Cambio climático
"¿De qué lado estás?" Activistas climáticos escrachan a Ribera en un acto con empresas energéticas
Decenas de organizaciones climáticas y sociales se unen para interrumpir una entrega de premios de la que participaban la ministra Teresa Ribera y los directivos de las principales empresas energéticas.

"Teresa, esta gente nos roba: ¿de qué lado estás?". Con esa pancarta han irrumpido varios activistas climáticos en el Hotel Intercontinental de Madrid para repudiar la participación de la ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico Teresa Ribera en los XXXIII Premios de la Energía y su "complicidad" con los directivos de las grandes empresas energéticas.

Una decena de manifestantes ha ingresado al hotel con máscaras y con herramientas sonoras (pitidos) para generar ruido en el interior del recinto e interrumpir asó la celebración del acto. La protesta incluyó el lanzamiento de billetes de papel, una alusión a los millones que, en medio de la crisis climática, social y energética, están facturando el oligopolio energético.

La acción de los colectivos climáticos (Extinction Rebellion, Rebelión Científica y Futuro Vegetal, entre otros) se enmarca en la "desobediencia civil" que se está llevando a cabo en distintos países de Europa para protestar por la "inacción" de los gobiernos ante una problemática -el cambio climático- que, nada menos, pone en juego el futuro de la humanidad.  

Días atrás, otros activistas lanzaron pintura negra (biodegradable) en las fachadas de las sedes del PSOE y del PP para visibilizar la falta de respuestas y de medidas estructurales de los dos principales partidos del arco político español.

La desobediencia civil por la crisis climática encuentra eco político: Errejón e Iglesias respaldan el activismo

Esta vez, el foco de la protesta ha sido la ministra Ribera, a quienes estas organizaciones acusan de liderar una transición energética a pedir de las grandes compañías energéticas, responsables de la mayor cantidad de emisiones de España.

"Es urgente sustituir el actual sistema energético, responsable del 75% de las emisiones de gases de efecto invernadero en nuestro país y en manos de unos pocos que acumulan poder y dinero, por uno que sea democrático, descentralizado, justo, libre de combustibles fósiles y que sitúe el bienestar de la población y el planeta en el centro", justificaron las agrupaciones a través de un comunicado.

La crisis climática y "llegar a fin de mes" son las dos caras de una "misma lucha", a juicio de estos ecologistas. Para las organizaciones, es "clave apostar" por la reducción de la demanda, la eficiencia, el ahorro y las soluciones inteligentes que aseguren una transición justa que garantice el acceso a energía renovable y asequible para todo el mundo.

Sexo con un científico para extraer información: así se infiltró una joven policía en los colectivos ecologistas

"Esta transición energética necesaria para reducir las emisiones puede beneficiar directamente a la población y contribuir a paliar la precariedad, con el autoconsumo y las comunidades energéticas, pero las grandes empresas energéticas, a través de las distribuidoras de electricidad, bloquean sistemáticamente la distribución eléctrica autogenerada", denuncian.

"¿De qué lado estás?" Activistas climáticos escrachan a Ribera en un acto con empresas energéticas

"No podemos seguir esperando (...) no pararemos hasta conseguir justicia social y climática y soberanía energética. Es urgente y actuamos por el amor a todas las personas y formas de vida en el planeta", concluyen las organizaciones en su manifiesto.

Como adelantó LPO, este activismo climático cuenta con el respaldado de dos de los principales líderes de la izquierda: Iñigo Errejón y Pablo Iglesias. Por primera vez, tras las acciones en Génova y Ferraz, Más País y Podemos se posicionaron públicamente ante este modalidad de protesta.

"Llama mucho la atención que los científicos seamos los únicos acusados en un juicio por el cambio climático"

"Me parece que son acciones simbólicas y que la pintura se limpia, pero la crisis climática va camino a ser irreversible. Es verdad que se ha puesto de moda que todos digamos que hay otras formas de protestar. ¿Estaríamos hablando de esta protesta si no se hubiera hecho de forma tan llamativa? Es posible que no. Esto no significa que no tiene que haber límites a la protesta. Pero tenemos que ser honestos. Todo el mundo dice que hay formas de protestar que pueden ser más tranquilas y civilizadas, y cuando la gente protesta de esas maneras no sale en ningún sitio", explicó Errejón en el Congreso.

