Miguel González
"Vox no cree en la democracia"
Miguel González es persona no grata para Vox. El experimentado periodista de El País está vetado por Abascal. La censura no impidió que publicase el libro más riguroso y revelador sobre la ultraderecha española.

Miguel González lleva más de tres décadas en el diario El País como responsable de la información sobre Defensa, Diplomacia y Casa del Rey. En otoño de 2018, por esa curiosidad genética que tienen los buenos periodistas, golpeó la puerta del despacho de su jefe y le pidió que lo designara como cronista de Vox: "¿Quiero conocer el fenómeno de este nuevo partido desde adentro", le dijo.

Su líder, Santiago Abascal, un ignoto dirigente con pasado en el PP, venía de reunir a 10 mil personas en un mitin en Vistalegre y de romper todas las encuestas en Andalucía con una inesperada cosecha de escaños. Los sondeos proyectaban un máximo de tres diputados. La formación "españolista" obtuvo 12.

"Entre 2014 y 2018 Vox no fue más que un grupo de amigos. Muchos expertos decían que España estaba vacunada contra la ultraderecha por su traumática experiencia con el franquismo, que no iba a tener un fenómeno como en otras partes de Europa. A mí Vox me despertó mucha curiosidad, quería saber de dónde venía y hacia dónde iba", recuerda González sobre sus primeros contactos con una formación que, cinco años más tarde, tiene chances reales de pegar al salto al Palacio de la Moncloa.

Abascal vetó a González a los pocos meses de empezar a cubrir la información de Vox. Fue tras revelar que su candidato al parlamento europeo, Jorge Buxadé (hoy vicepresidente del partido) había sido dos veces candidato de la falange española.

La "traición" de Ayuso y Vox a los taxistas: "Los patriotas nos han engañado"

Más tarde llegó el veto a todo el Grupo Prisa. ¿El motivo? Un editorial con tono crítico. "No puedo entrar a sus ruedas de prensa ni a ningún acto que sea en un espacio cerrado. No soy el único. La mitad de los medios de comunicación sufre el mismo veto", explica el periodista.

No puedo entrar a sus ruedas de prensa ni a ningún acto que sea en un espacio cerrado. No soy el único. La mitad de los medios de comunicación sufre el mismo veto

Esta censura no le impidió hacer su trabajo. "Yo digo que con Vox hay que poner el foco en lo que hace y no en lo que dice", aclara. Lo que hizo, hace y puede hacer Vox en 2023 está resumido en "Vox S.A. El negocio del patriotismo español", la investigación más documentada y rigurosa sobre este fenómeno político.

González cambia en su libro "etiquetas" (todos los lugares comunes que se usan para denunciar a Vox) por fuentes, datos, información y hechos. El resultado es una reveladora (e inédita) radiografía de la extrema derecha en España.

Foto: Javier Barbancho.

Tu libro deja planteados muchos interrogantes. Pero hay uno que atraviesa toda la investigación: la amenaza de Vox a la democracia española. ¿Es un peligro el partido de Abascal para el sistema democrático?

Sí, definitivamente. Vox es un partido que no cree en la democracia. No cree que la soberanía resida en el pueblo español. Su teoría es que la soberanía reside en la Nación española. En algunos de sus libros explican que la Nación española la forman los españoles que están vivos, los españoles que ya murieron y los españoles que nacerán. Entonces lo que ocurre es que aunque el 90% de los españoles que estamos vivos decidiésemos algo, siempre seremos una minoría comparado con los muertos y los que están por nacer. Es un pensamiento profundamente antidemocrático. Lo que ocurre es que la Constitución y la democracia no son una fe. No tienes que creer, tienes que acatar. Yo creo que mientras acaten la Constitución y la ley tienen que ser legales.

¿Piensas que si llegan al poder no van a acatar las leyes?

Pienso que no. Uno por esta concepción no democrática. Y dos porque ellos han introducido en el lenguaje político de España un término que estaba desterrado: el término enemigo. Desde la muerte del dictador Franco las diferencias políticas siempre se han calificado de adversarios. Abascal introduce el término enemigo. Sánchez no es su adversario, es su enemigo al que quiere echar del poder y meterlo en la cárcel porque dice que es un criminal. La alternancia política que es la base de la democracia liberal se basa en la convivencia de un terreno común con discrepancias pero con respeto. Este respeto se rompe con la aparición de Vox, que quiere ilegalizar a la mitad de los partidos que hoy se sientan en el Parlamento. A todas las fuerzas soberanistas y también a Podemos e Izquierda Unida. Está acabando con las reglas del juego de la democracia

Olona pone el aborto y la agenda feminista en el centro de su campaña en Andalucía

El mayor riesgo entonces no es que se hagan con el poder, sino que no lo entreguen cuando la ciudadanía ya no los vote.

