Independentismo
Borràs presiona para romper y ERC promete dialogar con el independentismo para evitar elecciones adelantadas
Envalentonada por la manifestación de la Diada, la presidenta de Junts avanza en la ruptura del Govern, pero los republicanos llaman a rehabilitar la dirección estratégica independentista.

 El proyecto independentista está en riesgo si el Govern no rectifica. Esa es la conclusión de Laura Borràs, que este lunes deslizó la posibilidad de romper el Ejecutivo catalán en caso de no avanzar en un nuevo referendo separatista. Las declaraciones llegan un día después de la Diada organizada por la ANC, la organización que respalda a la presidenta de Junts y que le ha dado la fuerza que necesita para radicalizar a su partido y disputarle a ERC de cara a las municipales de mayo.

Aragonès rompe el consenso independentista por la Diada y presiona para que Junts opte por Borràs o el Govern

Pero los republicanos han salido a cruzar a la suspendida titular del Parlament y aseguraron que abrirán el diálogo con las formaciones y los grupos extraparlamentarios del independentismo como ANC y Òmnium. Desde las filas de Borràs aseguran que ERC busca ganar tiempo y desconfían de las intenciones del presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. La secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, condicionó las conversaciones: deben ser bilaterales y enfocarse en discutir cómo "actualizar y adaptar al contexto actual" los recursos del campo independentista. 

Desde las filas de Borràs aseguran que ERC busca ganar tiempo y desconfían de las intenciones del presidente de la Generalitat, Pere Aragonès

ERC quiere controlar ese proceso del que aún no ha ofrecido detalles. "Es evidente que no compartimos este llamamiento a convocar unas elecciones también porque en el contexto en el que estamos ahora sería profundamente irresponsable", apuntó Vilalta, echando por tierra los reclamos de Borràs y el núcleo duro del independentismo. Marta Rovira, secretaria general de ERC, dijo que ir a elecciones debilitaría a los partidos independentistas.

 La secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta.  

En ERC esperan rehabilitar el espacio de dirección estratégica independentista para ganar a los moderados de Junts. De hecho, Jordi Turull se mostró a favor de esta opción. De acuerdo a fuentes posconvergentes consultadas por LPO, los sectores más dialoguistas intentan resistir a los "planteos" de Borràs. Sin embargo, muchos temen que la radicalización les lleve a un escenario sin salida que desemboque en comicios anticipados. Junts quiere evitar ser el próximo partido en ser cuestionado por los grupos extremistas como ANC.

Borràs llama a depurar el independentismo catalán y Aragonès espera una ruptura con Junts 

"Es evidente que las maneras de poder cambiar aquello que no funciona es que la gente se exprese, y lo haga electoralmente en las urnas", aseguró Borràs, aunque se distanció de la lista cívica que impulsa la ANC. La líder posconvergente entiende que podría estar jugando con fuego y se debate hasta dónde cebar a las organizaciones independentistas que hoy señalan a los republicanos. 

Es evidente que las maneras de poder cambiar aquello que no funciona es que la gente se exprese, y lo haga electoralmente en las urnas

La presidenta de la ANC, Dolors Feliu, insiste en convocar a elecciones porque "no se puede hacer la independencia sin proyecto". También dejó en claro que la Diada no es una "manifestación contra el Govern", sino "contra el inmovilismo". En todo caso, Borràs cuanta con una plataforma en caso de dinamitar el Ejecutivo y generar una ruptura al interior de Junts. La dirigente posconvergente apuesta por su popularidad y el respaldo en las calles de aquellos disconformes con el curso del Govern, y cree que esto puede inclinar la balanza.

 La manifestación convocada por la ANC por la Diada, ayer domingo en Barcelona.

Como dijo durante la Diada el presidente de Òmnium, Xavier Antich, "sabemos que la lucha continúa, no se ha acabado nada, no tenemos la República catalana", dando alas a un discurso que aún cala hondo entre los votantes independentistas. La Diada ha escenificado la división dentro del independentismo, pero la estrategia de ERC es no subirse a la prédica maximalista. Mientras, Borràs les demuestra a sus socios que todavía dependen de ella y que su capital político resiste a los últimos embates. 

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.