Juan Lobato
"Ayuso es la mejor candidata de Vox"
Juan Lobato es el elegido por Ferraz para arrebatarle el poder a la "imbatible" Díaz Ayuso en 2023. Habla a fondo con LPO sobre Andalucía, la política madrileña y la salud del gobierno de coalición.

Juan Lobato (Madrid, 1984) es un dirigente anacrónico para la época. Es un político "viejo" en el cuerpo de un político joven. Gestiona. Argumenta. No grita. No busca el tuit viral. Tampoco el escándalo. Es la antítesis, al cabo, del "ayusismo", la corriente política liderada por su principal contrincante, la dama de hierro del PP a la que quiere vencer en 2023.

Si la candidatura de Ángel Gabilondo fue improvisada y forzada en los comicios del año pasado, la candidatura de Lobato -elegido por Ferraz para dar el sorpasso electoral- está cumpliendo con todas las etapas que demanda el manual de estilo de las contiendas electorales.

En octubre fue elegido nuevo secretario general del PSOE de Madrid. Desde ese día camina por todos los distritos con "una propuesta bajo el brazo". La última: una reforma fiscal para bajarle los impuestos al 98% de los madrileños y subírselo únicamente al restante 2%, a las grandes fortunas que están radicadas en esta CCAA.

Lobato sostiene que "Ayuso llegó a su techo", que usa a Madrid como trampolín para llegar a Moncloa y que su liderazgo de "corto plazo" se avecina a su fin. Admite que un mal resultado en Andalucía puede sacudir la gestión de Pedro Sánchez y relativiza las fuertes internas en el gobierno nacional de coalición.

Ayuso une a Vox y al PSOE y descoloca a las constructoras al resistirse a revisar el precio de la obra pública 

"Yolanda Díaz es del Partido Comunista de España. ¿Va a tener diferencias con el PSOE? Evidentemente", aclara. Califica a la política de Vox de "repugnante", pero reconoce su éxito comunicativo. "Aunque sus contenidos son de hace 40 años, su comunicación es muy moderna", resume.

Estuviste en Granada apoyando a Juan Espada en la última etapa de campaña. ¿Se viene un cataclismo electoral para el PSOE como proyectan algunas encuestas?

Es verdad que las encuestas en Andalucía siempre le han dado mal al PSOE. Siempre nos ha ido mucho mejor en las urnas que en las encuestas. No sé por qué, pero es así. El objetivo del PSOE es recuperar una región como Andalucía que ha sido referente de nuestro partido. Cuando el domingo veamos los resultados haremos un profundo análisis, para bien o para mal.

Si al PSOE le va bien va a ser un impulso al Gobierno y si le va mal habrá que hacer mucho análisis

¿Si es para mal puede sacudir la estabilidad de Moncloa?

La influencia a nivel nacional es innegable. Andalucía es una región muy importante. Si al PSOE le va bien va a ser un impulso al Gobierno y si le va mal, repito, habrá que hacer mucho análisis. Estamos hablando de una CCAA con muchísimo peso en España.

¿Por qué el PSOE ha perdido tantos votos en los últimos años en una región que supo ser un imbatible bastión electoral? ¿Se han "derechizados" los andaluces"?

No sé si los andaluces se han derechizados. No comparto. Creo que los ciudadanos eligen su voto en función de la coyuntura y de las circunstancias. Es verdad que España arrastra una fuerte trayectoria de inercia y de fidelidad política. Pero últimamente vemos que son cada vez más los españoles que se inclinan por el candidato que mejor represente sus intereses para sus ámbitos personales y familiares. Esto lo vemos mucho en la diferencia de votos en urnas locales, autonómicas y nacionales. Empezamos a ver muchas diferencias en esas tres urnas, cosa que históricamente no había pasado.

La "traición" de Ayuso y Vox a los taxistas: "Los patriotas nos han engañado"

¿Pero no hay ninguna crítica interna del PSOE por haber perdido este activo electoral?

Me parece que en las últimas elecciones, en la que se perdió el gobierno, se hizo una reflexión muy importante. La autocrítica llevó a una renovación total del liderazgo político e institucional en Andalucía, lo que dice mucho de una organización que tiene esa capacidad de admitir que determinados proyectos están agotados y tienen una distancia insalvable con la población.

Los asesinatos orgánicos que estamos viendo en el Partido Popular son por la lucha por el poder.

¿Hay más semejanzas de las que se ven a simple vista entre las gestiones de Moreno y de Ayuso?

