Cannabis
"Hay que decidir si al cannabis lo regula el mercado negro o el Estado"
El Gobierno se encamina a la aprobación del cannabis medicinal con amplio apoyo. "Tengo la impresión de que el PSOE siempre va a regañadientes y por detrás de la sociedad", dijo a LPO Jorge Moruno, diputado de la Asamblea madrileña por Más Madrid.

 España se encamina a legalizar el cannabis medicinal después de que el PSOE confirmara que llevará el tema al Congreso. Para el Ejecutivo se trata de alcanzar un "consenso máximo" con los partidos más reacios, es decir, PP, Vox y Ciudadanos. Por esa razón el diputado socialista Daniel Viondi aclaró que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) tendrá un rol central en el proyecto. Pero para Unidas Podemos y los socios de investidura podría ser el primer paso para despenalizar el consumo recreativo.

Desde Moncloa creen que es el momento de avanzar en ese sentido por su aceptación social -según una encuesta del CIS de abril de 2021, el 90% de los españoles está a favor de legalizar la marihuana para uso terapéutico- y para sintonizar con la legislación de los países vecinos. Sin embargo, Viondi precisó que "el consumo lúdico nada tiene que ver con el medicinal", una forma de avisar a los socios de gobierno que no se entusiasmen demasiado.

Argentina ya puede producir cannabis y cáñamo a escala industrial para exportar

El PSOE puede dirigir el debate, aunque difícilmente controle el desenlace. Podemos, Más País y ERC presentaron ya iniciativas para una regulación integral del cannabis: para estos partidos, la clandestinidad ha estimulado un debate político plagado de hipocresía y ha privado al Estado de ingresos por 3.300 millones de euros anuales en términos impositivos, de acuerdo a una investigación de la Universidad Autónoma de Barcelona.

La última encuesta sobre alcohol y drogas del Ministerio de Sanidad revela que la marihuana es la sustancia ilegal más consumida en España. Casi el 38% de la población la probó alguna vez en su vida. "La actual legislación prohibicionista ha sido un rotundo fracaso: no ha evitado el aumento del consumo entre menores, alimenta la proliferación de productos adulterados y no aptos para el consumo, criminaliza y persigue a los usuarios adultos, condena a los pacientes, aumenta el volumen de negocio del mercado negro y desprotege a los menores", dice a LPO Jorge Moruno, diputado de la Asamblea madrileña por Más Madrid.

Marcha mundial por la marihuana en Puerta del Sol, Madrid, el pasado sábado. 

De hecho, Moruno registró una proposición no de ley en la víspera de la marcha mundial por la marihuana en Puerta del Sol. "El cannabis es una realidad y lo que hay que decidir es quién lo regula. O lo hace el mercado negro como hasta ahora y con pésimos resultados, o lo hacen las instituciones, que deben ser las que garanticen las libertades y derechos de los usuarios adultos, atiendan a los pacientes, protejan a los menores, mejoren la prevención, la educación e información y las que delimiten lo que se vende y donde se vende bajo criterios certificados. También tienen que ser las que obtengan los ingresos para destinarlos a prevención y los servicios públicos", explica. 

El cannabis es una realidad y lo que hay que decidir es quién lo regula. O lo hace el mercado negro como hasta ahora y con pésimos resultados, o lo hacen las instituciones

Las formaciones progresistas de Madrid buscan que la discusión en la Asamblea permee al Congreso de los Diputados, y que la regulación del cannabis para los pacientes se extienda a los usuarios. Pero en la capital, Isabel Díaz Ayuso ironizó sobre la proposición de Más Madrid al declarar que "porros sí, pero que no se tome un niño un bollo y que no consuma carne un ciudadano". Su abordaje sobre el "debate de las drogas", como lo llama la presidenta, suele estar dominado por prejuicios morales y no por estudios de "impacto económico, sociosanitario y criminológico", tal indica la proposición.