Exacto. Basta con mirar cuáles son los modelos de Vox para tomar nota que difícilmente estén dispuestos a entregar el poder una vez que se hagan con él. Un modelo es Trump, por ejemplo, que instigó el asalto al Capitolio al perder la elección. Son gente que cuando pierden las elecciones no están dispuestas a aceptarlo. 

El único objetivo de Vox es que Abascal sea el vicepresidente de Feijóo


En tu libro reniegas de las etiquetas que se le ponen a Vox. ¿Cuándo la izquierda le grita fascista no lo hace más fuerte?

Yo tomo nota de un hecho. Cuando obtienen los 12 diputados en Andalucía en diciembre de 2018 se lanza una "alerta antifascista". No han hecho más que crecer desde entonces. A mi juicio todas las etiquetas no han servido para frenar su avance por el fenómeno de la "hooliganizacion" de la política. Lo que dice el enemigo no te daña, te blinda, te fortalece. El libro está dedicado a los 3,6 millones de ciudadanos que votaron a Vox en las últimas generales. Mi mensajes es "oiga, tienes el derecho de votar a este partido, pero tienes que saber que este partido no es democrático". Y argumento y pruebo por qué no es democrático.

Foto: Javier Barbancho.

¿Cuánto de la crisis global de las democracias liberales tiene el crecimiento de Vox y cuánto de un franquismo aparentemente cerrado pero latente y agazapado?

Son las dos cosas. Por un lado hay una crisis general de los sistemas liberales parlamentarios. Es una crisis mundial. Pasa en Italia, en Francia y en muchos países. En España esa crisis posibilitó el surgimiento de Podemos, de Ciudadanos y de Vox. Y después está esto otro que bien dices. Franco murió en la cama y no se hizo la desnazificación que se hizo en Alemania, por ejemplo. La derecha española en lugar de buscar sus antecedentes democráticos conecta con la derecha de la dictadura. Vox dice que hay que dejar de estar acomplejados y reivindicar la dictadura porque mientras no lo haga va a estar en inferioridad de condiciones respecto a la izquierda.

Ortega Smith pidió dormir en la habitación número 3 del Hotel Madrid de Las Palmas, en la cama donde Franco pasó su última noche antes de dar su golpe de Estado 

Pareciera que electoralmente este blanqueamiento de la dictadura hasta le sale rentable

Están homologando dictadura y democracia como si fueran lo mismo, moviendo el eje a que lo importante es si el déficit público es mayor o menor. Y además están conectando con un sentimiento profundo de parte de la población. Vox levanta la bandera del nacionalismo español, un nacionalismo que estuvo vinculado a la dictadura. A Vox no le interesa crear un nuevo nacionalismo español. Reivindica la dictadura y le dice a muchos españoles que no tienen que tener complejos de que sus abuelos fueran franquistas.

Hay dirigentes de Vox que parecen estar más acomplejados por sus pasados en el PP que en la falange. ¿Curioso, no?

Una diputada de Vox avisa a Bildu que "cuando Abascal gobierne España, la ilegalización estará en agenda"

Tal cual. Buxadé es uno. Otro dirigente que no esconde su pasado falangista es Ortega Smith, que participó de este movimiento fascista cuando tenía 18 años. En el libro cuento que en octubre de 2019 pidió dormir en la habitación número 3 del Hotel Madrid de Las Palmas, en la cama donde Franco pasó su última noche antes de dar su golpe de Estado.

Vox nació como un "grupo de amigos", según tu investigación. ¿Ese grupo de amigos con Abascal a la cabeza pensó este Vox o este Vox neofranquista se fue gestando con el tiempo?

El partido no estaba pensado con este perfil en sus inicios. En su manifiesto fundacional no se dice ni una sola palabra de los inmigrantes, de la violencia de género, ni muchas de las sus actuales banderas. Es más: cuando Vox se presenta a sus primeras elecciones europeas, en 2014, el cabeza de lista que era Alejo Vidal-Cuadras tenía pensado aliarse al grupo popular europeo y no en el grupo de Marine Le Pen y de Salvini. Cuadras no entró y esta alianza con la derecha más tradicional nunca se consumó.

Foto: Javier Barbancho.

De tu investigación se desprende que Vox necesita empezar a tener poder en las CCAA para "normalizar" su gobernanza de cara a las elecciones generales de 2023. ¿No puede convertirse esta apuesta en un búmeran? ¿Puede perder votos por malas gestiones autonómicas?

