Crisis bilateral
Argelia espera un gesto de Sánchez antes de profundizar la ruptura con España
El corte parcial de gas y la suspensión del intercambio comercial apuran en los hechos una ruptura del vínculo. Argel ya tiene preparado un aumento del precio de las tarifas. En el PP creen que el PSOE es incapaz de enmendar la crisis.

 El gobierno que lidera el presidente argelino Abdelmajid Tebboune envió este fin de semana una serie de advertencias a Pedro Sánchez. El sábado, la Asociación Profesional de Bancos y Establecimientos Financieros (ABEF), la institución clave de la banca argelina, confirmó la suspensión del comercio exterior con España, casi 24 horas antes de que Sonatrach anunciara la interrupción del suministro de gas por un desperfecto en el Medgaz.

España triplica en junio la compra de gas ruso y convierte a Putin en su segundo exportador

Desde el Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico reconocieron la avería en el gasoducto, pero desmintieron un corte como tal. Según Enagás, se trató más bien de una disminución en el flujo hacia la península. La contradicción dejó en evidencia el cortocircuito actual entre Argel y Madrid, y tanto Tebboune como la dirigencia argelina esperan un gesto de Sánchez que distienda el vínculo. Saben que esta vez el Ejecutivo español apenas podrá escalar la crisis.

En un primer momento, el ministro José Manuel Albares creía que la paralización del comercio con España sería leída como una violación clara del Acuerdo de Asociación Unión Europea-Argelia firmado en 2005 y, por consiguiente, la Comisión Europea prepararía una respuesta a Argel, en forma de algún tipo de sanción. Sin embargo, el momento elegido por Sánchez para acercarse a Marruecos y deteriorar la relación con Argelia coincidió con la invasión rusa a Ucrania. Y Argelia se ha convertido en un aliado energético de primer orden para Bruselas. 

Si el país norafricano tenía interés en actualizar el precio del gas con destino a España a finales de 2021, ahora ya no tendrá obstáculos para plantear el incremento. Es acatar la suba o prescindir del gas argelino

Eso explica por qué Albares todavía no avanzó en una denuncia formal en la Comisión. Josep Borrell y el comisario europeo de Comercio, Valdis Dombrovskis, avisaron una sanción contra Argelia será la última opción. Por esta razón, el gobierno de Sánchez se prepara para lidiar con Tebboune en solitario. Si el país norafricano tenía interés en actualizar el precio del gas con destino a España a finales de 2021, ahora ya no tendrá obstáculos para plantear el incremento. Es acatar la suba o prescindir del gas argelino.

El presidente italiano Sergio Mattarella junto al mandatario argelino Abdelmadjid Tebboune.

En Argel descartan una ruptura diplomática con Madrid, aunque una vía con bastante consenso consiste en enfriar el vínculo hasta los niveles mínimos. En términos energéticos, eso ya sucede: España importa GNL desde EEUU, que ha devenido en el primer proveedor, superando a Argelia, en una jugada a contramano del resto de Europa, que busca suministradores complementarios y alternativos al gas ruso.

Sánchez decide preservar los acuerdos con Marruecos y se enfrenta al PP y Podemos

Por el contrario, Argelia ocupa el primer lugar en el abastecimiento de gas a Italia, y antes de dejar el gobierno, Mario Draghi se aseguró para su país 4.000 millones de metros cúbicos adicionales y partió de la capital argelina con la promesa de un aumento en los volúmenes importados. Sonatrach también acaba de firmar un contrato con la francesa Engie a través de Medgaz y de buques metaneros. Las autoridades argelinas advirtieron sin embargo que el conflicto con España encarecerá las tarifas para Francia. 

Sonatrach también acaba de firmar un contrato con la francesa Engie a través de Medgaz y de buques metaneros. Las autoridades argelinas advirtieron sin embargo que el conflicto con España encarecerá las tarifas para Francia

Además, Argelia suministra GNL a Bélgica y Grecia. Resulta inimaginable algún tipo de penalidad desde la Comisión. En los cálculos de Argel, Sánchez tiene todo por perder y Tebboune solo puede capitalizar la disputa para fines domésticos y regionales. Alberto Núñez Feijóo dijo que "lo que hemos hecho con Argelia es un disparate" porque las políticas energéticas "que se mezclan con políticas exteriores generan un enorme desasosiego". El PP ya estudia cómo superar la crisis con Argelia: dan por descontado que Sánchez no podrá avanzar en ese propósito.

El ministro de Exteriores, José Manuel Albares. 

Argelia viene de celebrar los 60 años de vida independiente y la puja con Marruecos le permite posicionarse en el mundo árabe. El acercamiento de Rabat con Israel y los planes sobre el Sáhara Occidental coloca a Argelia en las antípodas de su vecino. 

El ministro argelino de Asuntos Exteriores, Ramtane Lamamra, se encuentra en Damasco para terminar de definir la participación de Siria en la cumbre de la Liga Árabe, prevista para noviembre en Argel. La firmeza ante Marruecos y España y la solidaridad con los palestinos serán parte del activo que Tebboune querrá exhibir frente a los invitados.

Italia cierra acuerdos con Argelia y Egipto para reducir la dependencia del gas ruso

Las dos partes se mueven a partir de supuestos: en Moncloa están convencidos de que Argel no avanzará en un corte de los suministros, y en Argel desechan cualquier sanción que provenga de Bruselas. Pero en los hechos, España y Argelia está acelerando el alejamiento -España reduce los flujos de gas, Argelia los redirecciona a otros países europeos-, por lo que una ruptura diplomática formal no es necesaria.

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.