó con la pandemia, las reacciones sean anárquicas y descoordinadas.

El organismo que preside Ursula Von der Leyen propone, por lo tanto, un nuevo "marco de gobernanza de crisis" (llamado Instrumento de Emergencia del Mercado Único) para preservar la disponibilidad de bienes y servicios esenciales en caso de una emergencia. 

El texto -que deberá ser revalidado por el Parlamento y el Consejo de la UE- reconoce que determinadas crisis pueden "amplificar la escasez de bienes y servicios relevantes si mercado único está fragmentado y no funciona". 

Por la crisis energética, un gigante del acero propone un ERTE para 8.000 empleados

Bruselas traza, en su propuesta, un hipotético escenario de emergencia: el punteo incluye la interrupción de las cadenas de suministros, las dificultades de las empresas para "obtener, suministrar o vender bienes y servicios" y la imposibilidad de los consumidores de acceder a bienes esenciales. "En estos casos, la falta de información y claridad legal exacerba aún más el impacto de estas interrupciones", se admite.

La "caja de herramientas" con la que se quiere dotar la UE habilita medidas excepcionales para una etapa de "vigilancia" y de "emergencia". En la primera, los Estados miembros deben realizar un exhaustivo "seguimiento de las cadenas de suministros de los bienes y los servicios que se consideren de importancia estratégica". 

Bruselas teme que el crack energético ponga en riesgo la columna vertebral del mercado único. Preocupa, y mucho, que durante el invierno se produzcan "interrupciones imprevistas" y que, como pasó con la pandemia, las reacciones sean anárquicas y descoordinadas

Una vez recopilada toda esta información, la Comisión puede "identificar aquellos para los que puede ser necesario crear una reserva a fin de prepararse para una emergencia del mercado único, teniendo en cuenta la probabilidad y el impacto de la escasez". 

España deberá reducir su consumo eléctrico obligado por los recortes de la Unión Europea

Como último paso, los gobiernos deberán "hacer todo lo posible" para crear "reservas estratégicas" de estos bienes. En este punto, la CE abre la puerta a una posible "racionalización entre los Estados miembros" para hacer "más efectivas" estas reservas de bienes.

 El comisario europeo a cargo del mercado interior, Thierry Breton. 

Si la crisis se agudizase, el Consejo de la UE podría activar la siguiente fase, la de emergencia, con la arbitrariedad de "tomar medidas para abordar cualquier escasez identificada y salvaguardar la disponibilidad de bienes y servicios críticos para la crisis en toda la eurozona".

Un indicador para activar el "modo emergencia" es que las empresas no sean capaces "de dar una solución en un plazo razonable a los aspectos particulares de la crisis de forma voluntaria". En este punto, Bruselas tendría las facultades para, básicamente, intervenir la economía.

En su propuesta, la UE admite que muchas de estas medidas pueden afectar a la "libertad de empresa", pero clara que todas las disposiciones y restricciones se han diseñado cuidadosamente desde lo legal y se equilibran con los intereses vitales de la sociedad

"La Comisión podrá invitar a uno o más operadores económicos en cadenas de suministro relevantes para situaciones de crisis establecidas en la Unión a aceptar y priorizar determinados pedidos para la producción o el suministro de bienes relevantes para situaciones de crisis", reza la propuesta.

Si una empresa se niega, la Comisión le exigirá sus razones y argumentos (la producción insuficiente, por ejemplo). De no estar el rechazo debidamente justificado, cabría la posibilidad de una multa de hasta 200 mil euros.

La presidenta de la CE, Ursula von der Leyen. 

"Para fijar el importe de la multa, se tendrán en cuenta el tamaño y los recursos económicos del operador económico de que se trate, la naturaleza, la gravedad y la duración de la infracción, teniendo debidamente en cuenta los principios de proporcionalidad y adecuación".

La propuesta aclara que cuando un "operador económico acepte y priorice una orden de prioridad, no será responsable de ningún incumplimiento de las obligaciones contractuales regidas por la legislación de un Estado miembro que deba cumplir con la orden de prioridad".

Debemos estar mejor preparados para anticipar y responder a la próxima crisis. El Instrumento de Emergencia del Mercado Único proporcionará una respuesta estructural para preservar la libre circulación de bienes, personas y servicios en tiempos adversos

El Ejecutivo comunitario explica que el "modo de emergencia podrá activarse sin que previamente se haya activado el modo de vigilancia". Las dos fases tendrán una duración máxima de de seis meses con posibilidad de prolongarse o no según las circunstancias.

Respecto a la "gobernanza" de la emergencia, Bruselas propone formar un "grupo asesor" conformado un representante de cada Estado miembro.

En su propuesta -una resolución de 75 páginas-. la UE admite que muchas de estas medidas pueden afectar a la "libertad de empresa establecida en el artículo 16 de la Carta de los Derechos Fundamentales". También reconoce que las "solicitudes obligatorias de información a los operadores económicos pueden afectar a la protección de los secretos empresariales y otra información sensible de los operadores económicos".

No obstante, Bruselas aclara que todas las "disposiciones y restricciones se han diseñado cuidadosamente desde lo legal y se equilibran con los intereses vitales de la sociedad".

"Los discursos apocalípticos le están haciendo el juego a la extrema derecha" 

"Debemos estar mejor preparados para anticipar y responder a la próxima crisis. En lugar de depender de acciones improvisadas ad hoc, el Instrumento de Emergencia del Mercado Único proporcionará una respuesta estructural para preservar la libre circulación de bienes, personas y servicios en tiempos adversos", justificó el Comisario de Mercado Interior, Thierry Breton.

"Necesitamos un mercado único esté operativo en todo momento, incluso en tiempos de crisis. Debemos hacerlo más fuerte. Necesitamos nuevas herramientas que nos permitan reaccionar rápido y colectivamente", pidió la vicepresidenta ejecutiva de la CE, Margrethe Vestager.

La UE, al cabo, ya tiene su paraguas. Las predicciones no son nada buenas. El temporal de invierno puede ser más devastador de lo anunciado. 

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 1
    maria molteni
    20/09/22
    23:36
    ,¿En qué quedamos, muchachos? ¿No era que la sabía mano del mercado todo lo corrige? ¿No tienen miedo de que este intervencionismo arruine la pujante economía europea? Al final terminaron siendo unos populistas... ???
    Responder