A Vox le interesa Moncloa. Los gobiernos autonómicos le interesan como trampolín y para obtener ingresos. En Castilla y León se han hecho cargo de consejerías con muy poca capacidad de mala gestión, como Cultura o Agricultura. Son consejerías que dan subvenciones básicamente. Si Abascal ve que algún funcionario autonómico supone una mancha para su proyecto nacional lo echaría sin dudarlo. No es gente propia. Al candidato de Castilla y León lo ficha cuatro meses antes de las elecciones. Vox tiene que compaginar su búsqueda de partido respetable y con capacidad de gobernar junto al PP en 2023 con el fortalecimiento de su perfil propio. Vox va a sufrir a mi entender el voto útil al PP. Feijóo va a quedarse con votos que hoy estaban yendo a Vox.

El PP tiene hoy dos figuras fuertes: Feijóo y Ayuso. ¿La fortaleza de la líder madrileña radica en que, justamente, pesca en el electorado de Vox?

Yo he estado en manifestaciones de Vox en la que había gritos a favor de Ayuso, de Rocío Monasterio y de Cayetana Álvarez de Toledo. Dos del PP y una de Vox. El discurso de Ayuso es prácticamente el mismo que el de Vox. Eso hizo que en Madrid Vox no creciera, como sí ha crecido en otras comunidades. Al votante de Vox le gusta más Ayuso que cualquier candidato propio. La parte del PP de Ayuso se escora hacia Vox, en cambio Feijóo intenta pescar un electorado más de centro.

Vox dispondrá de una caja de mil millones de euros en su primera gestión estatal

¿Feijóo no seduce en nada al electorado de Vox?

Una anécdota: en las elecciones de 2019 de la Comunidad de Madrid no pude entrar a la sede de Vox. Entonces me fui al bar de enfrente. Todos los militantes estaban con caras largas por el mal resultado. Hasta que una persona entró gritando "echamos a Carmena" y los rostros cambiaron por completo.. Vox no había echado a nadie, la había derrotado el PP. Que quiero decir con esto: que el objetivo del votante de Vox es echar a la izquierda. El año que viene el objetivo va a ser echar a Sánchez. Por eso digo que es probable que muchos votos de Vox vayan a Feijóo solo para echar a Sánchez. Lo que está intentando Abascal en Castilla y León y en Andalucía es demostrar que el voto a Vox también es útil para echar a la izquierda.

A Vox le interesa Moncloa. Los gobiernos autonómicos le interesan como trampolín y para obtener ingresos

¿Vox puede "comerse" al PP en los próximos años?

El objetivo de Vox es que Abascal sea el vicepresidente de Feijóo. Una vez que estén en el poder hay que ver lo que puede suceder. Mucho va a depender de los acontecimientos y de lo que hagan los demás. Cualquier cataclismo político, económico y social favorece a Vox, que crece en esos contextos. Por eso ellos tratan de crear y alimentar estos cataclismos. Yo no descartaría ningún escenario si España y el mundo sufren nuevos cataclismos en los próximos años. ¿Por qué Vox pega un salto tan grande en 2018 si existía desde 2014? Por el fenómeno catalán. Una crisis social profunda producto de la guerra puede llevar a Vox más lejos de donde ya está.

¿Es Vox un partido corrupto?

Depende de lo que uno entienda por corrupto. No quiero poner calificativos, prefiero describir. Vox nace con un millón de dólares que le da el consejo de la resistencia iraní. Es una donación confirmada y constatada. ¿Cuál es la historia detrás de este millón de dólares? Este grupo opositor iraní participa en la revolución contra el Shah. Luego rompe con Mahmud Ahmadineyad. En ese grupo hay burguesía iraní dispersa por el mundo. Estados Unidos pone al brazo armado de este grupo en la lista de organizaciones terroristas. Ellos intentan salir de esta lista. Cuadras, el primer presidente de Vox, les ayuda. Y este grupo consigue salir de la nómina. Como pago, a Cuadras le donan este millón de dólares para que siga siendo eurodiputado. Después, entre el 2014 y el 2018, te encuentras que Vox, sin tener representación parlamentaria, tiene donativos de entre medio millón y un millón doscientos mil euros. En ese tiempo Vox consigue más donaciones que todos los otros partidos juntos: PP, PSEO, Podemos y Ciudadanos. Ahora bien, cuando Vox entra en las instituciones y empieza a recibir subvenciones públicas es cuando los donativos de Vox caen. La única explicación posible es porque cuando recibes subvenciones públicas tus cuentas son fiscalizadas por el Tribunal de Cuentas. Es evidente que las donaciones que recibía Vox eran opacas e imposibles de justificar.

Foto: Javier Barbancho.