El PP tiene una matriz muy clara: aunque parece que hay mucho enfrentamiento, muchas crisis, mucha confrontación entre sus líderespor cuestiones ideológicas, lo único que hay es una gran lucha de poder. No hay discusión programática, ni mucho menos. En otros partidos populares de Europa estos debates existen y son reales, como ha pasado en el PSOE históricamente con la convivencia de sus "dos almas". Esas son confrontaciones lógicas, naturales y democráticas en los partidos modernos. Pero en el PP no sucede esto. Todos los asesinatos orgánicos que estamos viendo han sido por la lucha por el poder. ¿Qué diferencia política hay entre Casado y Ayuso? Ninguna. Son lo mismo. Se apoyaron durante años. ¿Por qué se asesinaron? No por una discusión programática. Por el poder.

La pregunta sobre las semejanzas entre Moreno y Ayuso apuntaba a sus falencias de gestión. Ambos, por ejemplo, tienen un gravísimo problema con la saturación de sus sistemas sanitarios. ¿Por qué no pagan coste político?

A ver: el punto débil de Moreno y Ayuso es el siguiente: el trabajo de un político es conseguir que la inmensa mayoría de la población viva más feliz y con más calidad de vida. Para nosotros la calidad de los servicios públicos hace a esa calidad de vida. Que uno de mis tres hijos se ponga malo, que pueda a ir a un pediatra y que si necesita un tratamiento esté garantizado, es felicidad y calidad de vida. Por eso el PSOE ofrece un proyecto de país que genera calidad de vida a través de buenos servicios públicos. Y la sanidad es de vital importancia en este sentido. Es el elemento de mayor seguridad que puede tener una familia.

Vox atribuye la saturación en la atención médica andaluza a los inmigrantes. ¿Qué te produce escuchar tamaña afirmación?

Éticamente me parece repugnante. Y desde el punto de vista de la gestión, el análisis es catastrófico porque es absolutamente falso. Es al revés. La población migrante que viene a este país a trabajar lo que hace es pagar impuestos. Es una población que está aportando al sistema, en seguridad social, muchísimo más de lo que utiliza el sistema sanitario y de lo que obtiene como retribución. Estar escuchando esa repugnancia ética y esa falacia en términos políticos y económicos es disparate. El problema de Vox es que son antiguos. A mi no me da ningún miedo. Tienen una visión de hace 40 años en un mundo que va muy deprisa y que necesita de mentes modernas.

"Meloni es exactamente lo que quiere ser Abascal"

Lo paradójico es que el partido con una visión de hace 40 años seduce, y mucho, a las capas más jóvenes.

Tienen dos cosas. La primera: saben representar el hartazgo. Siempre hay alguien que sabe canalizar el cabreo social mejor que otros. En España, en estos últimos años, Vox ha sido quien ha sabido atraer al voto descontento ofreciendo una ruptura del sistema. Es el único partido rupturista de España. No cree en la Unión Europea, no cree en el cambio climático, no cree en la igualdad de hombres y mujeres. Hay mucho ciudadano harto que piensa que lo mejor es esa ruptura del sistema que ellos proponen. Y lo otro: son muy buenos comunicativamente. Aunque sus contenidos son de hace 40 años, su comunicación es muy moderna. Te hacen un vídeo de 30 segundos estupendo con musiquita, con un mensaje que parece atractivo. ¿Cómo se combate esto políticamente? Con mucha pedagogía. Explicando las cosas como son. Es lo que yo intento hacer cada día.

En el gobierno de coalición con Vox, Ayuso ha sacado su verdadera alma.

En este sentido, ¿la Ayuso que gobernaba con Ciudadanos es muy distinta a la Ayuso que gobierna con Vox?

Ayuso es la misma. Ayuso es la mejor candidata de Vox. Representa como nadie esas ideas de 40 años que te decía de la ultraderecha. Es verdad que gobernando con Ciudadanos, al no tener mayoría de ninguna manera, hubo una política más moderada. Ahora, en un gobierno de coalición con Vox, como ella misma reconoce, ha liberado su verdadera alma.

¿Es imbatible Ayuso?

