Diego Santilli
"Hay que creerle a Macri cuando dice que no está anotado"
Diego Santilli habló con LPO sobre la interna en Juntos, el proyecto presidencial de Rodríguez Larreta y el modelo de CABA para abordar la seguridad en Provincia.

Diego Santilli llega tarde y enseguida le alcanzan un café con leche con dos galletitas con una película de queso crema. Prolijitas y con gusto a poco. El candidato se cuida y tiene una agenda apretada. Las oficinas dan a las vías del tren, en ese no barrio que están intentando crear atrás del Paseo Alcorta. La noche anterior estuvo en el festejo de los evangelistas y dice que le fue bárbaro. Que se quedó las tres horas que duró la comida y se sacó fotos con todos. Todo parece perfecto, salvo que el PRO viene de un pico de interna cuyos efectos aún es demasiado temprano para medir en toda su extensión.

-¿Cree que esta semana ha sido una de las más complejas para el proyecto presidencial de Horacio Rodríguez Larreta?

-Yo creo que ha sido una de las más complejas para Juntos por el Cambio. A mí me parece que nosotros, que queremos construir una alternativa al kirchnerismo, en las últimas dos o tres semanas nos convertimos en un espejo del kirchnerismo y eso hace mucho daño porque la sociedad está esperando de nosotros unidad. Por supuesto, que compitamos, que cada uno tenga su visión, pero lo que no aguanta más es un gobierno que ha empeorado todos los temas estructurales del país, que ya venían mal y los ha agravado.

Esas discusiones internas nos hicieron mucho daño. Lo dije los otros días, esto no es una discusión entre palomas y halcones sino que parecemos gansos porque nos estamos dañando y lo que necesitamos es discutir los problemas de fondo.

-¿Cómo cree que sigue esta discusión que generó el acercamiento de Jorge Macri a Patricia Bullrich y que a partir de allí, escaló la interna?.

-Esa es otra discusión y tiene que ver con la Ciudad. El PRO tiene un jefe de Gobierno que ha hecho un cambio muy profundo en términos educativos, de salud, seguridad e infraestructura. Obviamente a partir de una base muy alta que dejó Mauricio Macri, sino no se hubiese podido. Y ahora, hay referentes que tienen volumen como Jorge. Hay otros referentes que también tienen esa capacidad y yo creo que es sano competir. ¿Cómo está la relación? Bien, más allá de los tironeos lógicos.

Me parece que nosotros, que queremos construir una alternativa al kirchnerismo, en las últimas dos o tres semanas nos convertimos en un espejo del kirchnerismo y eso hace mucho daño porque la sociedad está esperando de nosotros unidad. 

-¿En dónde termina esta tensión que hay entre Macri y Larreta?

-Para mi va a evolucionar bien. Eso no significa que no haya competencia y roces propios de la búsqueda de liderazgos. Mauricio es el referente que generó un espacio que es el PRO, es el primer presidente no peronista que termina el mandato y que fijó un horizonte que vuelve a poner a Argentina en el contexto de Occidente en términos geopolíticos y tiene el valor de ser el constructor del espacio. Después, están los liderazgos emergentes, que quieren ser, crecer y dar el paso y eso genera tensión. Pero no se discute el valor de cada uno, el de Mauricio Macri, lo que representa su historia, la visión que tiene y después están los que quieren crecer y ocupar los lugares como Horacio.

-Hay rumores de que Macri podría definir qué hacer entre marzo y abril, ¿es así?

-Yo escuché lo que él dijo; ‘yo no estoy anotado'.

-¿Le cree?

-Me parece que hay que respetarlo. Lo conozco hace muchísimos años y Mauricio es alguien que en privado te dice lo que piensa. No hay nada por atrás, te dice lo que piensa. Si uno lo escucha bien, tenés que creer lo que te está diciendo y hoy no está anotado. Por ahí se anota el año próximo, puede ser, pero quedémosnos con lo que dice él. No me parece bueno que lo suban o lo bajen y él mismo lo dijo, sigamos construyendo, caminando, poniendo arriba de la mesa qué es lo que queremos hacer y cómo vamos a sacar a la Argentina en las próximas décadas.

"Hay que creerle a Macri cuando dice que no está anotado"

-Si hablamos de los que están anotados, ¿por qué en una primaria habría que elegir a Larreta y no a Patricia Bullrich?