La acción de los colectivos climáticos (Extinction Rebellion, Rebelión Científica y Futuro Vegetal, entre otros) se enmarca en la "desobediencia civil" que se está llevando a cabo en distintos países de Europa para protestar por la "inacción" de los gobiernos ante una problemática -el cambio climático- que, nada menos, pone en juego el futuro de la humanidad

Y agregó: "La pintura se limpia. Lo que no vamos a poder recuperar si se seca es Doñana, no hay vuelta atrás. Y Doñana se puede secar con formas exquisitas. Puede haber gente que esté atentando contra el principal parque natural de nuestro país hablando muy tranquila, con chaqueta y corbata y diciendo que cumple todas las normas. Eso sí: acabando con uno de los principales patrimonios naturales de todos los españoles sin levantar la voz ni llamar la atención".

El líder de Más País dijo que es necesario "llamar la atención" porque el emergencia climática es "muy grave" y aclaró que prefiere quedarse "con la luna que con el dedo que apunta".

Científicos se enfrentan a penas de cárcel por la lucha climática: "Es una imagen muy incómoda para el Gobierno"

"Y la luna, el verdadero problema, es la crisis climática. Que haya activistas que utilizan la desobediencia civil para llamar la atención... pues lo hacen y a cara descubierta y asumiendo las consecuencias. A veces nos gusta mucho las cosas que hacía Martin Luther King que eran ilegales y cuando se hacen aquí nos gustan menos. Lo graves es el problema que señalan, no la manera de protestar", concluyó.

Iglesias, por su parte, subrayó que los activistas están "demostrando una generosidad enorme" defendiendo algo tan justo y trascendente como la salud del planeta. "Mi máxima admiración. Son activistas que se están jugando su libertad porque se enfrentan a multas muy serias y a que la Ley Mordaza actué sobre ellos".

El exvicepresidente reconoció que mucha gente "dirá que lo pueden de hacer de otra forma". "Seguramente, pero no estaríamos hablando de ello. Las acciones de desobediencia civil buscan un tipo de impacto mediático que es necesario porque si no estás en los medios, no existes. Hay activistas que se están jugando su libertad. Están haciendo mucho más de lo que hemos hecho quienes hemos tenidos cargos públicos y cobrando por hacer política. Muchísima admiración por esos jóvenes que no han hecho daño a nadie. Que lo pintado lo van a cubrir todos los seguros y mañana va a estar todo perfectamente limpio. Habría que aplaudirles y homenajearles", puntualizó. 

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Noticias Relacionadas
Por la aceleración de la crisis climática, la UE propone un impuesto global a los combustibles fósiles

Por la aceleración de la crisis climática, la UE propone un impuesto global a los combustibles fósiles

Por Andrés Actis (Madrid)
La preocupación por los impactos de una crisis climática que ha pisado el acelerador en este 2023 obliga al bloque a poner sobre la mesa una medida que siempre ha rechazado.
"Radical descarbonización" o "genocidio climático": Ribera llama a una gran coalición ente la emergencia ecológica

"Radical descarbonización" o "genocidio climático": Ribera llama a una gran coalición ente la emergencia ecológica

LPO (Madrid)
España es la anfitriona de la Cumbre Internacional sobre Clima y Energía. La vicepresidenta exige más "esfuerzo y ambición" para reducir las emisiones de CO2.
Guerra de Ribera con los alcaldes del PP que están tumbando políticas climáticas

Guerra de Ribera con los alcaldes del PP que están tumbando políticas climáticas

LPO (Madrid)
La ministra le pide a Badalona (Barcelona) los 2 millones de euros que el Estado nacional transfirió en su dia para la puesta en marcha de la zona de bajas emisiones, frenada hasta 2027 por el Ejecutivo local.
Teresa Ribera: "¿Alguien piensa que 32 grados en Buenos Aires en pleno invierno es normal?"

Teresa Ribera: "¿Alguien piensa que 32 grados en Buenos Aires en pleno invierno es normal?"

LPO (Madrid)
La ministra advierte de la aceleración de la crisis climática y de sus impactos productivos. Cuestiona la falta de "convicción revulsiva" para enfrentar los cambios estructurales que se necesitan.
Paradoja de la crisis climática: los aguaceros de la DANA no ayudan a paliar la sequía

Paradoja de la crisis climática: los aguaceros de la DANA no ayudan a paliar la sequía

Por Andrés Actis (Madrid)
España acaba de ser testigo de una de las tantas paradojas del cambio climático: la convivencia de la sequía con inundaciones. "Solo generan daños", aclara Greenpeace.
Pese a la desertificación, el Gobierno no contempla reducir los regadíos en la próxima legislatura

Pese a la desertificación, el Gobierno no contempla reducir los regadíos en la próxima legislatura

Por Andrés Actis (Madrid)
En su estrategia contra la desertificación, el Gobierno traza un panorama sombrío respecto a la erosión del suelo y la escasez de agua. Sin embargo, no se analiza reducir los regadíos, tal como piden los expertos.