Presupuestos 2023
Sánchez defiende duplicar el gasto en Defensa y lleva al Gobierno de coalición a una nueva crisis
Sánchez aprobó un decreto extraordinario sin aval de los morados y ya se perfila una guerra interna por los presupuestos y las partidas para políticas sociales.

 El gasto en Defensa divide al gobierno, aunque la discusión sobre las partidas ha desembocado en una crisis que forzó a la vicepresidenta Yolanda Díaz a convocar la comisión de seguimiento del pacto de coalición. En Unidas Podemos no esperan este desenlace, pero la decisión de Pedro Sánchez de aprobar un crédito extraordinario por 1.017 millones de euros para el ministerio de Defensa dinamitó la precaria convivencia entre PSOE y los morados.

El presidente pasó el crédito en el Consejo de Ministros, aunque sin el visto bueno de sus socios, según el plan de incrementar progresivamente el gasto militar hasta situarlo en el 2% del PBI, es decir, unos 22.000 millones de euros. "El objetivo del gasto militar del 2% es una exigencia no de la ciudadanía sino de potencia extranjera", aseguró este martes el titular del grupo parlamentario de UP, Jaume Asens. Para los morados resulta un sinsentido una suba semejante en plena escalada inflacionaria.

Podemos planta a Sánchez en el acto de la OTAN y confronta con el PSOE por la estrategia belicista 

En las cuentas públicas aprobadas el año pasado, el área de Defensa obtuvo una dotación de 10.152 millones de euros, un crecimiento del 7,9% en relación con los presupuestos del año anterior. A nivel de partidas, quedó solo por debajo del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Pese a la resistencia interna, Sánchez ya resolvió que el aumento en el gasto militar se concretará en los próximos presupuestos. 

En las cuentas públicas aprobadas el año pasado, el área de Defensa obtuvo una dotación de 10.152 millones de euros, un crecimiento del 7,9% en relación con los presupuestos del año anterior. A nivel de partidas, quedó solo por debajo del Ministerio de Seguridad Social y el de Transportes

Tras la cumbre de la OTAN en Madrid, que marcó un cierto resurgimiento del liderazgo del presidente, el ala socialista del gobierno parece decidida a materializar la expansión de la base de Rota, como acordó personalmente con Joe Biden. Pero a Díaz le parece una subestimación por parte del socio mayor y sostuvo que, a contramano de las declaraciones de Margarita Robles, el crédito no beneficiara a los trabajadores de Navantia.

Europa se prepara para una "economía de guerra" con fuertes racionamientos por su crisis energética

Pablo Echenique, portavoz de UP en el Congreso, equiparó el crédito extraordinario a "dar votos a paladas a la derecha y a la ultraderecha", y una fuente de la formación aseguró a LPO que el aumento en el gasto de Defensa no tiene como objetivo "reforzar la industria armamentística de España" y por eso no ven motivo para una suba de las partidas.

 Díaz junto al secretario general de UGT, Pepe Álvarez, en el primer encuentro estatal LGTBI. 

Los presupuestos de 2022 asignaron 5.605 millones de euros a Educación y 2.828 millones de euros a Sanidad, mientras que Defensa sumó unos 10.152 millones, incluidos los programas especiales en el área. Para los morados se trataba de un gasto exagerado que, en medio de un aumento del coste de vida, descuidaría las partidas sociales más críticas. 

Díaz recordó que el Ministerio de Trabajo maneja un presupuesto de 30.000 millones de dólares para 2022, entre las prestaciones por desempleo (22.457) y las de fomento del empleo (7.648), si bien la dotación general de la cartera se redujo en un 63,6 % en comparación con 2021

La propia Díaz recordó que el Ministerio de Trabajo a su cargo maneja un presupuesto de 30.000 millones de dólares para 2022, entre las prestaciones por desempleo (22.457) y las de fomento del empleo (7.648), si bien la dotación general de la cartera se redujo en un 63,6 % en comparación con 2021. Las acusaciones de deslealtad e incomodidad por parte de Asens no sorprendieron tanto como la inflexibilidad que demostró esta vez la vicepresidenta segunda.

Sánchez recibe a Biden y busca apoyo para ampliar la frontera de la OTAN

Díaz había pedido la reunión del comité de seguimiento de la coalición durante el debate por la reforma laboral, cuando Nadia Calviño intentaba imprimir el sello de los socialistas en el proyecto de ley, y ahora vuelve a hacerlo, a días de lanzar su plataforma política y a pesar de que ha mantenido una relación constructiva con el PSOE. Pero las presiones de la izquierda que aspira a integrarse a Sumar y la línea roja que supone el militarismo para UP han despertado una respuesta que vuelve a tensar al Ejecutivo de coalición. 

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.