Crisis energética
La crisis de los fertilizantes también afecta a España: el 30% de la industria está paralizada
Es la estimación preliminar que hacen en la Asociación Nacional de Fabricantes de Fertilizantes (ANFEE). En Europa, la caída de la producción asciende al 70%. El sector alerta de una "crisis sin precedentes".

Las crisis se solapan en Europa. El shock energético que sufre el continente amenaza no solo con el invierno más crudo y duro desde la Segunda Guerra Mundial, sino también con poner en jaque la seguridad alimentaria del planeta. Los precios disparados del gas están generando un "efecto dominó" que alcanza a una industria muy sensible: la de los fertilizantes, clave para el rendimiento de las próximas cosechas a nivel global. 

Según Fertilizantes Europeos, asociación formada por 17 fabricantes de fertilizantes y 8 asociaciones nacionales, la crisis es de tal magnitud que el 70% de la industria está paralizada. España no escapa a este delicado e inédito escenario regional. La reducción de la producción local ya alcanza el 30%, una cifra que podría incrementarse en los próximos meses, según pudo averiguar LPO con fuentes del sector. 

"La industria española también está sufriendo una parálisis importante. Estamos teniendo problemas, sobre todo, con los fertilizantes nitrogenados, el de mayor producción a nivel local", confían desde la Asociación Nacional de Fabricantes de Fertilizantes (ANFEE).  

España cuenta con 15 industrias en su territorio y produce, en promedio, entre cuatro y cinco millones de toneladas de fertilizantes al año. Un 45% de la producción se exporta. 

El drama de las pymes: "La subsistencia es imposible"

En las próximas horas, según pudo averiguar LPO, las autoridades de ANFEE se reunirán con el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Plana, para abordar esta "compleja y muy delicada situación". Las industrias españolas quieren saber qué planes tiene Moncloa para paliar esta crisis.

Según la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), la subida de los fertilizantes en los campos españoles roza el 300% respecto al año pasado. Un dato bien gráfico: según esta entidad, los agricultores de Castilla y León tuvieron que pagar 325 millones de euros de más por fertilizar con abonos nitrogenados los cultivos de la campaña de la primavera.

En las próximas horas, según pudo averiguar LPO, las autoridades de ANFEE se reunirán con el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Plana, para abordar esta "compleja y muy delicada situación". Las industrias españolas quieren saber qué planes tiene Moncloa para paliar esta crisis

La única buena noticia para el sector es que, tras el anuncio de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, de una "intervención urgente y estructural" al mercado eléctrico, el precio del gas natural -principal materia prima de este componente industrial- cortó su espiral alcista. El "dramático panorama" del mercado de los fertilizantes explica, en parte, este giro de la UE en materia energética, según señalan desde Bruselas.

La UE analiza una "intervención de urgencia" del mercado eléctrico para frenar la exorbitante alza de precios

"El aumento vertiginoso de los precios de la gasolina ha provocado la reducción o el cierre de la mayoría de los fertilizantes europeos", admitió Fertilizantes Europeos en su último comunicado. Los costes de producción son entre ocho y diez veces más alto en Europa que en Estados Unidos e "incluso más en comparación con otros centros de la industria de fertilizantes", denuncia esta asociación. 

La crisis de los fertilizantes, una de los motivos que llevaron a Ursula von der Leyen a anunciar una "reforma estructural" del mercado eléctrico.

"Los productores europeos no pueden competir en el mercado nacional y mundial. Con el mercado europeo del gas está en quiebra, la industria europea de fertilizantes se enfrenta a una crisis sin precedentes", admite el lobby' que agrupa a las principales compañías y asociaciones europeas de esta industria.

Según Fertilizantes Europeos, asociación formada por 17 fabricantes de fertilizantes y 8 asociaciones nacionales, la crisis es de tal magnitud que el 70% de la industria está paralizada. España no escapa a este delicado e inédito escenario regional. La reducción de la producción local ya alcanza el 30%

Su presidente, Jacob Hansen urgen a "los responsables políticos a considerar seriamente las políticas de gestión de crisis para la industria de fertilizantes para minimizar las repercusiones a largo plazo para la seguridad alimentaria de Europa y del mundo".

Con estos bajos niveles de producción, la mayoría de los productores europeos se verán obligados a reducir el uso de este nutriente clave en las próximas cosechas, reduciendo la oferta y aumentando, aún más, los precios. La Asociación Internacional de Fertilizantes estima una disminución del 7% a nivel global, la mayor caída desde 2008. 

El 6% de la producción agrícola se pierde por los fenómenos climáticos extremos

"Estamos extremadamente preocupados de que, a medida que los precios del gas natural sigan aumentando, más plantas en Europa se verán obligadas a cerrar. Esto hará que la UE pase de ser un exportador clave a un importador, lo que ejercerá más presión sobre los precios de los fertilizantes y, en consecuencia, afectará la próxima temporada de siembra", admitió en este sentido Máximo Torero, economista jefe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

Según Bloomberg, "a medida que Europa se convierta en un importador neto de fertilizantes, las consecuencias de la escasez de oferta se extenderán. La región comenzará a competir por los escasos suministros con las naciones más pobres, especialmente en África, donde la inseguridad alimentaria se ve exacerbada por sequías y conflictos persistentes".

Según COAG, los agricultores de Castilla y León tuvieron que pagar 325 millones de euros de más por fertilizar con abonos nitrogenados los cultivos de la campaña de la primavera

El anuncio de la empresa noruega Yara, uno de los mayores fabricantes de fertilizantes del mundo, es el ejemplo más claro de la grave crisis que afronta esta industria. Esta compañía líder oficializó un recorte del 50% en su producción.

Los directivos de Yara vienen advertido que el mundo se "enfrenta una crisis extrema de suministro de alimentos debido a la combinación de los altos precios del gas, la guerra en Ucrania, un gran productor de cereales, y las sanciones a Rusia, un exportador de fertilizantes".

El dilema europeo de una crisis inédita: ¿Seguridad energética o lucha contra el cambio climático?

Grupa Azoty, la mayor empresa química de Polonia, hizo un anuncio similar en las últimas horas: limitará su producción por la subida "extraordinaria y sin precedentes" del precio del gas.

"Son muy malas noticias y un problema grande para los agricultores, para la producción de alimentos y para la seguridad alimentaria global", resumió Magnus Melvær Rasmussen, analista internacional de la agencia Kepler Cheuvreux.


Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.