España vaciada
El botín de la España despoblada: la pelea por el voto rural
Según datos del INE, un 17,2% de la población española vive en territorios despoblados. Se trata de un porcentaje que elige a 92 diputados.

 El escritor y periodista Sergio del Molino nunca imaginó que su término, "La España vacía" -título de su libro (2016)-, iba a abrir un profundo debate político y social sobre el por entonces naturalizado fenómeno de la despoblación.

      Molino tampoco imaginó que el concepto, transformado con el paso del tiempo en "La España vaciada", se convertiría, cinco años más tarde, en la marca electoral de un movimiento social que, en 2023, podría sacudir el ya fragmentado tablero político español.

          En septiembre, en su tercera asamblea nacional, esta plataforma ciudadana -compuesta por 160 colectivos de 30 provincias- resolvió crear una "herramienta política para presentarse a los próximos procesos electorales". El nuevo partido ya fue inscrito en el registro del Ministerio del Interior.

              Teruel Existe, Adelante Andalucía: dirigentes del PSOE temen ser fagocitados por los regionalismos

                  Este "paso definitivo", como lo han llamado sus portavoces, tiene una experiencia a la que aferrarse. El espejo de España Vaciada (EV) es el éxito electoral de Teruel Existe, una coordinadora ciudadana que en las últimas elecciones generales de 2019 fue la fuerza más votada en su provincia, consiguiendo un diputado y dos senadores. Aquella ajustadísima votación de investidura les convirtió en decisivos.

                      "Ha llegado el momento de expresar nuestra firme determinación, tras décadas de abandono, para cambiar las cosas, y lo haremos presentándonos a las próximas elecciones, para trabajar por un bien común, un país más vertebrado y cohesionado, con igualdad para todos", reza el comunicado de lanzamiento que el nuevo partido tiene colgado en su página web.

                          El espejo de España Vaciada (EV) es el éxito electoral de Teruel Existe, una coordinadora ciudadana que en las últimas elecciones generales de 2019 fue la fuerza más votada en su provincia, consiguiendo un diputado y dos senadores. Aquella ajustadísima votación de investidura les convirtió en decisivos

                              Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), un 17,2% de la población española vive en territorios despoblados. Se trata de un porcentaje que elige a 92 diputados. La última encuesta de la agencia SocioMétrica para El Español, proyecta 15 escaños para este nuevo partido político en las próximas elecciones generales.

                                  Vale aclarar que el sistema electoral español otorga dos diputados fijos por provincia (uno a Ceuta y Melilla), mientras que los 248 restantes se reparten en función de la población. En este esquema, las provincias menos pobladas tienen mayor representación en el Congreso, lo que se traduce en una ventaja para este flamante partido.

                                      Un ejemplo: Soria tiene 2,2 escaños por cada 100.000 habitantes. Madrid solo 0,6. Por esta característica del sistema electoral, España Vaciada obtendría 15 diputados con tan solo el 1,1% de los votos.

                                          Benito Serrano Mata.

                                          Según esta encuesta, los escaños llegarían desde Zaragoza, Badajoz, León, Zamora, Ávila, Teruel, Cuenca, Soria, Palencia, Segovia, Huesca, Salamanca, Lugo, Burgos y Cáceres. Con estos 15 representantes, la nueva formación podría constituir un grupo parlamentario propio, el quinto más numeroso del Hemiciclo.

                                              ¿Quiénes perderían escaños con este nuevo jugador? El sondeo de SocioMétrica proyecta que la España Vaciada se quedaría con 6 bancas de PP, 5 de Psoe y 3 de Vox. De confirmarse este escenario, el bloque de derecha sería el más perjudicado con la irrupción del "15M-rural", como lo definen muchos de sus integrantes.

                                                  Las reacciones

                                                      El anuncio electoral de este movimiento social encendió las alarmas en todas las formaciones políticas. En Moncloa, la preocupación es doble: la pérdida de apoyos en la "España desaprovechada" -término que prefieren al hablar del fenómeno de la despoblación- se traduciría en dolores de cabeza en una votación de investidura en 2023.

                                                          El 17,2% de la población española vive en territorios despoblados. Se trata de un porcentaje que elige a 92 diputados. La última encuesta de la agencia SocioMétrica para El Español, proyecta 15 escaños para este nuevo partido político en las próximas elecciones generales

                                                              Por eso, ya hay trazado un plan para mitigar este impacto. El gobierno confía en sus políticas públicas para "desinflar" el globo electoral de la España Vaciada. La hoja de ruta es el programa "Pueblos con futuro" que el presidente Pedro Sánchez anunció en mayo. La iniciativa cuenta con un presupuesto de 10.000 millones de euros del plan de recuperación europeo para combatir la despoblación.

