Oriol Junqueras
"Una república catalana es mucho mejor que una monarquía corrupta"
Oriol Junqueras, líder de ERC, recibió a LPO y no se guardó nada: "En España primero te encarcelan, luego te juzgan y luego deciden que eres culpable para justificar que te encarcelaron", denuncia.

Hace casi un año los independentistas de ERC (Esquerra Republicana de Catalunya) lograron acabar con la hegemonía nacionalista de derecha llegando a la presidencia de Cataluña por primera vez en más de cuatro décadas. Oriol Junqueras, el máximo líder de los republicanos y sin duda uno de los artífices de aquel hito, se quedó fuera del Gobierno catalán. En aquel momento todavía se encontraba en prisión por su papel en el fallido intento de secesión de 2017, pero tenía permiso para asistir a la emotiva y emblemática sesión de investidura de su delfín Pere Aragonès, con el que hoy comparte el liderazgo de ERC.

A pesar de ser indultado por el presidente Pedro Sánchez, Junqueras continúa inhabilitado -la pena es de 13 años- y, por lo tanto, marginado de las instituciones. Con un rol de mando más discreto, su voz sigue siendo igual o más determinante, al punto que en ocasiones actúa como interlocutor del Gobierno de coalición, al que ERC sostiene en La Moncloa y con el que mantiene una especie de tregua con el fin de dar una oportunidad a la solución dialogada del conflicto catalán.

"El movimiento catalán no está unido"

"El problema es que el Gobierno español acude a la mesa de diálogo arrastrando los pies, con poca convicción", asegura Junqueras en una entrevista exclusiva con LPO, precisamente cuando Sánchez volvió a esquivar el anuncio de la fecha para una segunda reunión con Aragonès, que debía celebrarse en enero y que el Ejecutivo español aplaza alegando la urgencia sanitaria de la pandemia.

Con los presupuestos aprobados y la estabilidad garantizada, Junqueras también reprocha al PSOE su escasa disposición a negociar sobre cuestiones tan importantes y urgentes para el Gobierno como la reforma laboral. "Solo pactan cuando no les queda ninguna otra opción", remarca.

El problema es que el Gobierno español acude a la mesa de diálogo arrastrando los pies, con poca convicción. Solo pactan cuando no les queda ninguna otra opción.

La mesa de diálogo entre Cataluña y el Ejecutivo central se reactivó en septiembre de 2021 tras una parálisis de año y medio, y sin la presencia de Junts, los socios de coalición de ERC que dirigidos desde Bélgica por el ex presidente Carles Puigdemont, no han hecho más que boicotear la iniciativa.

"Amnistía" para los que participaron en el ‘procés' y "autodeterminación", es decir la celebración de un referéndum pactado, es la propuesta que ERC llevó a la mesa. Sánchez rechaza esas opciones y ofrece una reforma del Estatuto de autonomía, que los independentista consideran una vía superada.

Es por eso que Junqueras subraya que no hay otra opción que un referéndum como el de Escocia o Quebec. "La única alternativa es la democracia", insiste el líder independentista, quien recibió a este medio en la moderna sede de ERC situada en la calle Calabria de Barcelona, donde cuelga una enorme pancarta con el lema "Justicia", "autodeterminación", "libertad", "amnistía" e "independencia". 

Puigdemont esquiva la justicia española y pone un pie en Barcelona con una oficina europarlamentaria

El ex vicepresidente catalán y político con mayor rango que pasó por la cárcel por el "procés", evita polemizar con su archirrival en el frente interno, el ex presidente Carles Puigdemont, quien desde el Consell per la República (CxR), una especie de órgano que ejerce de contrapoder a la Generalitat desde el extranjero, impulsa la confrontación abierta con el Ejecutivo español planteando acciones de desobediencia.

Afortunadamente hay muchas personas que tienen una capacidad de llegar a acuerdos o no llegar a acuerdos cuando son malos. Si se considera que puedo ayudar a resolver algo, lo hago. Pero no hay un superhéroe.

Junqueras se siente orgulloso de su paso por la prisión porque "forma parte del camino hacia la libertad colectiva", y expresa sintonía y esperanza por la irrupción de la nueva izquierda latinoamericana, con los que dice compartir el mismo objetivo: profundizar la democracia. 

¿Cómo lleva el liderazgo bicéfalo con Argonès, el hecho de tener que estar públicamente en un segundo plano siendo el máximo líder de ERC?

