Renato Freitas
"Bolsonaro puede volver, depende del éxito de Lula"
Renato Freitas, diputado del Partido de los Trabajadores, habló con LPO en el marco de su visita a Argentina. "Tememos una vuelta de la derecha a la Argentina", dijo.

 Renato Freitas es una figura joven en la que muchos depositan grandes expectativas. Negro, de izquierda y activista de los Derechos Humanos, fue concejal en Curitiba y ahora fue electo diputado por el estado de Paraná, bastión de Sergio Moro y epicentro de las protestas en favor de la prisión de Lula durante la Operación Lava Jato. 

Por ese estado, fue electo Moro como Senador y el ex fiscal Deltan Dallagnol cuyo mandato fue revocado recientemente por violar la ley de ficha limpia que prohibe que funcionarios judiciales puedan ocupar cargos públicos si tienen procesos abiertos. 

Freitas recibió a LPO en la sede de la Casa Patria Grande Néstor Kirchner donde brindó una charla con dirigentes del kirchnerismo. En ese marco, afirmó que Curitiba es "la cuna del fascismo" y asegura que el bolsonarismo no fue derrotado y puede volver a gobernar si la izquierda no lograr imponer su agenda. 

A su vez, confía en que habrá un recambio generacional dentro del PT y remarca la importancia de aprobar la ley para regular los contenidos de las grandes plataformas "utilizada por la ultraderecha". 

El diputado petista visitó Buenos Aires para conocer la construcción política de los movimiento sociales en Argentina, tuvo encuentros con sectores del kirchnerismo y con el secretario de Relaciones Internacionales del Partido Justicialista, Joaquín Ribera,  el Director General de Acción Gubernamental de la Secretaría General de la Presidencia, Camilo Vaca Narvaja y el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi. 

En ese sentido, le dedica un tiempo a la elección en Argentina y asegura que "es un riesgo que la derecha vuelva a gobernar". "Atenta contra toda posibilidad de integración", considera. 

"Bolsonaro puede volver, depende del éxito de Lula"

-¿Crees que Lula va a poder reorientar la relación bilateral entre Brasil y Argentina después de los cuatro años de Bolsonaro?

Con toda seguridad, es una de las prioridades del presidente Lula. Ya hizo una reciente visita a Argentina y es uno de los sueños del Partido de los Trabajadores desde 2002 cuando Lula rechazó el ALCA y todos los intentos de dividir el continente sudamericano. Desde entones, Lula ya hablaba en términos muy críticos y proponía salidas. Creo es un momento del tablero mundial de cambios, estamos yendo a un mundo multipolar que nos permita un acercamiento económico y cultural. 

-Sos activista por los derechos humanos y contra el racismo. ¿Cómo estas viendo los fenómenos de ultraderecha en Argentina, Chile y Paraguay?

El ascenso de la extrema derecha en la región es fruto del avance de la ultraderecha en Estados Unidos. La aparición de Donald Trump permitió que existieran diversos borradores o imitaciones de ese proyecto en América del Sur, sumado a la influencia de Estados Unidos en lo que considera su patio trasero. Esto en un primer momento. 

En un segundo momento, cumplieron un rol muy importante las redes sociales. El gobierno de Jair Bolsonaro fue el primero en la historia de nuestro país en ser electo con menos minutos en radio y televisión que los otros candidatos. Internet posibilitó su candidatura porque allí no se diferencia entre verdad y mentira y se busca, con engaños, reescribir la historia y eso generar likes y compartidas. 

Eso es lo que busca la ultraderecha, un intento constante de reescribir la historia disminuyendo los impactos del colonialismo de nuestro continente, por ejemplo, haciendo creer que los pueblos indígenas o los afroamericanos no tenemos lugar por una cuestión de mérito cuando en realidad omiten que hubo explotación y esclavitud. 

-Hay rabia también en el voto a la ultraderecha. Votantes decepcionados, cansados. ¿Cómo puede recuperar el progresismo o la izquierda ese voto?