-Horacio reúne los valores, el coraje y las ganas. Yo lo votaría porque es el tipo que agarró un distrito, una provincia y la desarrolló en términos educativos. Sin educación no se sale adelante como país. Después, enfrentó uno de los temas más graves del país, fuera de la economía, que tiene que ver con la inseguridad y fue al frente para transformar una fuerza policial y bajar los delitos al mínimo histórico de la Ciudad.

Con Horacio, Patricia y quien te habla nos cargamos a las tres bandas narcos que operaban en la Ciudad: la de Marcos Estrada, el Clan Sampedrino y Dumbo y fueron detenidos todos sus integrantes, de arriba hacia abajo. Esto lo hizo un equipo, y eso lo hicimos también con Patricia, Horacio bancó la parada y a mí me tocó implementar los operativos. Me parece que hay un trabajo en conjunto y que Horacio marca esos valores.

-¿Cree que la experiencia de CABA es trasladable a la provincia de Buenos Aires?

-Absolutamente. Es otro tamaño, otra problemática, otra instalación. Si soy gobernador lo primero que voy a hacer es capacitar a la fuerza policial; segundo, respaldarla y tercero, tener decisión política de defender a los ciudadanos y a las víctimas y enfrentar a los narcos y delincuentes. Sin decisión política, la cosa no cambia. Además, usar tecnología, con anillo digital, reconocimiento facial, sistemas predictivos, sistemas forenses. Yo fui muy criticado por el reconocimiento facial y permitió poner a disposición de la justicia a 1.965 prófugos porque los detectaron las cámaras. Son medidas que permiten que podamos vivir en paz.

Horacio reúne los valores, el coraje y las ganas. Yo lo votaría porque es el tipo que agarró un distrito, una provincia y la desarrolló en términos educativos. Sin educación no se sale adelante como país. Después, enfrentó uno de los temas más graves del país, la inseguridad y bajó los delitos al mínimo histórico de la Ciudad.

-En CABA crearon una fuerza desde cero, en Provincia, si es gobernador, tendrán que lidiar con la bonaerense, que arrastra el antecedente de la "Maldita Policía", donde no queda claro si a veces es parte del problema, el verdadero cartel, un ejército de 90 mil hombres...

-La ciudad tenía una fuerza pequeña de cinco mil hombres y la Federal transfirió unos 19.500, eso formó una fuerza que debe andar en 26 mil hombres y mujeres. Pero la composición de lo que era la Superintendencia Metropolitana, que había creado Guillermo Montenegro con Mauricio Macri, se acompañó con la creación de un Instituto de formación policial de altísima calidad que lo continuamos, una base muy importante con dos años de preparación.

"Hay que creerle a Macri cuando dice que no está anotado"

Yo a la bonaerense la transformaría y el que es parte del problema está afuera. Estoy convencido que hay una mayoría importante de la fuerza que quiere ser parte del cambio, el laburante tiene un mal salario, malas condiciones de salud, sin ayuda de tecnología y no se lo defiende. Pareciera que lo que pasa con Kicillof es que se defienden a los delincuentes y no al policía y la víctima, hay que cambiar eso.

-Cambiemos gobernó cuatro años la provincia y ahora su rival interno es el ex ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, ¿Hicieron algo de todo esto que menciona?

-Hizo un buen trabajo Cristian. Enfrentó el narcotráfico y los bunkers con María Eugenia, pero las transformaciones llevan su tiempo. Nosotros necesitamos seis años en las transformaciones estructurales, pero al tercer año veías que los indicadores de delitos empezaban a descender, hasta el sexto año donde ya veíamos que era la segunda ciudad del continente con menos delitos.

En Provincia, hay distritos donde hay trabajos muy serios como Vicente López, San Isidro, Ezeiza o 3 de Febrero. Pero es perfectible y eso requiere decisión política que para mí es una de las prioridades absolutas.

-¿Y con qué recursos se financia esa transformación de la bonaerense que promete?

A la provincia le corresponde más recursos, muchos más de los que recibe ahora pero tiene que hacerse de manera democrática, como corresponde, y dar una discusión sincera al seno de la Argentina. No puede ser que la provincia que genera el 40% del Producto Bruto Interno del país reciba el 21.5 y lo recibe gracias a la batalla que dio María Eugenia Vidal porque con Kicillof de ministro de Economía recibía el 18,5%.