Es poco relevante la función pública que tenemos cada uno de nosotros, lo importante es que todos intentamos ayudar en este proyecto colectivo de libertad y justicia. Yo tengo la suerte de ser el presidente de Esquerra Republicana y me siendo muy honrado, acompañado, querido y valorado, e intento apoyar a mis compañeros. A mi lo que me corresponde es poner voz a todo lo que decide el conjunto de la organización.

¿Se ha involucrado personalmente en las negociaciones con el Ejecutivo de Madrid para garantizar la estrategia y los intereses de ERC?

Algunas veces me implico un poco más en función de lo que nuestro partido considera oportuno. Afortunadamente hay muchas personas que tienen una capacidad de llegar a acuerdos o no llegar a acuerdos cuando son malos. Sería una tragedia que todo dependiera de una, dos o 24 personas. Si se considera que puedo ayudar a resolver algo lo hago. Pero no hay un superhéroe.

A pesar de que en Cataluña las últimas elecciones dieron una mayoría independentista, Aragonès está gobernando como si ERC estuviese en minoría, ya que ha recibido más apoyo de los Comunes y el PSC que de la propia CUP. ¿En este momento para ERC es más importante la independencia o la gobernabilidad de Cataluña?

Las dos cosas son inseparables. El mejor camino para llegar a la independencia es demostrar que podemos hacer las cosas bien y por lo tanto tenemos capacidad para gobernar. Pero la independencia también es imprescindible para gobernar bien. Porque es evidente que con las limitaciones que nos impone el Estado español es imposible gobernar bien para la ciudadanía porque no tentemos las competencias necesarias.

Los partido de derecha en España, que en algunos casos son de extrema derecha y en otros casos de derecha cada vez más extremos, no quieren que nosotros seamos decisivos, porque la derecha trabaja por los intereses de las grandes oligarquías. Por lo tanto, es normal que intente excluirnos de cualquier acuerdo incluso prometiendo apoyo al Gobierno del PSOE y Podemos.

En lo más inmediato, el Gobierno de coalición espera que ERC apoye la reforma laboral en el Congreso, pero Ciudadanos prometió su respaldo para que las fuerzas independentistas no condicionen al Gobierno de España ¿Su prioridad es seguir siendo socio preferente de Sánchez?

El Gobierno español y el Partido Socialista (PSOE) en particular está muy acostumbrado a exigir a todo el mundo que le apoyen, a imponer sus decisiones y no tienen la sana costumbre de pactar. No la ha tenido casi nunca, y solo pacta cuando le es imprescindible, cuando no le queda ninguna otra solución. Solo dialoga, negocia y llega a acuerdos cuando se ve obligado a ello. En el caso de la reforma laboral también.

Dicho esto, es evidente que los partido de derecha en España, que en algunos casos son de extrema derecha, y en otros casos de derecha cada vez más extremos, no quieren que nosotros seamos decisivos, y no lo quieren porque saben que es mejor para el conjunto de la ciudadanía, para la gente que más lo necesita, para los trabajadores, los pensionistas, los autónomos, los pequeños y medianos empresarios. Porque la derecha trabaja por los intereses de las grandes oligarquías. Por lo tanto, es normal que intente excluirnos de cualquier acuerdo incluso prometiendo apoyo al Gobierno del PSOE y Podemos.

¿Cuáles son sus condiciones o propuestas?

Nuestras propuestas en el ámbito de la Reforma Laboral son muy razonables. Defendemos que debe existir una autorización administrativa previa al cierre de una gran empresa. No puede ser que una gran empresa cierre sin dar explicaciones y sin ningún tipo de intervención de las administraciones. Sucede en muchos países avanzados del mundo, con lo que es inexplicable que el gobierno del PSOE y Podemos no lo acepte.

Otra cuestión que planteamos es que cuando hay posibilidades de firmar un convenio mejor entre empresarios y trabajadores, este convenio tiene que tener prevalencia sobre otros preexistentes. También defendemos reforzar el papel de la inspección de trabajo que son los que deben defender las condiciones laborales, sanitarias, de seguridad. No sé que harán el PSOE y Podemos. Si aceptaran esto razonable y bueno o lo harán con la derecha, que no será ni razonable ni bueno.

De la misma forma que ustedes confían en que la CUP no los dejará tirados, el PSOE cree que ERC no dejará caer al gobierno de coalición porque la alternativa sería un gobierno entre PP y Vox. ¿Usted prefiere pasos lentos pero seguros o aguas revueltas?