Más que rabia, lo que caracteriza a la ultraderecha es la política del miedo. Y el miedo tiene como reacción más rápida el enojo, el odio, la rabia y la violencia. La ultraderecha trabaja muy bien eso, por ejemplo, cuando los negros ocupan lugares de los bancos en universidades, ese miedo a perder privilegios genera una reacción de odio. La movilidad social ataca privilegios y perder privilegios genera miedo. Es un camino largo que merece un debate publico y transparente y tiene que incluir la reglamentación de los medios y sobre todo de Facebook, Instagram, Twiter, Telegram y WhatsApp.

Lula intentó meter ese debate en el Congreso con una ley pero fracasó y tuvo que retirarlo. ¿Hay margen para implementarlo con esta relación de fuerzas?

Lula va a volver a presentarlo. Lo que pasó fue que el diputado y autor de la ley, Leandro Silva, percibio qu ella vouyunta fue cambiando por el lobby de las big tic que empezara una campaña denunciado censura, hicieron terrorismo y por eso, el proyecto se retiro. EL gobierno esta tratando de explicar las razones sobre la necesidad de reglamentar esto, como pasa en Estados Unidos y Europa. Infelizmente, tenemos un Congreso tomado por la corrupción con una banda criminal llamada Centrao. Es triste pero es parte de nuestra tradición política. 

"Bolsonaro puede volver, depende del éxito de Lula"

-¿Cómo es ser diputado en la "república" de Curitiba?

Es un desafío. Curitiba es la capital de fascismo en Brasil, tanto del integralismo como del fascismo tradicional de origen nazi. En la década del 30, la ciudad ostentaba las banderas nazis y las elites curitibanas defienden una identidad europea que considera atrasado al resto del país por su origen negro e indígena. Es muy violento y para ellos, nuestra presencia es una violencia simbólica y temen que haya una movilidad social ascendente y por eso reaccionan promoviendo linchamientos mediáticos y atacando. He sobrevivido a todo eso.

-¿Cuánto contribuyó a eso Sergio Moro?

Mucho. Sergio Moro fue un populista, el logró canalizar todo el odio a la izquierda que estaba oculto y le dio fundamentos legales para que sea público. Las personas se sintieron en derecho de pedir la muerte de gente de izquierda, de detenernos o de acribillarlas, como dijo Bolsonaro. El ex fiscal Deltan Dallagnol y Moro encabezaron un proceso que no fue judicial sino político, se aliaron con el FBI porque EEUU quiso quedarse con Petrobras.

-¿Qué pensás de la revocación del mandato de Deltan Dallagnol?

Es el cumplimiento de la Ley de Ficha Limpia que la propia derecha populista defendió. Dice que quienes responden procesos internos disciplinarios no pueden ser candidatos a cargos públicos antes de que ese proceso culmine. Eso es para evitar que se puedan blindar políticamente. Deltan direccionó todo el proceso contra un proyecto político, eso está probado y por eso, su revocación es justa. 

"Bolsonaro puede volver, depende del éxito de Lula"

-¿Puede pasarle lo mismo a Moro?

Puede, claro. Es necesario que las pruebas sean contundentes y robustas porque el poder politico de Moto e ssufuicinet para que el poder juducal tenga temor de penalizarlo, mas alla de que toso saben los crímenes que ocmeitio pero el logro construir una red de contención con la ultraderecha. Pero eso no sera por mucho tiempo, el pronto va a tener que pagar. 

-Sos uno de los dirigentes más joven del Partido de los Trabajadores. ¿Confías en que puede acelérese una renovación generacional teniendo en cuenta la edad de Lula?

Creo que el futuro del PT y de la política brasileña  depende de una transición generacional, la clase política brasileña es vieja, mi partido es un partido viejo y los políticos tienen vicios. En segundo lugar tiene que ser racial. El futuro político de Brasil debe ser negro, la experiencia negra es una experiencia de vida, por eso creo que necesitamos una transición racial.

-Bolsonaro no fue derrotado en las elecciones, ¿el bolsonarismo también?

