Guerra en Ucrania
Zelenski y Bruselas presionan a Alemania por no romper con Putin
Zelenski le reclama a Scholz que termine con la compra de gas ruso. Los socios de coalición le exigen un liderazgo más activo. Los socialdemócratas son señalados por sus vínculos con Moscú.

 El presidente ucraniano Volodimir Zelenski puso al canciller alemán Olaf Scholz en el mismo nivel que al primer ministro húngaro Viktor Orbán por oponerse al boicot del gas ruso. Pero a diferencia de Orbán, que llegó a definir a Zelenski como enemigo de Hungría, Scholz se ha comprometido a asistir con armamento al Ejército de Ucrania. Para Kiev, ese apoyo no es suficiente y está generando fricciones dentro de la coalición de gobierno en Alemania.

Scholz anunció un paquete de 1.000 millones de euros para que Ucrania acceda a equipamiento militar, tras la presión ejercida por Los Verdes y el Partido Democrático Libre (FDP), los socios del Ejecutivo más alineados con la OTAN y comprometidos con la suerte de las tropas ucranianas. El canciller intenta compensar con estos fondos la imposibilidad de cortar abruptamente la provisión del gas proveniente de Rusia.

Desde Kiev, Von der Leyen promete a Zelenski más ayuda militar y apurar la adhesión a la UE

El reclamo de Zelenski "responde a la posición de Alemania, que lleva la voz cantante en la UE respecto a la no interrupción del gas ruso", explica a LPO Ezequiel Bistoletti, profesor de la Universidad Alice Salomon de Berlín. "Alemania podría abandonar la provisión de carbón y de petróleo, pero no de gas. El 45 por ciento del gas utilizado en Alemania proviene de Rusia. Eso alcanza no solo a la calefacción de los hogares, sino a la electricidad para la industria", apunta. 

La única alternativa de Alemania al gas ruso es Estados Unidos, con los barcos de gas licuado, mucho más caro y sin capacidad técnica para la regasificación

"Los expertos vaticinan un final para las compras de gas ruso de acá a siete años. Para Alemania, representa un excelente negocio, porque el gas ruso es barato, abundante y de buena calidad. Sin ese gas, carece de proveedores alternativos. La única alternativa es Estados Unidos, con los barcos de gas licuado, mucho más caro y sin capacidad técnica de Europa para la regasificación", dice el doctor en Ciencia Política.

Scholz nacionaliza la filial alemana de Gazprom y se opone a cortar el suministro de gas ruso

En Berlín son conscientes de la encerrona que representa el consumo de hidrocarburos rusos, lo que podría llevar a la primera economía de Europa a una recesión y un desplome del PBI. Las poderosas industrias química y siderúrgica avisaron que la producción está en riesgo y, en consecuencia, miles de puestos de trabajo. En el peor escenario, una crisis en Alemania arrastraría al resto de la zona euro.

 Annalena Baerbock, la ministra alemana de Exteriores. 

La ministra de Exteriores y líder de Los Verdes, Annalena Baerbock, aseguró recientemente que "no es momento para las excusas", en alusión a la entrega de armamento pesado para Ucrania. La diplomacia alemana busca rebajar así las acusaciones de Zelenski, respaldadas por Polonia, Estonia, Letonia y Lituania, que ponen en duda el liderazgo de Berlín en la UE. Scholz llegó a la jefatura del Ejecutivo en diciembre pasado y viene luchando por consolidar su conducción bajo la sombra de Angela Merkel y con la guerra como telón de fondo. Lo que menos necesita ahora es abrir un frente interno.

Scholz cedió después de que Zelenski negara la visita del presidente alemán Frank-Walter Steinmeier a Kiev. Para el mandatario ucraniano, Steinmeier es una figura sin poder y considerado demasiado indulgente con Rusia durante sus años al frente del Ministerio de Exteriores en la era Merkel. Scholz no solo lo vivió como una afrenta a Alemania, sino también a su partido, el Socialdemócrata, al que pertenece Steinmeier. 

Scholz llegó a la jefatura del Ejecutivo en diciembre pasado y viene luchando por consolidar su conducción bajo la sombra de Angela Merkel y con la guerra como telón de fondo. Lo que menos necesita ahora es abrir un frente interno

El embajador de Ucrania en Berlín, Andriy Melnyk, tampoco esconde los reclamos de su país a los dirigentes alemanes. Pese a que Scholz aprobó el envío de armamento, otros miembros de la socialdemocracia como el exvicecanciller Sigmar Gabriel y la vicepresidenta del Bundestag (Parlamento) Aydan Ozoguz, cruzaron al diplomático ucraniano por los cuestionamientos al canciller y a Steinmeier.

El presidente alemán Frank-Walter Steinmeier.

Según Bistoletti, Kiev ejerce está presión porque quiere "más armas y más sanciones a través del corte de gas". Sin embargo, señala que "lo escandaloso, más que los negocios de los políticos de la socialdemocracia, es la puerta giratoria entre la política y las empresas. El excanciller Gerhard Schröder es la cara más visible. Pero la dependencia de Alemania del gas ruso comenzó en los años 70", sostiene.

Alemania escuchó a soldados rusos admitiendo el asesinato de civiles y teme una nueva masacre como la de Bucha

El socialdemócrata Schröder supo aprovechar el acercamiento con Vladimir Putin mientras estuvo en el cargo para saltar más tarde al directorio de Gazprom, la empresa estatal rusa de energía. Steinmeier, por su parte, promovió la construcción de los gasoductos Nord Stream 1 y 2. Zelenski recurre a esos vínculos cada vez que exige más asistencia militar a Scholz, que ha decido correrse de la escena y privilegiar a otros interlocutores.

Scholz envió a una delegación a Kiev integrada por el diputado verde Anton Hofreiter, presidente de la comisión de Asuntos Europeos del Bundestag y la diputada Marie-Agnes Strack-Zimmermann, del FDP y titular de la comisión de Defensa. El viaje fue coordinado por Baerbock, quien tiene una mejor llegada a Zelenski, y el objetivo era asegurar la provisión de armamento pesado. Fue la jugada que Scholz tenía a mano para desactivar las críticas del presidente ucraniano. 

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.