A la provincia le corresponde más recursos, muchos más de los que recibe ahora, pero tiene que hacerse de manera democrática y con una discusión sincera al seno de la Argentina. No puede ser que la provincia que genera el 40% del Producto Bruto Interno del país reciba el 21,5 y lo recibe gracias a la batalla que dio María Eugenia Vidal porque con Kicillof de ministro de Economía recibía el 18,5%.

Ahora lo que pasa es que la plata que Nación gira discrecionalmente no se ve en obras, en escuelas, en seguridad. No se coparticipa con los municipios sino se usa de manera arbitraria y una gran parte se usa para hacer política.

-¿Cómo se imagina la resolución de la interna?

-Con una competencia. En mi vida siempre me tocó competir. Desde que tuve que acompañarlo a Horacio, hasta el año pasado con Facundo Manes y un radicalismo muy potente e intendentes del interior profundo de la provincia, muy empoderados, y un presidente del partido muy pujante como Maxi Abad, me tocó competir. Lo más importante era tener en claro que nuestro principal adversario era el kirchnerismo. Si nosotros no competíamos internamente, no nos potenciábamos. Eso nos permitió que el que gana conduce y el que pierde acompaña y juntos ir a ganarle al verdadero adversario y lo hicimos, fue un punto de inflexión.

-El triunfo de la última elección en provincia fue bastante inusual contra un peronismo unido y le pudieron ganar. Pareció como el momento de gloria del proyecto presidencial de Rodríguez Larreta pero después, hay quienes lo criticaron por haberse corrido del centro del ring. ¿Faltó liderazgo?

-No hay que confundir, ganamos una elección contundente cuando nos decían que si perdíamos por 8 puntos, descontábamos la mitad de la derrota del 2019. Y a mí me gusta ir a ganar, no a perder por poco. Después, creo que es clave el papel de los intendentes que creo que si soy gobernador me van a estar acompañando. Son el primer frente de diálogo con el ciudadano y hay muchos y muy buenos en nuestro espacio y en el radicalismo también.

Pero son etapas distintas, una es un triunfo electoral, con un equipo contundente, y otra es ir a jugar el partido y ganar con votos, en la gobernación no hay ballotage, se gana por un voto. Y para ello vengo recorriendo todos los días la provincia, llevo echo 54 mil kilómetros y de acá a fin de año voy a hacer 10 mil más para reflejar en un proyecto las ideas claras y contundentes de lo que el bonaerense quiere. Hay que competir, las fijas no son tan fijas.

-No me contestó que piensa de las críticas a  Larreta por su perfil moderado al momento de liderar...

-Son dos carreras distintas, una cosa es gobernar un distrito y otra es hacer el salto cualitativo a la competencia nacional. Está dando ese camino que tiene etapas, cuidando el lugar y su trabajo. Lo está recorriendo palmo a palmo, el año electoral es el que viene y tiene que ser una competencia sana, de ideas.

La atomización del arco opositor le da más chances al peronismo. Pero para bailar el tango necesitas a dos, si vos queres y el otro no quiere, es difícil. Yo propuse una competencia adentro con Facundo, Espert y Hotton adentro, pero no se dio, me hubiese gustado. Yo no cambio de idea, sigo en lo mismo pero no sé si se va a dar. 

-Algunas encuestas, como la última de Isonomía, señalan que Milei volvió a crecer en la provincia y un poco esa es la apuesta del peronismo para que presente una lista y que le saque puntos a Juntos y así el peronismo retenga la provincia con su piso electoral. ¿Qué piensa de esa idea?

-La atomización de todo el arco opositor le da más chances al peronismo. Pero tampoco podes unir todo porque hay posiciones e ideas distintas y para bailar el tango necesitas a dos, si vos queres y el otro no quiere, es difícil. Yo propuse una competencia con Facundo, Espert, Hotton adentro pero no se dio, me hubiese gustado. Yo no cambio de idea, sigo en lo mismo pero no sé si se va a dar. Espert ya dijo que quiere ser gobernador y lo respeto, le respeto su visión económica. También veo a Milei haciendo su trabajo y soy respetuoso del camino que van construyendo cada uno de los referentes.

"Hay que creerle a Macri cuando dice que no está anotado"

-¿Y cómo están con el radicalismo?

-Con muy buen dialogo. Es un partido de un trabajo y una tradición de la que hay que ser muy respetuoso y veo que Abad (presidente del partido a nivel provincial) quiere hacer su camino, quiere ser candidato. En Bahía se pueden ver los carteles de Maxi Abad, está haciendo su camino y es bueno.

