Crisis energética
Alemania está entre los países de la eurozona que menos crece y pronostican que va a una recesión segura
El estancamiento se explica por el déficit comercial de 1.000 millones de euros registrado en mayo. Eurostat señala que Alemania creció un 1,5% respecto al mismo periodo de 2021: en la zona euro la expansión fue del 3,9%.

 En Alemania ya dan por descontada una recesión. La Oficina Federal de Estadística acaba de confirmar que el PBI alemán se estancó durante el segundo trimestre si se lo compara con el primero de este año, mientras que Eurostat señala que el país creció un 1,5% respecto al mismo periodo de 2021. En la zona euro la expansión fue del 3,9% -en España llegó al 6,3 %- y solo la caída registrada en Polonia y los países bálticos salvó a Alemania de quedar al final de la lista.

Alemania quiere construir un gasoducto para traer gas desde España y Portugal

El crecimiento del 0% se explica por el déficit comercial de 1.000 millones de euros registrado en mayo, un hecho inédito desde 1991 y una amenaza al modelo exportador de la primera economía de Europa. Al mismo tiempo, las ventas minoristas cayeron un 8,8% interanual en junio y la inflación alcanzó el 7,5% en julio. Los alemanes gastan cada vez menos. El gobierno de Olaf Scholz sabe que Rusia cortará el suministro total de gas tarde o temprano. Los empresarios industriales ven peligrar la actividad.

El Deutsche Bank publicó el martes un informe en el que desliza que los alemanes podrían recurrir a la quema de madera y muebles para calentarse en un invierno que se pronostica particularmente cruel. La industria metalúrgica y la química, por ejemplo, quedarán al borde de la parálisis ante una energía demasiado cara y escasa, dice el banco. Para los dirigentes se trata además de evitar cualquier escenario de conflictividad social. 

Alemania ha visto reducido casi a cero su superávit comercial, uno de los principales indicadores de su fortaleza exportadora. La gran pregunta es cómo se puede volver competitiva globalmente sin esta variable

"Presenciamos la interrupción o el principio del fin de uno de los pilares básicos sobre los que se sustentó la competitividad industrial alemana: el acceso a energía abundante y barata. La guerra y las sanciones han trastocado esta situación. Alemania ha visto reducido casi a cero su superávit comercial, uno de los principales indicadores de su fortaleza exportadora. La gran pregunta es cómo se puede volver competitiva globalmente sin esta variable", asegura a LPO Esteban Actis, doctor en Relaciones Internacionales por la Universidad Nacional de Rosario.

El ministro alemán de Economía, Robert Habeck, junto a la ministra española para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

El analista afirma que "la política macroeconómica del Banco Central Europea estuvo en función de los intereses competitivos alemanes" y una alternativa pasa por "el fortalecimiento del dólar y un debilitamiento relativo del euro, que le puede dar un respiro coyuntural a Alemania para oxigenar su competitividad". Pero el panorama es desalentador si se considera que el crecimiento se desacelera en China y Estados Unidos, algo que preocupa en Berlín.

"La afectación industrial alemana se da en un contexto donde los tres grandes hubs de la globalización comercial productiva, es decir el nexo entre comercio, inversiones y servicios, están atravesando dificultades. El aumento de la inflación en EEUU pega muy fuerte en las industrias y en los planes de negocios. La economía china viene con una caída muy fuerte de los indicadores económicos, producto de la guerra y de la política de ‘Covid cero'. China ha decidido aumentar la tasa de interés para intentar despertar el crecimiento. Por eso una recesión de la economía o un crecimiento anémico global es muy probable", apunta Actis.

Países Bajos y Francia debaten aumentar los subsidios por energía a las familias pobres

En el camino, el gobierno de coalición de Scholz, que debutó en diciembre, sufre un desgaste acelerado y todavía estudia un paquete de medidas para mitigar el impacto de la inflación. Sin embargo, el Ejecutivo dio luz verde para que las empresas energéticas transfieran a los consumidores el incremento de los costos por el corte del suministro de gas desde Rusia. A partir de octubre, una familia promedio alemana pagará unos 480 euros más al año, que podría ascender a 570 si finalmente se aprueba el IVA al gas del 19%.

Scholz y Joe Biden en Elmau, Alemania; el país espera incrementar la importación de gas natural licuado desde Estados Unidos.

Scholz salió a aclarar que si no puede negociarse una excepción del IVA o al menos una reducción, se estudiará la forma de "devolver el dinero a los ciudadanos". El canciller mencionó que las ayudas de 30.000 millones de euros son un alivio, aunque el ministro de Economía, Robert Habeck, sugirió que el gobierno evalúa nuevas medidas para compensar la pérdida de poder adquisitivo. Tanto Scholz como Habeck coinciden en que la prioridad ahora es que las empresas del sector se aseguren la energía necesaria. 

Un problema adicional para el país es que la sequía en el río Rin dificulta el transporte de diésel y carbón necesarios para alimentar las centrales eléctricas en sustitución del gas

Alemania avanza en su plan de ahorro energético y Habeck informó esta semana que se incrementarán las compras de gas natural licuado a EEUU y Qatar. "Alemania podrá recibir gas para el invierno a través de las nuevas terminales", dijo el ministro. Un problema adicional para el país es que la sequía en el río Rin dificulta el transporte de diésel y carbón necesarios para alimentar las centrales eléctricas en sustitución del gas.

El reemplazo del gas ruso por carbón y la vuelta a las centrales nucleares divide al gobierno alemán

"Todo indica que Europa camina hacia una fase recesiva y, por la cuestión y la dependencia energética, la gran pregunta es si no estamos en un momento de desacople de los EEUU. En EEUU parece que la inflación alcanzó un techo. Parece inevitable que Alemania y la UE puedan evitar un brusco freno de la economía. Puede no ser una recesión técnica, pero pensar en cualquier reactivación económica en este contexto parece difícil", dice Actis. La falta de gas y la urgencia por hacerse con fuentes alternativas conspiran no solo contra el modelo de crecimiento alemán, sino contra la propia estabilidad del país y de la UE. 

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 1
    totito
    19/08/22
    01:36
    Corrijan esta noticia, China lo que hizo es bajar la tasa de interés para reactivar la economía que se encuentra deprimida en estos momentos !!!!!
    Responder