En el terreno de sus alianzas, Vox empieza a afianzar sus vínculos con Latinoamérica. ¿Cuál es su estrategia internacional?

Latinoamérica es un territorio que a Vox le interesa muchísimo. Hizo la Carta de Madrid, una especie de manifiesto que lo podría firmar cualquier persona porque no es un manifesto ultraderechista, que le sirvió de banderín de enganche con Latinoamérica. Poco a poco ha ido tejiendo una red en distintos países. Uno de los principales aliados es el hijo de Bolsonaro. Y el más incipiente es Javier Milei en Argentina. Lo curioso es que Vox pone el ojo primero en Estados Unidos. Acude a una convención republicana en febrero de 2020 para establecer relaciones con la administración de Trump. Pero se dan cuenta que la única forma de que en Estados Unidos le hagan caso es penetrando en América Latina. Y empiezan a conectar mucho con el senador Ted Cruz, el ala más ultraderechista de los republicanos. Esa conexión los lleva a México, Brasil, Perú, Chile y Argentina.

La Falange acusa a Vox de copiarlos al apropiarse de una frase de su fundador

¿Cuán fuerte es el vínculo con Milei?

El diputado argentino interviene en un mensaje grabado en octubre del año pasado en una feria de Vox en Madrid. Ese es el primer vínculo público. Milei también iba a intervenir en directo por videollamada en el Foro de Bogotá, algo que finalmente no hizo por una cuestión de agenda. Pareciera que el nexo Vox-Milei se va a seguir afianzando.

Vox nace con un millón de dólares que le da el consejo de la resistencia iraní, una donación opaca y oscura

Vox y Milei se definen como la "anticasta" política. ¿Vox es realmente un partido que va contra la "casta"?

Es retórico y discursivo. Vox repite que hay que reducir el gasto político pero no ha reducido este gasto en ningún lugar. Lo plantea en Castilla y León, pero pide reducir el gasto del Parlamento, no del gobierno. Quiere reducir la capacidad de la oposición de controlar al gobierno, no la capacidad de gestión del Ejecutivo. En el Congreso de los Diputados, por ejemplo, Vox no ha renunciado a ninguna subvención. La última contradicción llega con Macarena Olona, la candidata de Andalucía. Al ser diputada por Granada cobra mil euros más libre de impuestos cada mes para poder trasladarse a Madrid. Pero ella vive en Madrid. Y no ha renunciado a ese beneficio. Critican el gasto público pero no renuncian cuando va a sus bolsillos.

Líderes de ultraderecha de Europa y Latinoamérica se reúnen en un Congreso "antiaborto" en Budapest 

¿Cuán importante es Olona y Andalucía para la estrategia nacional de Abascal?

Es muy importante. Si entra en el gobierno de Andalucía confirma esta "normalización" que busca Abascal. Pasa que las encuestas dicen que el PP puede obtener más escaños que toda la izquierda junta. De ser así, al PP le alcanzaría con que Vox se abstuviera. Si Vox votara en contra sería muy duro. Sería votar "no" a la derecha junto a la izquierda. Dos estrategias: si el PP necesita sus votos Vox va a exigir estar en el Gobierno. Y si al PP le alcanza con su abstención, Vox va a exigir que el PP asuma su programa. ¿Por qué es tan importante Andalucía para Abascal? Porque si Vox tiene un vicepresidente en Castilla y León y otro en Andalucía, cuando Abascal diga que quiere ser vicepresidente en 2013, Feijóo no le podrá decir que no. Abascal le dirá que ya lo son en otros gobiernos.

Otra revelación del libro es que Abascal estuvo a punto de reunirse con Putin, pero finalmente desistió. ¿Por qué?

Hay temas que Vox intenta ocultar mucho como el aborto (ellos proponen la prohibición en todos los casos, incluido la violación, lo que es muy impopular), las pensiones, la sanidad, la educación pública (quieren acabar con todo esto) y en este último tiempo sus vínculos con Rusia y con Vladimir Putin. En 2018, en torno a las elecciones andaluzas, a través de un exagente del KGB en Madrid, Putin pide personalmente a Abascal. El encuentro empieza a prepararse, pero en el último momento Abascal da marcha atrás. ¿Por qué? Porque en el parlamento europeo se cruza la oferta de Ley y Justicia, el partido de los ultraconservadores polacos, que son integristas católicos y no laicos como Le Pen y Salvini. Tras hacer sus cálculos, Abascal se decanta por los polacos, enemigos históricos de Rusia, y eso le obliga a renunciar a cualquier coqueteo con Putin. La reunión no se concretó, pero Abascal estuvo años sin hablar mal de Putin. Sus críticas son recientes tras la invasión a Rusia.


Foto: Javier Barbancho. 




Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.