-¿Cómo se puede mantener la alianza que tiene Larreta con un sector importante del radicalismo sin un gesto fuerte a favor de la candidatura de Lousteau en la Ciudad, mientras que Macri tensiona cada vez más para que la Ciudad sea para el PRO?

-Todos los partidos, el radicalismo, la Coalición Cívica, el PRO, el partido de Pichetto y todos los que nos acompañan, mantenemos un diálogo constante. No hay nadie que no tenga una relación frentista con la UCR y que quiera romper Juntos, la sociedad nos mata si lo hacemos. Distinto es que haya competencia. Nosotros le tenemos que ganar al kirchnerismo y terminar con años de populismo que nos está haciendo mucho daño y eso no se hace divididos sino unidos en la diversidad donde cada uno tiene abordajes distintos.

Respecto a la Ciudad, falta mucho. Hay una coalición, liderada por el PRO durante muchos años pero hay una coalición de gobierno donde la UCR es parte. Horacio respeta esa coalición y la ejercita todos los días compartiendo lugares de gobierno, en la Legislatura, un trabajo mancomunado en una mesa de decisiones. Ahora, nosotros somos PRO y Horacio fue fundador del partido junto a Mauricio.

-¿Cómo lo ve a Massa al frente del Ministerio de Economía?.

-El problema no es Massa. Esto es como el problema de inseguridad en Provincia, que es gravísimo. El problema no es Berni, el problema es el gobernador que no tiene la decisión política de defender a la ciudadanía.

El problema no es Massa. Esto es como el problema de inseguridad en Provincia, que es gravísimo. El problema no es Berni, el problema es el gobernador que no tiene la decisión política de defender a la ciudadanía. En lo nacional paso lo mismo, el Gobierno no tiene un plan.

En lo nacional, pasa lo mismo. El problema es el gobierno que no tiene un plan, una idea, que lo único que ha hecho es generar más inflación con "Plan Platita 1" como fue en la campaña del año pasado y el "Plan Platita 2" con todos los aportes discrecionales que le están dando a la provincia, ¿Cómo termina eso? O endeudándose o emitiendo y generando más inflación que la paga el que menos tiene.

Ahora se está atravesando una primavera que, por el bien de los argentinos, esperemos que no termine mal, pero hay un gobierno que no ayuda con las peleas entre el presidente y la vice o con un jefe de bloque que no vota las medidas que manda el gobierno y después renuncia. ¿Cuál es el rumbo de esto?

-¿Qué preferiría para el proyecto presidencial de Juntos, enfrentar a Massa o a Cristina?

-Es lo mismo, es el kirchnerismo. Nosotros vamos a competir por una alternativa que integre a la Argentina al mundo que requiere de cinco cosas que tenemos; energía, minerales, alimentos, talentos y turismo. Esas cinco variables podrían generarnos los dólares necesarios para no tener problemas de reservas. 

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 5
    Pepe Canteros
    Hace 14 días
    19:39
    Pero Macri tiene las carpetas de los pedofilos, los adictos y los gay de closet que abundan en Cambiemos-.
    Se hace lo que el repite de sus jefes o terminan como los K
    Responder
  • 4
    observador
    Hace 14 días
    08:28
    Eso no le impide anotarse cuando quiera. Entonces para que decis hay que creerle? Es totalmente irrelevante colorado chicanero.

    No olviden esto palomas: es posible Macri no pueda ganar. Pero no tengan duda puede decidir quien pierde. Ojo.
    Responder
  • 3
    tempus
    Hace 15 días
    00:24
    Claro Sr. Santilli, como cuando le creímos en 2015 que iba a eliminar el Impuesto a las Ganancias sobre los salarios de los trabajadores... quien miente una vez, miente mil veces, así que váyanse al demonio.
    Responder
  • 2
    jose.colella.87
    Hace 15 días
    21:27
    Te va a ganar la interna Ritondo, Santilli...
    Que error (otro mas) el de Larreta de no ponerte a correr en CABA
    Responder
  • 1
    dylan25
    Hace 15 días
    19:54
    Increíble que está tenga chance de algo, no puede ser que estos fracasados quieran volver a gobernar después del desastre que hicieron,

    normalmente habría que pegarles una parada en el culo y que intenten volver en alguna lista sábana dentro de 20 años...
    Responder