Transición energética
Exclusiva
La Carta de Energía se rompe tras 25 años: Bruselas ya tiene redactada la salida conjunta del bloque
El anuncio se formalizará en las próximas semanas. El tratado ha protegido a las inversiones fósiles durante las últimas tres décadas. Fue adelanto de LPO.

Falta su oficialización. Pero la Comisión Europea (CE) ya tiene redactada la salida del Tratado de la Carta de la Energía, un histórico acuerdo internacional, vigente desde 1998, que defiende y protege los intereses de la industria fósil y, por ende, limita la transición energética y los compromisos ambientales, dos prioridades en la hoja de ruta de Europa. 

La decisión, impensada hasta hace poco por el muy fuerte lobby de esta industria y por la tibia voluntad de los Estados miembros de sacudir el tablero, marca un hito en la política energética mundial. Las empresas ya no podrán demandar  a los países por el simple hecho de legislar en contra de sus beneficios económicos.  

En febrero, LPO adelantó que Bruselas empezaba a descartar la modernización del tratado, postura que defendía la presidenta de la CE, Ursula Von der Leyen, ante el efecto dominó que generó la salida unilateral de España, actor clave de esta revolución.

La estrategia de España rompe el blindaje de la industria fósil: la UE saldrá en bloque de la Carta de la Energía

Fuentes de la CE confirman que en los próximas semanas la renuncia se hará formal. Como era de esperar, la filtración ya encendió las alarmas de las empresas energéticas, que se aferran a la cláusula de supervivencia del Artículo 47, que impide modificar las condiciones de arbitraje durante 20 años en caso de romperse el tratado.

El asterisco, sin embargo, tendría validez para abandonos unilaterales, como el que hicieron varios países desde finales de 2022. Pero perdería efecto ante una salida en bloque, explica Marta García Pallarés, portavoz de Ecologistas en Acción y de la campaña No a los Tratados de Comercio e Inversión. "Como es algo inédito, reina un gran grado de incertidumbre sobre cómo se va a instrumentar esta salida", aclara.  

Por lo pronto, "todo apunta a que la Comisión va a volver a insistir en la necesidad de abandonar el TCE conjuntamente", tal como lo hizo en febrero.

Este viernes, según pudo averiguar LPO, la CE pondrá la propuesta sobre la mesa. El miércoles 12 de julio se discutirá por primera en el Consejo. Si la resolución logra el respaldo suficiente -los votos están-, la salida conjunta será un hecho. 

La desvinculación se pulirá en la reunión informal de ministros de Medio Ambiente y Energía de la UE que se realizará la próxima semana en Valladolid. 

La ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera.

En el último borrador de Bruselas sobre una hipotética salida, la CE detallaba que "las demandas futuras pueden ser limitadas porque la mayoría de las inversiones en energía en la UE son realizadas por empresas de la UE".

La UE intenta frenar el "efecto España" y advierte que la salida de la Carta de la Energía desprotege a las renovables

Ya en este documento interno, Von der Leyen asumía la "inevitable" retirada coordinada del Tratado de la Carta de la Energía ante "la falta de una mayoría cualificada" entre los Veintisiete para aprobar el texto modernizado.

El texto advertía que "la protección otorgada por el TCE no modernizado a las inversiones en combustibles fósiles, incluidas las nuevas inversiones, por un período de tiempo, no está en consonancia con el Acuerdo de París, por lo que socavaría claramente los esfuerzos de la UE para descarbonizar su combinación energética y lograr la neutralidad climática para 2050".

A la espera de que se oficialice la salida, las empresas afectadas por los arbitrajes en curso advierten que la decisión "no tendrá impactos" en la tramitación de los casos ni tampoco en futuros litigios.

Vale recordar que el Estado español es, actualmente, el más demando en Europa por el "paraguas protector" que ofrece este tratado. Varios fondos de inversión reclaman un total de 8.000 millones de euros. Los litigios, en su mayoría, corresponden al recorte a las primas de las renovables durante la década pasada. A nivel europeo, la infraestructura fósil protegida por el tratado tiene un valor de 344.600 millones de euros.