Es evidente que si la alternativa es pasos lentos y seguros, por un lado, y por otro, pasos rápidos que no sirven para nada, todos preferiremos pasos lentos y seguros. Nuestra aspiración es cambiar la sociedad cuanto más deprisa mejor pero de la forma más segura posible.

Pero PSOE y Podemos deben pensar en la alternativa de PP y Vox, porque quien tiene más escaños en el Congreso tiene más responsabilidad. No nos pueden atribuir exclusivamente siempre la responsabilidad a nosotros, cuando ellos hacen las cosas mal de forma unilateral.


La gran apuesta de ERC ha sido la mesa de diálogo con el Gobierno de España. Sin embargo, Sánchez sigue sin poner fecha a la segunda reunión diciendo que las instituciones están para cosas más urgentes. ¿Cómo está viendo la actitud del Ejecutivo de dilatar el diálogo?

Esquerra Republicana está convencida que es mejor negociar que no negociar. Y no nos da miedo negociar con nadie porque estamos muy convencidos de nuestra posición y de la bondad de lo que defendemos.

El problema está en que el Gobierno español asiste a la mesa de negociación arrastrando los pies, con poca convicción. Ya he dicho antes que el Gobierno español solo negocia cuando no le queda ninguna otra opción. Negociar no le gusta, y por lo tanto, tenemos que intentar que entiendan que negociar es mejor que no hacerlo, y llegar a acuerdos mejor que no llegar a acuerdos. Esperemos que lo entiendan. Nuestra posición es que negociamos para defender la democracia. No queremos nunca levantarnos de la mesa, pero si el Gobierno español opta por vaciarla de contenido es evidente que seguiremos defendiendo la democracia.

Más allá de las fechas de la mesa de diálogo, el Ejecutivo dejó claro desde un principio que no habrá ni Amnistía ni Autodeterminación. ¿Qué expectativas tienen entonces de pactar un referéndum?

Las expectativas están puestas en la voluntad democrática de los ciudadanos de Cataluña. Si la sociedad catalana repetidamente, como está haciendo, se manifiesta favorable a la independencia y vota partidos independentistas y lo hace de forma pacífica y cívica, estamos convencidos que la obligación es encontrar un solución. Esta fue la posición de la Corte Suprema de Canadá en el caso del Quebec, y creemos que debería ser la posición de todos los demócratas en el mundo occidental.

Estamos convencidos de que una República catalana es mejor para los ciudadanos de Cataluña y los propios españoles. Una solución plenamente democrática es mucho mejor que una monarquía corrupta, que una democracia condicionada por poderes fácticos, que impide que los ciudadanos puedan votar.

Estamos convencidos de que una República catalana es mejor para los ciudadanos de Cataluña y los propios españoles. Una solución plenamente democrática es mucho mejor que una monarquía corrupta, que una democracia condicionada por poderes fácticos, que impide que los ciudadanos puedan votar.

También es mejor para Europa y el mundo. Para los países latinoamericanos buscar fórmulas nuevas y republicanas frente a la monarquía española fue bueno. Por eso, no se me ocurre ninguna razón por la cual lo que fue bueno para Argentina, México, Chile, Uruguay, Costa Rica, o Brasil o Estados Unidos no pueda ser bueno para Cataluña.

¿A qué se refiere Pere Aragonès cuando habla de construir una alternativa?

La alternativa es muy sencilla: la democracia. La mesa de diálogo es un mecanismo, no la finalidad. No somos ‘mesistas'. Defenderemos en la mesa y fuera de la mesa, en todos los contextos posibles el ejercicio al derecho al voto.

¿No es un problema que Junts y sectores como la ANC sigan boicoteando la mesa de diálogo?

Nos resulta sorprendente que aquellos que han defendido la necesidad de sentarse a negociar, cuando tienen la posibilidad de hacerlo no quieran hacerlo. Pero estas contradicciones son propias de otras formaciones políticas, no de la nuestra. Probablemente nace del hecho de que no confían en sus posibles negociadores. Pero le corresponde a ellos resolverlo.

¿Conseguir una mejor financiación debería ser una prioridad? Le pregunto porque el Govern renunció al proyecto de ampliación del aeropuerto El Prat.

Nosotros trabajamos para que los ciudadanos vivan mejor cada día, para construir una economía más próspera y justa. Aquí es evidente que hay que entender que las condiciones de vida no dependen solo de la cantidad de dinero que se invierte sino en dónde se invierte y en qué condiciones.