No, el fascismo no fue derrotado. La diferencia fue muy pequeña entre Lula y Bolsonaro y por eso tenemos que combatir ese fantasma por más años. Para eso necesitamos una política de masas y organización para que la población tome conocimiento de su propia historia y cultura. El fascismo se alimenta de la ignorancia del pueblo. Por eso es tan importante reglamentar las redes sociales y así cortar el tendón de aquiles del fascismo.

"Bolsonaro puede volver, depende del éxito de Lula"

-Estos primeros meses de Lula han demostrado una escenario muy complejo y disputado. ¿Puede cumplir las promesas de campaña con ese cuadro?

Es realmente una situación compleja pero creo que la medida mas eficaz es la construcción de una agenda política favorable, entablar relaciones de comercio en un mundo multipolar como China que es una potencia confirmada y otras emergentes como India u otros países que vienen demostrando que son estratégicos. 

Lula ya habló de construir una comunidad de América del Sur con Argentina y eso puede ayudar a la situación económica del país para acabar con el hambre como logró Lula en 2002 y  avanzar en remedias como el  Bolsa familia, reforma agraria y otras políticas de avance. 

-En Argentina puede volver a gobernar Juntos por el Cambio. ¿Les preocupa eso?

Tememos la vuelta de la derecha en argentina. Si la derecha vuelve, impide la union regional de los pueblos y perjudica a toda America Latina.

-¿Creen que el bolsonarismo puede volver? 

Puede volver, depende mucho del éxito de Lula.

"Bolsonaro puede volver, depende del éxito de Lula"

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Noticias Relacionadas
"Si logran estabilizar la política, hay posibilidades que el plan de Milei salga bien"

"Si logran estabilizar la política, hay posibilidades que el plan de Milei salga bien"

Por I. Fidanza y L. Glezer
Jorge Carrera es uno de los economistas más respetados por sus colegas. En una entrevista con LPO, el ex vicepresidente del Banco Central no descarta que en marzo o abril, Milei vaya a una dolarización.
"Milei tiene que abandonar las prácticas adolescentes"

"Milei tiene que abandonar las prácticas adolescentes"

Por Juan Manuel González (Córdoba)
"La ley ómnibus se cayó por la sobreactuación de Llaryora", afirma el senador Luis Juez en una entrevista con LPO.
Prunotto, la vice de Llaryora: "La gente todavía tiene confianza en Milei, pero Marzo va a ser complicado"

Prunotto, la vice de Llaryora: "La gente todavía tiene confianza en Milei, pero Marzo va a ser complicado"

Por Juan Manuel González (Córdoba)
"Me preocupan las ideas fundamentalistas de Milei, no así de Victoria Villarruel que tiene otro perfil", advierte la vicegobernadora de Córdoba.
"Para la recuperación de adictos, lo que no puedan hacer los profesionales, lo hace la comunidad de Fe"

"Para la recuperación de adictos, lo que no puedan hacer los profesionales, lo hace la comunidad de Fe"

Por Fabricio Navone (Rosario)
Los pastores ocupan áreas relacionadas a los problemas de consumo y el sistema penitenciario de menores en el gobierno de Pullaro. LPO se asomó al culto que gana terreno en el país y en el mundo.
"A diferencia de Brasil, los argentinos entienden la importancia de la democracia"

"A diferencia de Brasil, los argentinos entienden la importancia de la democracia"

Por A.Taglioni (Río de Janeiro enviado especial)
Tainá de Paula es secretaria de Medio Ambiente de Río de Janeiro y una de las figuras en ascenso dentro del Partido de los Trabajadores. En diálogo con LPO, cuenta detalles de su gestión y opina de Milei. "Tiene un compromiso para destruir a la izquierda", dijo.
"El nivel intelectual de Milei es superior al de Bolsonaro"

"El nivel intelectual de Milei es superior al de Bolsonaro"

Por A. Taglioni (Río de Janeiro, enviado)
Andrei Roman, CEO de la encuestadora brasileña que vaticinó el triunfo de Milei, habló en exclusiva con LPO: "La gente tendrá paciencia, los 100 días pueden convertirse en 400", pronosticó.