Es una muy buena noticia que la Carta de la Energía queda fuera de juego. Viene siendo un lastre para las políticas de transición ecológica debido a que desde hace años es utilizado por las empresas para defender el derecho de seguir explotando los combustibles fósiles y energías tan sucias como la nuclear

"El acuerdo contempla una cláusula de salida mediante la cual los países que dejan el tratado siguen vinculados a sus procesos por un periodo de veinte años. Por lo tanto, no habrá cambios en lo referido a la tramitación de los casos", rechazan los portavoces de estas compañías. 

Para Moncloa, la salida en bloque de la Carta de la Energía, calificada como "un grave obstáculo para la mitigación del cambio climático" por el el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), es un gran triunfo político y un relejo del poder que tiene hoy el Ejecutivo ibérico en la UE en materia energética.

La estrategia de Ribera surte efecto y Países Bajos también anuncia su salida de la Carta de la Energía

El primer golpe sobre la mesa, allá por octubre del año pasado, lo dio la ministra Teresa Ribera con una carta a la CE en la que se advertía que el espíritu de este convenio iba a contramano de "los objetivos del acuerdo de París y el Pacto Verde Europeo".

En la misiva, la vicepresidenta de España anunciaba el inicio del procedimiento para hacer efectiva la retirada y pedía "una retirada coordinada de la UE" ante el fracaso del proceso de modernización.  

La decisión de España generó un efecto dominó: Dinamarca, Francia, Alemania, Luxemburgo, los Países Bajos y Polonia anunciaron que iban a seguir el mismo camino.

La CE salió al cruce para evitar más voces díscolas. "Tomamos nota del anuncio de varios Estados miembro de su intención de retirarse del Tratado. La Comisión Europea sigue pensando que el resultado de la modernización del proceso que se hizo en junio está plenamente en línea con la transición energética y la causa del cambio climático", aclaró la portavoz comunitaria de Comercio de la Comisión Europea, Miriam García Ferrer.

El coordinador de Alianza Verde y diputado durante la última legislatura, Juantxo López de Uralde 

Sin embargo, el proceso de modernización se quedó sin respaldo. "La renegociación del resultado del proceso de modernización no no parece factible", lamentó la CE en febrero: "La retirada en bloque y coordinada es inevitable".

Para el coordinador de Alianza Verde y diputado durante la última legislatura, Juantxo López de Uralde, uno de los políticos que más ha denunciado los efectos nocivos de este tratado, es "una muy buena noticia que la Carta de la Energía queda fuera de juego".

La salida de la Carta de la Energía no libra al Gobierno de una millonaria indemnización a Toyota

"Viene siendo un lastre para las políticas de transición ecológica debido a que desde hace años es utilizado por las empresas para defender el derecho de seguir explotando los combustibles fósiles y energías tan sucias como la nuclear", celebra en diálogo con LPO.

"Desde Unidas Podemos hemos trabajado intensamente para que España abandonara este tratado, que se ha quedado obsoleto. Y es una muy buena noticia que España se haya puesto a la cabeza de Europa en defensa de la transición energética y de las políticas verdes. No podemos seguir mirando al pasado", sentencia.

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Noticias Relacionadas
La estrategia de España rompe el blindaje de la industria fósil: la UE saldrá en bloque de la Carta de la Energía

La estrategia de España rompe el blindaje de la industria fósil: la UE saldrá en bloque de la Carta de la Energía

Por Andrés Actis (Madrid)
El efecto cascada generado por España al abandonar este histórico tratado hace "inevitable" la salida conjunta, admite la Comisión Europea.
La UE intenta frenar el "efecto España" y advierte que la salida de la Carta de la Energía desprotege a las renovables

La UE intenta frenar el "efecto España" y advierte que la salida de la Carta de la Energía desprotege a las renovables

LPO (Madrid)
Bruselas teme que una salida en bloque rompa este histórico tratado internacional. Advierte a los países díscolos que la industria verde dejará de "estar protegida".