Caso Pegasus
El CNI reconoce que espió de forma legal a los líderes independentistas
La directora del CNI, Paz Esteban, declaró en la comisión de secretos oficiales. Sobre el espionaje al presidente, admitió dos posibles autores: un país extranjero u organismos del Estado de forma ilegal.

La directora del Centro Nacional de Inteligencia, Paz Esteban, ha reconocido que los servicios secretos espiaron de forma legal a una veintena de dirigentes catalanes. Así lo han revelado los portavoces de los formaciones políticas que integran la comisión de secretos oficiales, en la que este jueves ha declarado la titular del CNI por el escándalo del caso Pegasus.

Esteban ha sido interrogada por más de cuatro horas. Pero sus respuestas no convencieron ni tranquilizaron a quienes la escucharon. Sobre el espionaje a los móviles del presidente Pedro Sánchez y de la ministra de Defensa Margarita Robles, dijo lo que ya se sabe: que el ataque "apunta a dos vías": una nación extranjera u organismos del Estado de forma ilegal.

La "policía patriótica", la brigada del PP que Sánchez no depuró y que podría estar detrás del espionaje

Sobre el hackeo a los teléfonos de los independentistas catalanes, la directora del CNI ha reconocido que se espiño con autorización judicial a una veintena de personas. No ha asumido, sin embargo, las restantes 40 infiltraciones que denuncia el informe Citizen Lab.

La comparecencia de Esteban no ha convencido a las formaciones políticas espiadas ni tampoco a los socios minoritarios del Ejecutivo, que siguen pidiendo la cabeza la ministra Robles por la gravedad del escándalo.

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ha admitido que salió de la comisión "incluso más preocupado de como entró" y ha insistido que el espionaje puede cargarse la legislatura y la democracia.

Por su parte, Mertxe Aizpurua, de EH Bildu, ha señalado que las explicaciones han sido "del todo insuficientes". "Persisten muchas dudas y seguimos con las mismas incógnitas que teníamos a la entrada. Muchas dudas y pocas sorpresas", ha resumido.

La comparecencia de Esteban no ha convencido a las formaciones políticas espiadas ni tampoco a los socios minoritarios del Ejecutivo, que siguen pidiendo la cabeza la ministra Robles por la gravedad del escándalo 

El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, de Unidas Podemos, ha reconocido su "enorme preocupación" por las "pocas aclaraciones" de Esteban. "Salimos más preocupados de esta comisión que cómo habíamos entrado y lo que allí se ha contado refuerza la necesidad de que se asuman responsabilidades políticas".

¿Por qué los servicios secretos no evitaron el espionaje a Sánchez? La bronca de Moncloa con el CNI

Echenique ha anunciado que le pedirá oficialmente al ministro de Presidencia, Félix Bolaños, que desclasifique la documentación ha exhibido la directora del CNI en la comisión de secretos.

Persisten muchas dudas y seguimos con las mismas incógnitas que teníamos a la entrada. Muchas dudas y pocas sorpresas

En paralelo a la citación de Esteban, ell juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama ha decretado el secreto por un mes de la causa abierta por el presunto espionaje al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a la ministra de Defensa, Margarita Robles, a través de sus teléfonos móviles con Pegasus, y ha ofrecido a ambos personarse como perjudicados, en línea con lo solicitado por la Fiscalía.

En un auto dictado este jueves, el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 4 explica que la declaración del secreto tiene por objeto "prevenir una situación que pueda comprometer de forma grave el resultado de la investigación".


Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.