Ayuso es un liderazgo de corto plazo. Es la espuma que sale de una botella de champagne que enseguida se viene abajo. Hay que recordar, porque muchos se olvidan, que en 2019, hace tres años, sacó el peor resultado de la historia del PP. Sacó 30 escaños, casi igual que Ciudadanos. Su buen resultado en 2021 es innegable. Pero todas las últimas encuestas marcan que ya empieza a bajar uno o dos escaños. Yo creo que Ayuso llegó a su techo. Y empieza a bajar por el carácter de Ayuso. Piensa solamente en la frase del día, en la polémica del día, pero no en proyectos o políticas. Se acaba el día y lo único que tenemos de Ayuso es su burrada. Pasan seis meses y ante la pregunta de qué ha hecho Ayuso no hay respuestas. Hay que reconocer que la frase estrambótica, el ataque y la polémica funcionan bien para el corto plazo. Pero en el medio plazo tiene muy poco consistencia.

Ayuso rediseña su gobierno y nombra como vice a Ossorio para dirigir la campaña de 2023

Según tu análisis, Ayuso es un producto de la pandemia, de la "caña" que los madrileños querían tomarse tras el encierro.

Por supuesto. Y es comprensible. Alguno me oye decir esto y puede que me mire raro. Pero todos hemos pasado por una situación de hartazgo durante la pandemia, de estar hasta las narices de no poder ver a nuestros padres, a los amigos. En ese momento psicológico en el que la gente estaba harta de todo, ella supo interpretar ese fenómeno y ofrecer una salida. Ahora nos parece un real disparate su frase de que "por el 1% no nos íbamos a sacrificar el resto". Ese 1% eran muertos. Ahora uno dice, joder, por qué en Madrid hubo un 44% de exceso de mortalidad, por qué Madrid fue la región con mayor exceso de mortalidad de la Unión Europea. Por decisiones que se tomaron. Pero repito que no se puede juzgar a quien en momento inédito de saturación encontró en Ayuso una forma de salir de esa coyuntura tan horrible.

Ayuso utiliza su manera de hacer política para confrontar todo el tiempo con Feijóo, de decirle tú eres un blando y yo no.

¿Sientes en la calle que hay madrileños defraudados por la gestión de Ayuso? El otro día los taxistas lo admitieron, por ejemplo.

Ayuso ha defraudado a mucha gente en este año. A los taxistas, a los sanitarios, a quien acusó de no querer trabajar cuando han estado doblando turnos para salvar vidas durante la pandemia, a los profesores a los que está llamando adoctrinadores de niños. Y a mucha gente de su partido por el asesinato público que le hizo a Pablo Casado. Ese cúmulo de decepciones va generando un desgaste, sobre todo en los liderazgos de titulares.

"Feijóo no se fía de Ayuso, sabe que su corrupción mancha"

¿Ayuso usa la Asamblea de Madrid como trampolín para llegar a Moncloa?

Es evidente que ella y su equipo tienen otra ambición. A mi lo que más rabia me da de Ayuso es que es la presidenta de la Comunidad de Madrid, que es la leche, y que no le interesa nada liderar y gestionar la Comunidad de Madrid, siempre está pensando en titulares nacionales y pensando en Feijóo y en lo que pasa a nivel nacional. Ser presidente de la Comunidad de Madrid, una región con un potencial sin igual en la UE, es precioso. Pero a ella parece no importarle. Lo único que le preocupa es estar preparada para suceder a Feijóo. Me da mucha rabia la verdad.

¿Va por la cabeza de Feijóo?

Es lo que hace cada día. De repente se pone a recurrir a los libros de textos que los profesores deciden en cada claustro. ¿En Madrid se adoctrina y en el resto de las comunidades que gobierna el PP no? Es su manera de confrontar con Feijóo, de decirle tú eres un blando y yo no.

¿Incomoda el terreno en el que Ayuso instala el debate político? La sensación es que todos se montan en su tono y ella es la única que gana.

A mi no me incomoda. Y hasta lo disfruto. Pero porque creo que soy coherente. Denuncio lo que se hace mal o lo que no se hace pero siempre poniendo una propuesta arriba de la mesa. Yo en todas las sesiones de control le hago una pregunta a Ayuso y le ofrezco una propuesta. Y eso es lo que más le cuesta entender a ella. Porque la descoloca. Ella necesita que yo la insulte. En su terreno ella va a ganar siempre. Por eso yo a ese juego no voy a entrar nunca.

Entiendo que la reforma impositiva que anunciaste recientemente es una de esas propuestas. ¿No es contradictorio pretender que las grandes fortunas madrileñas paguen más cuando a nivel nacional el PSOE tumbó una iniciativa similar de Unidas Podemos?