Cuando el gobierno español se plantea la ampliación del aeropuerto, se plantea una inversión de carácter inmobiliario y hotelero, de construcción de edificios no aeroportuarios estrictamente. Nosotros defendemos la mejora del aeropuerto como infraestructura, del acceso ferroviario, de las pistas, una terminal satélite nueva. Somos partidarios de trabajar para la economía productiva y por desgracia el gobierno español lo hace más por la especulativa. Seguro que esto sucede en otros lugares del mundo, pero los ciudadanos creo que entienden que es más importante trabajar para el tejido productivo.

Este año es clave a nivel judicial para los líderes independentistas que se encuentra en el extranjero ya que habrá resoluciones europeas sobre su situación ¿Ve factible su retorno de Puigdemont?

Deseo el regreso de todos los exiliados y trabajaré para que puedan regresar, es evidente. También trabajaré para que nadie más vaya injustamente a la cárcel, y para que la generación de mis hijos no se vea obligada a ir a la cárcel por defender la democracia, como ha sucedido con la mía o antes con la de mi madre o mi abuela y bisabuelos.

¿Al Ejecutivo español le debe preocupar el regreso de Puigdemont? ¿Puede ser un factor desestabilizador?

Estoy convencido de que el hecho de que los demócratas actúen en libertad no deberá preocupar a ningún demócrata.

¿Cómo valora que el Consell per la República plantee nuevas acciones de desobediencia?

A mi me parece muy bien que todo el mundo haga las propuestas que le parezca oportuna y las acciones de desobediencia colectiva formar parte del ejercicio democrático, aquí y en cualquier democracia del mundo. Si alguien plantea una acción de este tipo es legítimo y estaremos encantados de participar, colaborar, estudiarla y hablar de ello cuando quieran.

Puigdemont parece más centrado en la internacionalización del conflicto ¿A ERC le preocupan más lo que piensen dentro de Cataluña?

Nos preocupa todo y trabajamos en todos los ámbitos y frentes, evidentemente en la construcción de complicidades internas con el mundo del trabajo, los sindicatos, la empresa, las universidades, los intelectuales, los agricultores. En nuestra sociedad con aquellos que nacieron en Cataluña, los que acaban de llegar a trabajar y hablan todas las lenguas posibles. También nos interesa lo que opina el resto del mundo y trabajamos en nuestras relaciones en Europa. Por eso yo he sido diputado del Parlamento Europeo y otros compañeros lo siguen siendo.

Por desgracia la pandemia nos pasa factura a todos. Hemos hecho una apuesta muy clara en defensa de la vida y también del progreso económico y en este equilibrio complejo hemos logrado resultados notables. Estamos muy por debajo del exceso de mortalidad que se produjo en otros lados, sobre todo en Madrid, que es la región europea en la que la mortalidad es la más alta en relación a los años anteriores a la pandemia. 

Por otro lado, en América Latina he tenido el honor de participar en un acto de campaña a favor del candidato a la presidencia de Colombia Gustavo Petro y he defendido que trabajamos para lo mismo, que no es otra cosa que profundizar la democracia y la fraternidad entre pueblos. También esto lo expreso en relación a otros países que viven con esperanza la aparición de nuevos gobiernos, como Chile. Al final defendemos una gran coalición popular que incluya a la gente diversa en defensa del interés común. 

En 2023 se celebrarán elecciones municipales. ¿Es la oportunidad de ERC de consolidarse como partido hegemónico?

Todas las elecciones son claves y muy importantes, pero es evidente que las elecciones que resultan más cercanas a la ciudadanía en las que se eligen a los representantes municipales son cruciales para nosotros y nuestro proyecto.

En las últimas elecciones tuvimos la suerte y honor de ser el partido hegemónico, el más votado, con más alcaldes. Ganamos en Barcelona aunque todos pactaron contra nosotros para que no gobernáramos. Aún así conseguimos municipios muy importantes y queremos consolidar esa posición.

¿Cree que la gestión de la pandemia le pasará factura a ERC?

A todos por desgracia nos pasa factura y debemos trabajar cada día para reducir sus efectos en el ámbito sanitario. Han muerto muchas personas, hemos hecho una apuesta muy clara en defensa de la vida y también del progreso económico y en este equilibrio complejo hemos logrado resultados notables. Estamos muy por debajo del exceso de mortalidad que se produjo en otros lados, sobre todo en Madrid, que es la región europea en la que la mortalidad es la más alta en relación a los años anteriores a la pandemia. Queda mucho por hacer y mejorar pero hemos hecho mucho.