                                                                  Desde Valencia, Yolanda Díaz lanza su proyecto de una izquierda amplia para competirle a Sánchez

                                                                      El proyecto, según la explicación del gobierno, busca inyectar fondos para "la innovación y sostenibilidad a la España rural" y la "descentralización de algunas instituciones". Las 130 medidas que forman parte de este plan se volcaron en las mesas de todos los congresos regionales que, desde octubre, los socialistas vienen desplegando en el interior.

                                                                          En uno de esos congresos, Sanchez anunció, por ejemplo, la creación en Soria del "primer Centro nacional de Fotografía" y la construcción del "Centro de Innovación y Tecnificación de la Formación Profesional" en Segovia. "Nuestra meta es ofrecer un horizonte de progreso y bienestar a todos los compatriotas, vivan donde vivan. En el centro de una gran ciudad o en un pequeño municipio", dijo de fondo.

                                                                              Yolanda Díaz.

                                                                              El Partido Popular también está "preocupado" y "ocupado" en no perder adhesiones en provincias que suelen teñirse de azul cuando los ciudadanos meten sus votos en las urnas. De las 12 provincias más despobladas, el PP ganó en siete de ellas en las elecciones de noviembre de 2019.

                                                                                  En sus discursos públicos, Pablo Casado sigue con la estrategia de restarle importancia al nuevo partido. "Es una marca blanda del Psoe", repite cuando le consultan por este tema. Puertas para dentro, el líder de Génova quiere aprovechar la renovación que el partido hizo este año en el interior -nuevos presidentes- para incorporar muchas de las demandas de la España Vaciada.

                                                                                      Algunas ya se han hecho públicas: bonificar un 50% el impuesto de sucesiones para empresas afincadas en municipios de menos de 5.000 habitantes; la reducción de gastos corrientes de las empresas (cotizaciones a la Seguridad Social; recursos para fomentar la empleabilidad de las mujeres que viven en pequeñas localidades; un plan de innovación aplicado a la caza; y fondos para infraestructura (fibra óptica y viviendas).

                                                                                          En Moncloa, la preocupación es doble: la pérdida de apoyos en la "España desaprovechada" -término que prefieren al hablar del fenómeno de la despoblación- se traduciría en dolores de cabeza en una votación de investidura en 2023

                                                                                              Los extremos del arco político, Vox y Podemos, tampoco son indiferentes al movimiento de fichas en las provincias del interior. Los morados ven más una "oportunidad" que una "crisis". Su apoyo electoral está, desde siempre, en los grandes centros urbanos. Ninguno de sus escaños provienen de estas pequeñas circunscripciones.

                                                                                                  La idea es aprovechar la fortaleza que tiene hoy la imagen de la vicepresidenta segunda Yolanda Díaz para disputarle a la España Vaciada las adhesiones más contestatarias y de izquierdas.

                                                                                                      Por lo pronto, la secretaria de organización, Lilith Verstrynge, y el secretario general, Pablo Fernández, recorren algunas provincias con el último manifiesto de la formación bajo el brazo. Este documento político, publicado en octubre, tiene "el desarrollo de la España vacía" como uno de sus "horizontes de país".

                                                                                                      Pedro Sánchez. 

                                                                                                          Para Podemos, el desarrollo de la ruralidad viene de la mano de la transición ecológica y las energías renovables, del transporte (a potenciación del ferrocarril tradicional), la justicia social y la calidad de los servicios públicos. "Lo importante ahora es recorrer, escuchar y detectar todas las problemáticas de estos territorios", explican los portavoces del partido sin adelantar los pasos a seguir.

                                                                                                              Vox, por su parte, ha elegido la estrategia de la "confrontación" para no perder los apoyos rurales ganados en estos años. La defensa del "campo español" encabeza la retórica de la ultraderecha.

                                                                                                                  La táctica pasa, entonces, por asociar a este nuevo partido con la izquierda y machacar en la idea de que Vox es la "única alternativa" que tienen estos ciudadanos de "salir del abandono".

                                                                                                                      Vox, por su parte, ha elegido la estrategia de la "confrontación" para no perder los apoyos rurales ganados en estos años. La defensa del "campo español" encabeza la retórica de la ultraderecha

                                                                                                                          La Agenda España, presentada meses atrás en un multitudinario acto en Ifema (Madrid) como alternativa a la Agenda 2030 del gobierno, es la "única solución a la despoblación", repiten sus voceros. La agricultura, ganadería, pesca y caza tienen un lugar destacado en esta contra-agenda.

                                                                                                                              "El problema real existe, tenemos mucha sensibilidad y creemos que ofrecemos mejores soluciones que los otros partidos. Que no te engañen desde la izquierda con esta maniobra electoral (por el lanzamiento de la España Vaciada)", bramó días atrás el portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros.

                                                                                                                              Publicar un comentario
                                                                                                                              Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
                                                                                                                              Comentarios
                                                                                                                              Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.