La reforma que proponemos va a bajar los impuestos al 98% de los madrileños a través de un esfuerzo de solidaridad del otro 2%, de las grandes fortunas de esta región, para destinar ese dinero a Educación y a Sanidad. Es una reforma que a las rentas bajas, medias y medias altas le baja más los impuestos que la propia reforma del PP. Ya basta de esta idea de que el PSOE quiere subir los impuestos. No a todos claros. A las grandes fortunas les subimos. Ahora bien, a nivel nacional el debate fiscal está más empantanado por la coyuntura. Se creó una comisión de expertos que está analizando posibles cambios en los modelos de tributación. Pero es verdad que no se han tomado grandes decisiones a nivel nacional en materia de política fiscal. Ahora, a nivel regional, en el margen de nuestras competencias, nosotros entendemos que sí, que Madrid tiene que tomar decisiones valientes en materia fiscal. Necesitamos garantizar los servicios públicos de calidad para todos los madrileños.

Yolanda Díaz es del Partido Comunista de España. ¿Va a tener diferencias con el PSOE? Evidentemente.

¿Tiene personalidad propia el PSOE de Madrid para diferenciarse de Moncloa en un tema tan central como el impositivo?

Eso es evidente. El PSOE de Madrid entiende con claridad lo que es el PSOE, un partido federal conformado por 17 federaciones. La madrileña es una de las más importantes de este país. Como secretario general tengo opinión y posición política propia en los grandes temas de país, sea coincidente o no con la de otros líderes regionales o con la dirección del partido.

Podemos planta a Sánchez en el acto de la OTAN y confronta con el PSOE por la estrategia belicista 

¿Cómo ves desde Madrid al gobierno de coalición? Se habla mucho de una crisis interna sin retorno.

¿Alguien se imaginaba que el gobierno de coalición fuera a durar tanto y con la estabilidad que ha tenido? ¿Alguien en este país de verdad se lo imaginaba? Yo creo que no. Estamos hablando del primer gobierno de coalición de la historia entre dos partidos que tienen grandes diferencias. Una formación de ideología comunista, dicho con tono positivo y con todo el cariño del mundo, y otro un partido socialdemócrata transversal. Dos partidos con ideologías diferentes que hayan funcionado por primera vez en la historia en un gobierno de coalición con la estabilidad que ha habido, desarrollando además una agenda legislativa bestial, no es poca cosa. Estoy sorprendido de lo bien que ha funcionado el gobierno de coalición en estos años. Las tensiones son normales y lógicas. Tenemos muchas diferencias.

¿Por qué, si son tan lógicas, se habla tanto de las internas y las diferencias?

Puede generar morbo mediático. Pero lo que le preocupa a los ciudadanos es la reforma laboral que ha generado por primera vez más de 20 millones de empleos estables. Eso es lo verdaderamente importante. Las diferencias son normales, repito. Podemos y Más País, por citar dos ejemplos, vienen de una raíz comunista. Yolanda Díaz es del Partido Comunista de España. ¿Va a tener diferencias con el PSOE? Evidentemente. Somos un partido socialdemócrata que cree en la igualdad de oportunidades y que a partir de ahí cada uno pueda crecer y le pueda ir mejor en la vida. Que el zapatero que tiene dos tiendas pueda tener seis el año que viene. Eso es el PSOE.

¿Va a ser el candidato del PSOE en Madrid en 2023?

Sí, la decisión está tomada. Bueno: me voy a presentar a las primarias.

¿Hay posibilidad de un gran frente amplio con Podemos y Más Madrid?

Lo que hace falta en Madrid es que la mayoría demócrata y progresista se convierta en mayoría parlamentaria. Que seamos capaces de explicar a esta mayoría que tenemos un proyecto ambicioso de verdad para transformar a una región que tiene potencial de sobra. ¿Cómo se hace? Siendo serios y coherentes. Y, a mi juicio, con un carácter constructivo. Ahora bien, el frente amplio es el PSOE que es un partido de mayorías y transversal. Luego habrá otros partidos que puedan complementar la mayoría del PSOE. Sí creo que cuanta más representatividad tenga Podemos y Más Madrid mejor va a ser para esa mayoría. Con esas fuerzas políticas compartimos la necesidad de que Madrid necesita un cambio.




Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 1
    eduardo carrido muniya
    22/06/22
    23:27
    Pobrecito Lobato es el conchita de Ayuso. Hombre golpeado.
    Responder