El tema de la lengua hizo reflotar la tensión y gestos de intolerancia ¿Le parece bien lo que ocurrió en Canet de Mar, el acoso que sufrió la familia que impulsó la sentencia judicial para que se impartan un 25% de las clases en castellano?

La lengua catalana ha sido perseguida durante siglos y prohibido y castigado su uso. Y en el Estado español continúa habiendo una catalanofobia muy marcada. La alergia que muestran algunos poderes del Estado es una alergia contra la libertad. La diversidad lingüística es una riqueza. Esto es valido en Cataluña, en Estados Unidos y en cualquier lugar del mundo.

¿Qué reflexión hace después de haber pasado más de tres años de prisión tras ser condenado por sedición, como consecuencia de su participación en el intento fallido de secesión de 2017?

Pasar por la prisión forma parte del camino hacia la libertad colectiva de nuestro país. Antes de nosotros han pasado por la cárcel luchadores por la democracia en otras partes del mundo. Ha sido así en muchos países latinoamericanos también. Nuestro partido es el más represaliado en la historia de Cataluña, durante la guerra civil, durante la dictadura franquista y hoy en día. Y de esto tenemos que sentirnos orgullosos. Cualquier demócrata del mundo debería sentirse orgulloso que en Cataluña haya luchadores que como nosotros estemos dispuestos a ir a la cárcel en defensa de la democracia.

Usted dijo que el indulto había sido un triunfo ¿en qué sentido?

El indulto que el gobierno español se vio obligado a conceder forma parte de un reconocimiento internacional. La asamblea de parlamentarios del Consejo de Europa voto con una mayoría muy clara a favor de nuestra libertad, y esto es bueno, es un reconocimiento a la Justicia de la causa que defendemos.

Distintos monarcas españoles que tuvieron que marchar al exilio para evitar ser juzgados por corrupción. No es el primer caso, hubo muchos. Espero que el espíritu democrático triunfe y aquellos que han abusado de la confianza pública y han delinquido contra el bien común deban responder de ello. 

¿Confía en recuperar su escaño en la Eurocámara?

Es evidente en que confiamos en que la justicia se acabará imponiendo. Dicho esto, la voluntad democrática que los ciudadanos expresaron con sus votos y que consistía en que fuese diputado en el Parlamento Europeo debería ser respetada por todos los demócratas.

Es conocido que Vox quiere ilegalizar a ERC. La prensa afín a la ultraderecha ha publicado por su parte que ERC quiere sentar las bases para hacer lo mismo con Vox por delitos de odio por homofobia ¿Es esto viable?

Es sabido que ERC es un partido que querrían ilegalizar los que no son demócratas. Hemos sido el último partido en ser legalizado en democracia. La obsesión de los fascistas y la extrema derecha contra nosotros tiene casi 100 años de historia.

Pero yo creo que la mejor receta es que los ciudadanos voten a conciencia y defendiendo sus derechos. 

El rey emérito prácticamente tiene despejado el camino para regresar a España luego que la Fiscalía suiza archivara la causa por las comisiones que presuntamente cobró por el AVE a la Meca. Después de haber pasado usted por prisión ¿qué reflexión le merece una posible vuelta de Juan Carlos de Borbón?

Lo que sé es que en diversas ocasiones hubo distintos monarcas españoles que tuvieron que marchar al exilio para evitar ser juzgados por corrupción. No es el primer caso, hubo muchos. Espero que el espíritu democrático triunfe y aquellos que han abusado de la confianza pública y han delinquido contra el bien común deban responder de ello. En España no siempre pasa, hubo muchas veces que no ha pasado y por eso muchos optaron por ser países independientes respecto a España. Nuestro objetivo es hacer lo mismos que antes que nosotros hicieron Argentina, Bolivia, Venezuela, México, Cuba, entre otros.

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 4
    macerlo20
    15/01/22
    19:39
    Reemplazar corruptos por otros más corruptos
    Responder
  • 3
    fj
    15/01/22
    17:50
    La cara lo acusa
    Responder
  • 2
    valledelagrimas
    15/01/22
    13:31
    Detrás de esta "independencia" está la masonería tratando de destruir España. Terroristas y asesinos, eso es lo que son este tipo como los que piensan como él.
    Responder
  • 1
    15/01/22
    11:07
    De la corrupcion de Puigdemont, de Aragones, de Mas, de Pujol, etc, el gordo deforme este no habla
    La republica de Largo Caballero, (el que pagaba a putañas con dinero del fisco español) de Indalecio Prieto, de Negrin, la republica que regaló el oro a Moscu, ya no existe ni existirá.
    Responder