Los diputados oficialistas piden legalizar las drogas para consumo personal 

Las organizaciones a favor de la legalización total del cannabis y los partidos de izquierda coinciden en que los dirigentes conservadores como Ayuso no muestran los mismos reparos con el consumo de alcohol o comida basura y que las políticas que criminalizan a los usuarios en realidad reniegan de la intervención del Estado.

Daniel Viondi, diputado del PSOE a favor de discutir la regulación del cannabis, pero solo para uso medicinal. 

Moruno asegura a este medio que "cuando pedimos regular el cannabis dicen que queremos fomentarlo", porque "quizás lo que les molesta es que se regule el mercado, sea legal o ilegal, lo que consideran un ataque intervencionista a la libertad de mercado". "El tema es cada vez hay menos tabú, aunque todavía existen objeciones, como es normal y saludable", agrega. Los grises jurídicos tampoco ayudan a disipar las dudas.

Además del mercado regulado, los proyectos de Podemos, Más País y ERC en el Congreso, y el de Más Madrid en el ámbito local, buscan habilitar el autocultivo y definir la situación de los clubes cannábicos, donde las regulaciones de cada comunidad autónoma chocan con las leyes nacionales. CIS también reveló que el 49,7% de los españoles respalda la legalización del cannabis para fines recreativos.

¿Regulación o beneficio al mercado negro?

El estigma promovido durante décadas, la confusión entre drogas blandas y duras y el consumo problemático de sustancias en los 80 y los 90 moldearon el tono de la discusión, lo que ha impactado en el abordaje de los partidos tradicionales. PSOE entiende los beneficios de la legalización integral, pero el precio político a pagar sigue siendo un riesgo desde la óptica de Ferraz. 

Tengo la impresión de que el PSOE siempre va a regañadientes y por detrás de la sociedad. Hace poco más de un año rechazaban el cannabis medicinal, así que bienvenido sea este cambio

"Tengo la impresión de que el PSOE siempre va a regañadientes y por detrás de la sociedad. Hace poco más de un año rechazaban el cannabis medicinal, así que bienvenido sea este cambio. La distinción entre el cannabis recreativo y el medicinal es normal que se haga porque se trata de dos cosas muy diferentes, una trata de pacientes que lo necesitan para su tratamiento y otra de usuarios que lo utilizan para su disfrute. Desde nuestro punto de vista es necesario abordar todas las realidades para hacer una regulación integral", aclara Moruno.

Jorge Moruno junto a la líder de Más Madrid, Mónica García, en la Asamblea madrileña.

En diciembre pasado, la ONU retiró la marihuana de su lista de sustancias potencialmente adictivas, dando a los países un argumento más para legislar en la dirección de leyes menos restrictivas. Malta dio luz verde al consumo lúdico del cannabis a la siguiente semana, y Países Bajos, Suiza, Luxemburgo, Italia y Alemania anunciaron después que seguirían el mismo camino.

Del otro lado del Atlántico, la marihuana ya es legal en Canadá, México, Uruguay y en 15 estados de Estados Unidos para uso recreativo y para fines terapéuticos se suman Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Panamá, Paragua y Perú. "España debe analizar y aprender de los distintos modos de regulación que se han dado en otros países para obtener un diseño propio adaptado a nuestra realidad. Es importante que la regulación no se convierta en pasto para fondos buitre que vengan a especular. Hay que evitar que se queden con el sector los Blackstone del cannabis", apunta el diputado de Más Madrid. 

En diciembre pasado, la ONU retiró la marihuana de su lista de sustancias potencialmente adictivas, dando a los países un argumento más para legislar en la dirección de leyes menos restrictivas

Moruno subraya además que "a España vienen de EEUU y de Canadá a buscar a españoles que cuentan con un gran conocimiento para llevárselos porque aquí no tienen futuro". "Hay que invertir ese proceso. También es necesario contar y aprender de todo el tejido asociativo ya existente en España, así como garantizar la integración a las licencias de los sectores y territorios más golpeados", dice el diputado.

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.